CONJUNCIÓN DE PLANETAS EN ACUARIO: NOS SEGUIMOS PREPARANDO PARA EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA ERA

Comparto este material que recibí de mi Maestra Sandra Román!
Bendiciones
amanecer3

CONJUNCIÓN DE PLANETAS EN ACUARIO: NOS SEGUIMOS PREPARANDO PARA EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA ERA
En los últimos días me he estado sintiendo rara. Triste. Entre otras cosas, el tremendo calor que soportamos en pleno otoño me hizo sentir desesperanzada, sabiendo que aún la cantidad de personas que estamos trabajando para detener la destrucción del planeta no parece ser suficiente, ya que quienes deberían tomar acciones concretas no lo hacen, por ambición y por ceguera.
Y entonces comenzaron a aparecer personas en mi vida que me comentaron de un hecho especial que está sucediendo en el cielo. Neptuno (el planeta de las percepciones expandidas), Júpiter (regente que potencia lo que tiene a su lado y quien nos aporta maestría espiritual) y Quirón (símbolo de l@s sanador@s herid@s) están reunidos en Acuario, donde también se encuentra el Nodo, irradiando energías que ofrecen sanación y trascendencia en todos los niveles de nuestra existencia.
“Además de proporcionar oportunidades para la sanación, este portal abre nuevos umbrales de percepción, lo que permite vislumbrar marcos de tiempo futuros; fortalecer e incrementar las habilidades psíquicas; abrir el acceso a nuevas formas y niveles de abundancia; y poner en marcha un renacimiento cultural que da origen al Nuevo Tiempo profetizado por videntes a través de la historia”, dice un material que me envió Marina y que pertenece a Celestial Vision, una web muy interesante que habla acerca de los cambios que se están gestando en los comienzos de esta nueva era.
“Lo que he estado pensando acerca de la conjunción es que para nuestro propósito pareciera una configuración visionaria y sanadora, con elementos de expansividad, gracia, poder de ensoñar, inefable fragancia unida al optimismo y el potencial de dejar atrás antiguas heridas y dolores –me comentó por email Max Dashú, investigadora de la Diosa que muy probablemente asista a nuestra Conferencia de la Diosa en el 2010). Esto sucederá si evitamos los riesgos de los excesos, sobre-indulgencia, decepción, confusión e ilusión. Pareciera que estamos frente a un umbral pleno de potentiales, en el momento justo, en el cual podemos obtener claridad, mientras nos preparamos para las intensas configuraciones que pronto tendrán lugar en otros signos cardinales, durante los próximos dos años. ¡Necesitamos la inspiración visionaria!”
Vicki Noble comenta en un email que ha enviado a propósito de esta configuración, que la última vez que Neptuno, Quirón y Júpiter estuvieron juntos fue en el año 1945, cuando los Estados Unidos arrojaron las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, y esto marcó el final de la Segunda Guerra Mundial. También señala que no es casual que en estos momentos se haya generado una reacción global ante las actividades nucleares detectadas en Corea del Norte, tanto como la aparición de nuevas enfermedades que ponen de manifiesto la vulnerabilidad de la medicina occidental y la necesidad de desarrollar sistemas de sanación natural.
“Lo que fuera que ocurra dentro y fuera de nosotr@s, es innegable que trata de un momento poderoso en nuestra historia –dice Vicki-. La oración y la meditación grupal, y una visualización positiva serían un buen uso de estas energías, especialmente porque –de otra manera- Neptuno nos haría tender hacia la melancolía y la falta de esperanza. Una pausa en nuestras activididades cotidianas y un momento de reflección es lo que estos planetas nos están pidiendo. Estamos teniendo ciertamente una gran oportunidad de experimentar el Gran Misterio de algún modo, y realinearnos con lo que verdaderamente importa”.
“Neptuno, Quirón y Júpiter son potentes fuerzas espirituales, de modo que necesitamos utilizarlas bien –continúa diciendo Vicki-. Estoy orando por la armonía y la Paz sobre la Tierra, qué hay de ti? Ojalá que todos los seres podamos “realizar la Dakini”, como decimos en el Budismo Tibetano, lo cual básicamente significa abrir nuestros corazones y permitir que el “gran amor” prevalezca. Que todos los seres podamos conocer el final del sufrimiento y sentirnos bien”.
“La clave para entrar plenamente en estas energías es abrazar cada herida, cada experiencia, y abrirse a los mensajes que contienen –sostienen los de Visión Celestial-. Si están dispuest@s a avanzar más allá de las trampas físicas de su vida, el plan espiritual de su misión se revelará durante este tiempo. Este plan contiene una lente que pone su plan de vida en enfoque y l@s ayuda a entrar en comunión directa con su yo superior y con los aspectos de su ser que existen a través del tiempo”.
Que la Diosa n@s bendiga a Tod@s!
Con cariño
Sandra