Alas: ¡Abróchense Los Cinturones! 14 de Junio de 2009 Por Karen Bishop

Comparto este maravilloso material de Karen,yme identifico totalmente con su contenido, como siempre!

Desconectado ~ Karen Bishop
Extracto del Libro “El Compañero de la Ascensión”
por Karen Bishop

¿Alguna vez te has sentido un poco excluido? ¿Como si estuvieras tal vez solo en una isla? ¿O tal vez que las cosas se estaban moviendo energéticamente, y luego se detuvieron de repente? ¿Alguna vez has tratado de avanzar, y fuiste detenido bruscamente por alguna fuerza invisible que simplemente no dejaba que nada se manifestara para ti? Durante este tiempo, ¿has sentido muy poco apoyo?

Llega un momento con el proceso de ascensión cuando somos básicamente desconectados. La energía que introduce las vibraciones superiores y esta energía con la que solemos conectar para poder crear y avanzar, simplemente se siente ausente. Hay varias razones para esto. Básicamente, está ausente. Y cuando se producen estas fases, puede ser bastante incómodo, ya que nos hacen sentir impotentes. Y la impotencia es uno de los estados vibratorios más bajos en los que podemos estar.

Podemos sentirnos desconectados cuando las energías se están re-ajustando. Este es un patrón regular con el proceso de ascensión. Pasamos por un período de gran movimiento, y luego… nada excepto por una energía de señal de alto. Este período de desconexión se produce porque mucho se está re-alineando y preparando para la siguiente etapa de movimiento. En los niveles superiores y en los niveles físicos inferiores también, las cosas se están poniendo en sus lugares para nuestra llegada. Es como si se nos estuviera preparando una cama donde recostarnos.

En este sentido, se nos prohíbe avanzar por una muy buena razón. No querríamos avanzar hacia un espacio o una Nueva situación, y luego tener que salir de ella para ir a una que sea más apropiada. Las cosas se están preparando. Las energías, por así decirlo, están en otra parte con una tarea diferente que será altamente beneficiosa para nosotros en el futuro próximo.

Hace varios meses, tuve que registrar mi coche en el estado de Arizona, pues me había mudado aquí unos meses antes y todavía tenía cosas que actualizar. Tratando de ser una buena ciudadana, fui al departamento de vehículos motorizados e “intenté” cumplir con esta tarea aparentemente fácil. Bueno, evidentemente, yo había llevado los documentos equivocados, y me mandaron a casa. A los pocos días, lo intenté de nuevo, pero las filas eran increíblemente largas, así que decidí esperar. Mientras estaba en un pequeño pueblo vecino más o menos una semana después, pensé en ir al departamento de vehículos motorizados, pues la espera sin duda sería más corta. Al estar esperando por un rato, pronto llegó un empleado al lugar y declaró que tenían una situación muy inusual a mano, y que de repente se encontraban con muy poco personal, ¡por lo que muchos tendríamos que ir a casa!

Bueno, está bien. Sin duda algo estaba ocurriendo en cuanto a la situación de mi coche. Pero terca yo, decidí intentarlo una vez más. Mientras estaba en el muy pequeño pueblo de St. John’s, Arizona, unos pocos días después, lo intenté de nuevo. Yo era literalmente la única en la oficina ese día. “¡Ah, perfecto!”, pensé para mí. Bueno, ¿adivinen qué? Apenas llené todos mis papeles me dijeron que las computadoras acababan de caerse, estarían fuera de servicio quién sabe cuánto tiempo, y no pude completar mi tarea.

En las siguientes semanas, mi coche de repente se descompuso y terminé teniendo que comprar uno nuevo… así que al parecer todo estaba en orden. (¡Y terminé comprando un coche nuevo, sin ninguna fuente de ingresos y sin tener ningún crédito, ya que no tengo ninguna deuda!) Aunque es un ejemplo menor de la energía de señal de alto en funcionamiento, puede afectarnos en todas las áreas de nuestras vidas, pues parece que literalmente se nos retiene.

Cuando llega la fase de desconexión, puede sentirse muy incómodo. No importa lo que hagamos o qué acción tomemos durante este tiempo, parece que no llegamos a ninguna parte. Otra manifestación en tiempos de desconexión, es una falta de apoyo. Las finanzas parecen paralizadas. Nada parece llegarnos de ninguna manera. Es como si todo hubiera llegado a un gran alto.

Una vez que sabemos y entendemos lo que está pasando y por qué, puede ayudar a aliviar la frustración de la energía inmóvil. Si podemos confiar en que esta fase se está produciendo con el fin de preparar mejor nuestro lugar en el futuro, podemos saber entonces que en verdad, realmente se nos está apoyando. Como seres humanos, tendemos a estar a cargo de nuestras creaciones y ser quienes hacen que las cosas sucedan. Ahora aparentemente sin este poder, podemos sentirnos inútiles y casi como si nuestras varitas hubieran sido confiscadas o como que se nos castiga por alguna razón desconocida.

Pero algo que sabe más que lo que sabe nuestra mente está muy ocupado creando y alineando las cosas justo para nosotros. Tal vez se trata del control… una necesidad de estar al mando. Pero a medida que conectamos más y más con la Fuente, aprendemos a confiar que la Fuente puede hacer mucho del trabajo por nosotros. Simplemente tenemos que dejar ir y permitir, y saber que a pesar de que nada parece estar sucediendo para nosotros ahora, lo estará muy pronto.

Si has elegido esta página, debes saber que todo está en divino y perfecto orden. Aunque puedes sentirte desconectado, las cosas en realidad están entrando en posición para apoyar tu próxima fase. No querrías avanzar hacia una situación que podría cambiar pronto, junto con la tuya propia. Al confiar que el Universo está de tu lado, pronto te encontrarás en un espacio Nuevo y diferente que es perfecto para ti.

Con mucho amor y gratitud,
Karen.
Alas: ¡Abróchense Los Cinturones!
14 de Junio de 2009
Por Karen Bishop
Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo

¡Bienvenidos!

Este jueves pasado (11 de junio), mientras me preparaba para acostarme, mi compañero estelar apareció con un mensaje. Yo acababa de mostrar mi propiedad en venta ese día, y supuse que él querría indicarme algunas cosas de las que tenía que ser consciente, o tal vez que serían útiles en lo que respecta a los sucesos del día, ya que éste era su patrón habitual… siempre útil para ayudarme de cualquier manera posible. Pero esta vez, me esperaba una sorpresa.

Más bien, él afirmó enfáticamente que habría un giro de acontecimientos que cambiaría todo para mí, y que estaba a la vuelta de la esquina. ¿Qué exactamente quería decir eso? Yo había estado viendo este mismo escenario durante varias semanas e incluso meses para todos nosotros, pero nunca había escuchado esto directamente de él. Y cuando él me dice algo, nunca se equivoca. Me lo estaba diciendo él mismo ahora, porque ahora finalmente era el momento para irnos.

Al examinar las dimensiones y las energías más específicamente, una sorprendente imagen se desplegó. Mi compañero no-físico también había dicho que había un lugar muy especial que se estaba preparando para mí, y todas las piezas estaban casi en su lugar. Me mostró una hermosa tierra de paz y serenidad, un hogar muy nuevo, y un nuevo hogar especial que está siendo “preparado” por muchos seres amorosos… todo para mí. Todo se estaba poniendo en marcha, y yo no tenía que hacer nada intencionalmente para llegar allí.

Yo realmente estaba casi lista para “ir” a algún lugar nuevo, decir adiós a todo lo que había experimentado y lo que había vivido hasta ahora, y así llegar a una nueva tierra. Hace varios años tuve una experiencia similar. Recuerdo haber visto una visión muy clara de mí, despidiéndome de todo lo que había conocido, y dejando este mundo. En ese momento, yo realmente no sabía de lo que se trataba la ascensión, y por lo tanto me asusté mucho. Pensé que probablemente me estaba preparando para morir, sin saber aún que morimos mientras estamos vivos a través del proceso de ascensión.

Este tipo de partida dramática se produce cuando estamos listos para entrar en una realidad muy nueva y una meseta muy nueva. Como describo en “La Puerta del Cielo”, el nuevo mini-libro electrónico disponible en este sitio web, hemos estado subiendo peldaño tras peldaño de la escalera de ascensión ya por varios años (dejando ir poco a poco), y finalmente hemos llegado a una meseta muy nueva. A diferencia de un peldaño, una meseta es bastante dramática en el sentido que dejamos todo atrás, y en efecto llegamos a algún lugar increíblemente diferente, muy lejos de todo lo del viejo mundo y del pasado. Y es allí que todas nuestras necesidades son siempre cubiertas. Desde esa primera partida importante que yo experimenté hace muchos años, esto ha seguido siendo cierto para mí sin excepción, y por lo tanto, sé que es cierto para cualquiera que llegue a este nivel.

Este mismo escenario se está produciendo ahora otra vez. Pero sepan también que se manifestará de manera diferente dependiendo de donde cada uno de nosotros esté residiendo dimensionalmente.

Cuando yo tuve esta experiencia hace algunos años, me sentí muy sola, pues me sentía como si estuviera yendo a alguna parte y dejando todo y a todos atrás. Fue extremadamente incómodo, ya que no había muchos en mi posición en ese momento. Pero entonces un día en medio de mi pánico, de pronto me quedó claro que todos vamos a ir eventualmente, aunque sea en diferentes momentos y de diferentes maneras. Y es por esto que estamos evolucionando tan rápidamente a ser los ángeles de la tierra, para poder ayudar a los demás a llegar donde nosotros estamos ahora.

Así entonces, ¿dónde está este nuevo lugar y nueva realidad que llegarán muy pronto, y cuál es el súbito giro de acontecimientos que va a cambiar todo?

En este punto de nuestro viaje, muchos de nosotros hemos dejado ir casi todo (ya sea intencionalmente o no)… trabajos, personas, relaciones, fuentes de ingresos, planes futuros, y literalmente, prácticamente todo. Esto se debe a que no podemos cruzar la frontera con todas nuestras maletas. Estamos empezando muy nuevos. ¿Lo recuerdan? Esto es lo que hemos querido y nos hemos estado quejando de que no ocurre ya desde hace bastante tiempo.

Debido a que no queda casi nada para muchos de nosotros, podemos sentirnos muy vacíos en este momento. Tal vez nos sentimos agotados, cansados, desconectados de nuestra Fuente o incluso de nosotros mismos, y nos sentimos como que estamos colgando en el aire, flotando de aquí para allá sin sentido de dirección y sin mucho que nos anime a seguir adelante. Debido a que hemos dejado ir todo, y nos estamos preparando para empezar de nuevo con una pizarra muy limpia, ¡es posible que de hecho ni siquiera sepamos cómo se verá lo “muy nuevo”!

Hemos soportado mucho estos últimos años, e incluso a lo largo de nuestra vida entera, si vamos al caso. Ha sido un largo recorrido y hemos hecho bien nuestro trabajo. Hemos elevado con éxito el planeta hasta una vibración que solíamos encarnar, y ahora tenemos que partir hacia pastos más verdes y nuevas realidades (y de nuevo, vamos a ayudar a quienes residen en las dimensiones inferiores para llegar adonde estamos nosotros, por lo que el viaje continúa… sólo que ahora será mucho más fácil).

En este sentido, nos hemos ganado nuestra aparente jubilación y nuestros relojes de oro, y realmente, nuestras alas de ángel. Es por eso que ahora nuestros nuevos espacios se están preparando con tanto amor para nosotros, y nosotros no tenemos que hacer nada. Somos tan reverenciados por el cosmos por lo que hemos emprendido y logrado, que ahora se nos concede nuestro Cielo en la Tierra, y se lo está preparando para nosotros ahora. Aunque nos corresponde a nosotros crear nuestra nueva realidad, el espacio sin embargo está siendo preparado por manos muy amorosas. De esta manera, hay muchas piezas que deben ponerse en posición, y como he dicho tantas veces en las semanas anteriores, debido a que éste es un movimiento monumental, está tomando un tiempo.

Lo que se va a desplegar para nosotros muy pronto, serán cosas muy diferentes en verdad. A esto es que mi compañero no-físico se refería cuando dijo que todo va a cambiar. Es por esto que he estado escribiendo ya por muchas semanas, que no podemos crear mucho en este momento, porque si lo hiciéramos, simplemente tendríamos que deshacerlo porque todo será pronto muy diferente. Es por esto que casi nada está funcionando para nosotros ahora, y por qué estamos experimentando la energía de “señal de alto” en casi todas las cosas. No se está permitiendo que llegue nada a nosotros, a menos que esté específicamente relacionado con nuestro muy nuevo yo y muy nuevos emprendimientos, y aun así, estas nuevas manifestaciones están llegando como pasos de tortugas en melaza. Se nos está protegiendo mucho.

Casi a diario, tengo un nuevo “¡Ajá!”. Así que aunque pueda parecer que casi nada está pasando para mí, me estoy dando cuenta de cosas y abriéndome a un mayor nivel de información rápidamente. Otro resultado divino de este inusual espacio en que nos encontramos, es la experiencia de estar en nuestros centros, estar en el ahora, y confiar que todo está en divino y perfecto orden. Yo nunca he experimentado, en todos mis años de escribir estos mensajes, a tantos de mis lectores en un espacio amoroso y mágico de confianza y de fe, o conectando con su yo angelical, y encarnando una energía tan amorosa y mágica. Es divino de ver… sus cartas son en verdad increíbles y es una alegría leerlas cada día. Muchas gracias… me siento tan bendecida de tenerlos como familia.

¿Necesitamos saber y planear nuestros muy nuevos emprendimientos y nuestras muy nuevas contribuciones y nuestros muy nuevos yos? ¿Depende de nosotros?

Muy pronto, se nos concederán extrañas e imprevistas fuentes de ingresos, llegarán oportunidades nunca antes pensadas, recibiremos ofertas inusuales, se nos darán increíbles regalos, y entonces tendremos que tomar algunas decisiones y decidir en qué dirección queremos ir. Grandes cambios y muy nuevas direcciones llegarán para muchos de nosotros. Serán nuevas todas las cosas, y vamos a sentir como si hubiéramos dejado una realidad y experiencia y ahora estamos comenzando algo muy nuevo y diferente…. muy fresco y limpio…. y como si estuviéramos empezando de nuevo con zapatos nuevos y en un mundo nuevo.

¿Cuándo, oh cuándo sucederá esto? Estas cosas son imposibles de predecir con exactitud. Esto se debe a que siempre, pero siempre, depende de nosotros. Sí, el solsticio de Junio sin duda nos anclará en esta nueva realidad de una manera muy nueva, pero siempre parecemos querer tomar el camino que permita estar a bordo a tantos como sea posible… ¡retrasando así las cosas a veces por años! No, esta vez no serán años, como saben la mayoría de ustedes.

Una vez que las nuevas manifestaciones y nuevas aperturas empiecen a llegar, las cosas se van a acelerar, porque estamos todos conectados. Es entonces que estas recién purificadas personas y lugares conectarán con nosotros, en una manera más prístina y perfectamente combinada. He estado escuchando ya por semanas, que mi pareja o compañero perfecto debe llegar muy pronto, pues en el nuevo mundo y nueva realidad, nuestras experiencias serán tan diferentes y tan divinas en verdad. Se tratará todo acerca de combinaciones purificadas en vibración, en otras palabras, un Cielo en la Tierra.

Aunque las cosas parecen ahora estar en suspenso, eso no significa que ciertas cosas que estábamos planeando manifestar simplemente no ocurrirán. Algunas cosas sí y algunas cosas no. Y una vez más, para aquellos de ustedes que han estado preocupados sobre si me refiero a que vamos a dejar atrás nuestros cuerpos o que una nave espacial está viniendo para sacarnos de aquí, eso no es lo que estoy diciendo.

Cuando mi compañero estelar dijo que un nuevo hogar se estaba preparando para mí, no quería decirlo literalmente. Sí, algunos de nosotros nos trasladaremos a nuevos y diferentes lugares de la Tierra que se ajustan más perfectamente con quienes somos ahora y lo que pronto vamos a crear, pero también podemos crear estas cosas justo donde estamos ahora. Cuando mi compañero me dijo que yo sería retirada de esta realidad y sacada de aquí, no quería decir que me iba a ir en una nave espacial. Existen dimensiones dentro de las dimensiones. Cuando dejamos una dimensión, vamos a otra dimensión aquí mismo en la tierra. Vamos a través, no hacia arriba y lejos. Así, vamos a ir al Cielo en la Tierra, y luego a ayudar a quienes están listos, para llegar adonde nosotros estamos. Para una explicación muy detallada de cómo vamos a ayudar a otros, los invito a descargar “La Puerta del Cielo” en este sitio web. Si actualmente se encuentran apretados de dinero, sepan que se ofrece sólo por una donación.

¿Han alcanzado su límite? ¿Se han quedado sin combustible? ¿Se sienten vacíos y perdidos? ¿Están inusualmente cansados o agotados o tal vez con una sensación de frío sin poder calentarse? Sepan que estos son únicamente indicios de una inminente transición, ya que estamos sin duda muy cerca de experimentar un tanque lleno de combustible, tocar el borde de una nueva frontera, y la oportunidad de descubrir quiénes somos realmente y lo queremos contribuir y crear.

Con mucho amor y gratitud,
Karen

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo

Nuevo sitio de Karen Bishop “Emergiendo Los Nuevos Ángeles de la Tierra” http://www.emergingearthangels.com
Todo su material pueden descargarlo en archivo Word desde su sitio en español http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Etiquetas: alas, karen bishop

LA ONDA ENCANTADA DEL VIENTO BLANCO

Otra info para disfrutar de este Viento!arbolhusped

LA ONDA ENCANTADA DEL VIENTO BLANCO

He visto a veces, que guardan la vida en espacios cerrados, y que se llena de polvo, y estorba ese espacio en que algo permanece ajado y seco, sin que la puerta se abra. He visto pareceres, ideas y creencias apolilladas, filosofías atadas con la terquedad del estancamiento, he visto principios inamovibles que insisten en limitar los pasos, cerrar algunas vías para siempre, quedándonos prohibidas. He vivido recuerdos por siglos, que se guardaron inermes, como una foto vieja y se pusieron sepias, hasta desprenderse trozos que arrancaron la cejas o los ojos o las manos del retrato de alguien, y se siguió guardando, y la persona del cuadro insistía en estar ahí mismo, cuando ya no era la misma o ya no estaba. Me ha tocado pasar por los cercos de las experiencias ajenas, que como parámetros rígidos me conducían hacia un fin único y determinado, me refleje en un ego que construí con parches desde el sueño, desde la obligación, desde el permiso que me otorgaron otros, desde el temor del que no pudo y no me dejó poder. Así me la pasé por tiempos, a veces tan convencido de que el camino iba bien, a veces enfervorizado con una luz externa y que a cada paso mío, se alejaba otro suyo, así me aprendí algunos credos y otras tantas maneras, así me sumé a redadas y a columnas de humo, así de una forma y de otra, me cambié de uniformes, de equipajes, de insignias, de visiones de mundo, de hábitos y cortes de pelo, así me sume a las filas invisibles y las de una venta de liquidación, me creí tantas veces haber hallado respuestas con las que me quedaría para siempre, me creí tantas veces unido al gurú o al santo que me daría la vida que yo me andaba buscando, y en todas esas veces de lo uno y de lo otro, siempre terminé por ahogarme, terminó por faltarme el aire, aunque la jaula fuera de oro, fuera de nubes de algodón dulce, de palos o de secretas doctrinas, siempre acabé por ahogarme, por sentir la necesidad de respirar más aire, otro aire, de deshacerme del orden que era imposible si la meta era el infinito constante, entonces apareció el Viento. Bastó abrir las ventanas para descorrer el velo estático, para infundirle nueva vida a los recuerdos viejos, para inflar los manteles que cubrían las ansias, para remover los papeles guardados por tanto y si el Viento era fuerte, de una sola vez se llevó por los aires todas las paredes del templo o del bunker que me había construido o construido otros, siempre fue el Viento que infló otra vez las velas para viajar más lejos, para romper las amarras que pretendían fijar a la tierra mis pasos, siempre fue el Viento que vino a liberarme.
En esta Onda Encantada, es la sabiduría del Viento la que viene a iluminarnos, el Viento que da vida, que se pasea constante por la tierra entera, que va por todas partes, que no puede apresarse, es el Viento que lo mismo dibuja esculturas en el hielo más alto, hace serpear las dunas del desierto, mueve las hojas del árbol, desordena los cabellos de tu hija, se lleva los papeles triunfantes que desprende de las manos de alguien, provoca vibraciones eléctricas en el agua, sacude las cortinas de la ventana abierta, azota la puerta al cerrarla, se lleva las semillas y los mínimos pétalos de una plumilla blanca, es el mismo viento que silba entre los bosques, que hace levantarse la olas gigantes, que remece las cuerdas de mil voces, el mismo, el mismo viento que hace aquí el milagro y lo hace allá, al otro extremo de este mapa que parece fijo y sin embargo, el viento barre a cada instante. De esa sabiduría del Viento han de llenarse estos días, para que te dejes llevar por la vida, para que no te guardes, para que recuerdes tu pertenencia al cosmos infinito del que tú eres parte y del que yo soy parte y todos, de ese Viento que anima, que es el ánima constante y que no es un ángel de ojos amarillos ni un señor muy gordo con sus pómulos inflados, ni es Eolo ni nadie, sino sólo aire, sino sólo el alma del planeta que arrastra nubes y volantes, que eriza tu piel y refresca el calor abrazante, que despeja el cielo y trae la nubes amenazantes, es el Viento que debiera ser el dueño de toda nuestra vida, para que sea libre, para que se desate de todo cuanto pueda apagarla, para que simplemente viaje, porque la infinitud del universo no puede limitarse y por lo mismo ordenarse, porque cualquier orden es pasajero, impermanente como el cosmos, porque de viento la vida es más vida, porque de viento la voz dice lo que alma guarda y aquí nada se guarda, aquí mientras más libre, más viento te haces y eres la vida misma, y entonces si así eres, animas, das esa vida a todo ser sobre la tierra.
En esta Onda Encantada hemos de dejarnos llevar por el viento, a algunas les hará falta una tormenta, a otros, una brisa acariciadora y blanda, a algunos un viento helado que los haga remecerse enteros a otras un aire tibio que devuelva calma, a cada uno su viento, para ventilar los espacios encerrados, a cada uno su viento para rejuvenecerse enteras y enteros, para liberar los prejuicios, los rencores guardados, las amarguras tatuadas en la uñas, las certezas que no pueden tocarse, deja todo en el marco de tu ventana abierta para que se lo lleve el viento, nada que sea hoy será mañana y nada que no sea, no podrá serlo más rato, nada que ya fue lo fue para siempre, todo lo que no fue ya no será, dejar que el viento venga y entregarse a él para ascender un poco más en la conciencia pura. Al borde ya de la misión de este año, el viento te ha venido a ofrecer el espíritu de la vida, el ánima del universo. Abre todas las ventanas de tu alma, los brazos, las alas, inhala muy hondo, mucho, más que de costumbre y siente toda la maravilla de estar viva y de estar vivo, y exhala largo, exhala un amor a todo ser sobre la tierra y hazlo otra vez y otra vez y otra vez, y entonces estaremos todos en la misma, y si esos todos somos un poco más cada día, será el viento, el espíritu del Padre que despierta nuestro recuerdo sagrado
DRAGON RESONANTE ROJO