Hathors ~ La Casa de las Relaciones. Parte II.

Hathors ~ La Casa de las Relaciones. Parte II.

La Cocina de la Esperanza y la Desesperación

En algún lugar de la Casa de las Relaciones está la cocina. Aquí es, por supuesto, donde preparamos lo que nos nutre. Conozco a un psiquiatra de Nueva York que tenía una cocina en su consultorio. Después de una sesión de terapia, llevaba a su paciente a la cocina y le convidaba un poco de sopa que él mismo había preparado, de una receta secreta que había perfeccionado a lo largo de años. Creía firmemente que su psicoterapia era más eficaz porque sus pacientes recibían una nutrición física que había sido preparada con amor y a conciencia.

En la cocina de las Relaciones los ingredientes con que hacemos nuestra sopa son el cómo nos hablamos uno a otro, cómo nos tocamos, y cómo hacemos los miles de pequeñas cosas por el otro – o en contra del otro.

Compartimos esta sopa cada día que pasamos con otra persona. Y las emociones y formas de pensamiento que experimentamos uno con otro se metabolizan como parte de nuestra fisicalidad tal como los nutrientes de la comida que comemos. La tonalidad emocional de nuestras relaciones puede elevarnos, mantenernos atascados en lo mismo de siempre, o tirarnos abajo. Así nuestra manera de ver la vida y a nosotros mismos se ve directamente afectada por la esperanza o la desesperación que diariamente comemos emocionalmente.

Hombre Versus Mujer

Hace unos meses ví una calcomanía en un paragolpes.

Decía : Las Mujeres son de Venus, los Hombres son Idiotas.

Imagino que la dueña de la camioneta azul había terminado de una vez por todas con sus compañeros masculinos. En verdad, las relaciones hombre-mujer pueden ser un gran desafío, aunque no sea más que por pura biología. Nuestros cerebros trabajan en forma diferente y nuestras hormonas son diferentes – todo lo cual significa que vemos y experimentamos el mundo en forma radicalmente distinta.

La etnobióloga Terrence McKenna, ya desaparecida, dijo una vez que la testosterona (hormona dominante en los hombres) realmente tiene sólo tres preguntas. Cuando un hombre conoce a alguien, su biología más profunda pregunta: ¿Lo puedo coger? Si no lo puedo coger, ¿lo puedo comer? Y si no lo puedo comer, ¿lo puedo matar?

Se entiende que esto es una super simplificación, porque no todos los hombres encajan en esta descripción, pero tiene algo que recuerda a la conducta masculina. Para colmos, muchos hombres parecen tener un profundo deseo de inseminar a tantas hembras como les sea posible. Esto va en violento contraste con lo que generalmente desean las hembras, un macho único con quien anidar. Y todo esto, al menos según los biólogos, data de nuestras raíces evolutivas.

Yo creo que algo esencial para los hombres y mujeres que sostienen relaciones es entender que de veras experimentan el mundo en forma distinta. Y muchas de estas diferencias tienen origen en su biología peculiar – en el aparato, por así decir.

Ahora bien, algunas de las diferencias entre hombres y mujeres son algo difusas cuando se trata del tema naturaleza versus nutrición – cuánto de nuestra diferencia se debe a la biología y cuánto a la forma en que nos socializan. Todavía no se alcanzó un veredicto, pero los psicólogos de niños han hecho algunas observaciones interesantes.

A un grupo de nenas y nenes de menos de dos años, que no hablaban aún y se presume que tenían poca socialización, los dejaron frente a un televisor a ver dibujitos. Por alguna razón que no era conocida para los niños, los dibujitos desaparecieron y la pantalla quedó vacía. Las nenas gatearon hasta el televisor y trataron de hacerlo funcionar, pero al fallar en sus esfuerzos casi todas se ponían a llorar.

Cuando los nenes se acercaban al televisor y no lo podían hacer funcionar, se ponían a pegarle y patearlo. Parecería que hay alguna diferencia inherente entre los sexos cuando se trata de manejar frustraciones.

También hay diferencias fundamentales en la forma en que nuestros cerebros manejan la información. Algunos neurólogos han estimado que una mujer promedio (vaya a saber qué será eso) tiene 23% más conexiones en el corpus callosum que el hombre promedio (de nuevo, se ignora qué es eso). Lo que nos quieren decir es que las mujeres tienden a tener más canales de comunicación abiertos entre los dos hemisferios cerebrales. Un efecto de esto es que tienen mayor capacidad que los hombres (en general) para comunicar sus sentimientos a través del lenguaje.

Sin embargo creo que algunas de las diferencias entre hombres y mujeres son el resultado de la socialización. Recuerdo una tarde de verano hace años cuando mi hijo menor, que tenía entonces siete años, había venido conmigo en canoa. Al volver al muelle y bajar, se cayó y se golpeó la pierna contra la reja con un fuerte ruido. Se tomó la pierna e hizo un gesto de dolor. Se le cayeron unas pocas lágrimas de los ojos por la intensidad del dolor, pero no dijo una palabra. Verlo me sacudió. Aunque yo nunca le había dado un mensaje de que los chicos grandes no lloran, por lo visto de algún lado lo había recibido.

Hay unas pocas leyes masculinas que están implícitas entre hombres. No llorar y no mostrar vulnerabilidad son por cierto dos de las más importantes. Pero esta renuencia innata (o a veces incapacidad) de los hombres de mostrar sus sentimientos y su vulnerabilidad es problemática en las relaciones entre hombres y mujeres. Por un lado, las mujeres – y esto es una generalización amplia – tienden más hacia la interconexión en su relación. Compartir los sentimientos y la vulnerabilidad emocional que a veces traen, es un marcador importante para validar la relación. Los hombres, por el otro lado, tienden más hacia la autonomía, y pueden sentir que la vulnerabilidad emocional es amenazante – según haya sido la experiencia de vida de ese hombres en tales cuestiones.

Es una súper-simplificación decir que los hombres confían más en el pensamiento que en el sentimiento, en tanto las mujeres confían más en el sentimiento que en el pensamiento. Pero algo de verdad hay en ello – lo que no estoy seguro es cuánta. Como psicoterapeuta, diré que ha sido muy común que mis pacientes femeninas se quejen de que sus parejas están siempre en lo mental y que se niegan a sentir o no pueden hacerlo. Esta falta de acceso al sentimiento, en general presentaba problemas en la relación.

Por otro lado, he conocido muchas mujeres que tenían el mismo problema, que eran incapaces de sentir, y vivían sus vidas emocionales en lo mental. Estas mujeres, aunque biológicamente femeninas, demostraban claramente rasgos masculinos sesgados desde la cultura. Por eso pienso que esto de pensamiento versus sentimiento tal vez no esté tan arraigado en el género como suponen muchos.

Creo que esto señala uno de los muchos desafíos en el área de la conducta basada en el género, especialmente que nuestros filtros culturales juegan su papel. Esperamos que los hombres se comporten de cierto modo y las mujeres de otro. En tanto esto a veces es así, a menudo no lo es. Confinar a alguien a estereotipos sexuales estrictos es esencialmente un tipo de prisión mental y social. En la realidad, algunos hombres actúan como mujeres (desde nuestra perspectiva socialmente sesgada) en tanto algunas mujeres actúan como hombres .Esto podría resultar de muchos factores, entre ellos, de su ánimus y ánima personales, como ya lo dijimos antes. Cualesquiera sean las razones, cuando una persona en un relación interpreta el mundo solamente a través del pensamiento y la otra lo hace solamente a través del sentimiento, se establece un terreno fértil para los problemas en la relación.

Los hombres en general tienen problema en sus relaciones con las mujeres por varias causas. En principio, como ya dijimos, tienden a evitar la vulnerabilidad emocional y por tanto no disfrutan de hablar de sus sentimientos. Esto es problemático para la mujer, porque ella, en general, usa los sentimientos como un barómetro para saber dónde está su relación.

Otro desafío en las relaciones hombre-mujer es que los hombres tienden a buscar soluciones cuando aparecen los problemas emocionales. Lo he visto una y otra vez en las parejas que vienen a terapia. Cuando la mujer trata de compartir algún material emocional difícil, invariablemente el hombre entra en pánico.

Los hombres tienden a ser autónomos y orientados hacia la acción. Cuando sus parejas están desesperadas, ellos quieren hacer algo para arreglarlo. Pero a veces, tal vez muy a menudo, cuando la mujer está compartiendo sus sentimientos no quiere que su pareja haga algo para arreglarlo. Lo que quiere es que la escuche, que la comprenda, y que sus sentimientos se validen en lugar de descartarse.

Negación y Orgullo

Casi nadie quiere admitir que hizo algo mal. Cuando a uno lo descubren haciendo algo que uno sabe que no debería hacer, suele mentir.

Recuerdo un incidente hace varios años, con mi suegra anterior. Ella era diabética y no debía comer golosinas, hábito que nunca pudo dejar. Una tarde, esperando un taxi, noté que hábilmente deslizaba algo desde la cartera hasta la boca. El marido la enfrentó diciendo “¿Otra vez estás comiendo dulces?”

“¡No!” dijo ella, con la voz distorsionada por el tamaño del bombón que tenía en la boca. Él tomó la cartera y la abrió, descubriendo una colección que hubiera hecho feliz a un niño en noche de Halloween.

Muchos, y me incluyo, funcionamos con lo que llamo el factor Merlín. No me refiero al Merlín famoso como mago, sino a nuestro perro de la casa. Merlín era un canino de razas mezcladas, parte San Bernardo, parte Gran Danés, parte sabueso y parte mastín. En su mejor época, Merlín pesaba cerca de 80 kilos y medía un poco más de dos metros del hocico a la cola.

Si uno lo dejaba, trataba de acomodarse en el regazo. También le gustaba mirar TV con la familia en la sala. No exagero: se sentaba en el sofá con las patas delanteras apoyadas en el piso. Así de grande era Merlín.

Pero su posición favorita era desparramarse en el sofá, a nuestro lado, detrás de nosotros y por encima de nosotros, cosa que desalentábamos, porque, bueno, era en parte sabueso y el olor de su cuerpo podía ser abrumador. Especialmente después de revolcarse en bosta de ciervo, cosa que adoraba hacer en los bosques que rodeaban la casa.

Esto era un ritual que teníamos que soportar varias veces por semana. Es lo que me hizo pensar que tal vez la psicología de la negación tenga raíces caninas. Verán: Merlín pensaba que si él no nos podía ver, entonces nosotros no podíamos verlo a él. De modo que desarrolló el método de escabullirse hacia el sofá, a lugares que sabía que no debía ir. Se trepaba al sofá hacia atrás; sí, iba hacia atrás. Y miraba para otro lado mientras lo hacía, como si ese truco lo hiciera invisible. Invariablemente, uno de los miembros de la familia decía “MERRRLIN” en el tono reprobatorio que los perros casi siempre entienden. Él nos miraba con cara de incredulidad – ¿cómo me vieron?

Creo que la negación en los humanos es así. Si simulamos no notar algo, tal vez los que nos rodean tampoco lo noten. Aunque esto pueda ser cómico a veces, en una relación es un verdadero problema, sobre todo en una Relación Sagrada.

En algunas relaciones la negación funciona. De hecho, sin ella algunas relaciones se harían pedazos. Pero una Relación Sagrada se construye sobre un cimiento de confianza mutua y verdad. Si no hay honestidad entre los dos, la Relación Sagrada no puede existir. De modo que la negación es una especie de toque a funeral para esta clase de relación.

Ser claro y honesto con respecto a todo, cada uno con el otro, puede requerir humildad. También puede ser bastante molesto, les confieso. Que nuestro compañero o uno mismo sea confrontado con una actitud o conducta que no sirve a la relación, es encontrarse cara a cara con el propio carácter – o más precisamente con los propios defectos de carácter.

Nunca olvidaré un comentario de una amiga que ya estaba en los ochenta años. “Todos tenemos defectos fatales; lo importante es qué hacemos con ellos. Eso es lo que cuenta.”

Una Relación Sagrada requiere una honestidad y una impecabilidad que pueden poner rápidamente al descubierto nuestras fallas ocultas y defectos. En tanto este tipo de auto-conocimiento es difícil de manejar, sin él no puede haber crecimiento psicológico y espiritual auténtico – al menos es mi opinión.

Para muchos de nosotros el problema es que ver nuestros defectos y fallas puede ser tan desalentador que simulamos que no existen y, si nos fuerzan a verlos, recurrimos al orgullo.

No estoy hablando del tipo de orgullo que tiene que ver con la autoestima positiva. Hablo del orgullo que esquiva los problemas. Cuando no hay más remedio que afrontar la conciencia de las propias fallas, a menudo el orgullo ayuda a zafar. Tal vez la palabra arrogancia sería mejor, aunque ambos vocablos pueden intercambiarse según el diccionario de mi computadora. La arrogancia aleja a la otra persona; crea una separación inmediata, y ante esa actitud los demás suelen darse por vencidos e irse.

Personalmente, encontré que me sirve ponerle apodos a mis diversas personalidades arrogantes. Uno de ellos es Charles Thomas. Esos eran los nombres de mi padre y mi propio ánimus (aspecto masculino internalizado) lamentablemente tiene algunas cualidades negativas, como la terquedad, por ejemplo. También tengo otro aspecto que es el del avestruz. Ya sabrán que los avestruces muestran una conducta peculiar ante una amenaza o un peligro. ¡Meten la cabeza en un hoyo en el suelo! Esta debe ser su versión de Merlín, el perro de mi familia, del que antes les conté.

En todo caso, dar apodos a estos aspectos de nuestra psicología ayuda a desactivar algo de la carga emocional. Pruébenlo. La próxima vez que uno de estos desagradables y mañosos yoes surjan de sus submundos psicológicos, escandalícenlos poniéndoles un apodo.

Ofrezco esta pequeña sugerencia porque cualquiera que intente una Relación Sagrada necesita conservar su humor. Necesitamos todos los recursos que podamos reunir. Y cuando surge un aspecto de uno mismo que no sólo es mañoso sino directamente negativo en sus efectos, es mejor que lo enfrentemos rápido. Los aspectos negativos propios pueden causar catástrofes en una relación, de modo que mi consejo es enfrentarlos directamente, y nada funciona tan rápido como el humor.

Quienes intentan vivir el experimento de una Relación Sagrada, lo hacen sin ayuda de mapas o de comprensión por parte de la cultura. Es, de hecho, la ruta menos transitada. Así que, de un viajero a otro, ofrezco este simple consejo práctico: la negación, el orgullo y la arrogancia pueden ser nuestros enemigos peores y más escurridizos. Pueden saltar en el momento más inesperado y cuando lo hacen, mi sugerencia es mirar hacia adentro profundamente. ¿Qué estás tratando de evitar y porqué?

Reflexiones Finales

Si hay un consejo que podría compartir con quienes vivimos en la Casa de las Relaciones, es buscar genuinamente comprenderse uno a otro sin proyectar nuestros deseos no asumidos sobre el otro. Y necesitamos celebrar las diferencias entre ambos. Después de todo, es nuestra característica única la que hace interesante la vida. Una relación que prospera no requiere que los dos hagan las mismas cosas, que vean o experimenten el mundo del mismo modo – siempre que haya aceptación, aprecio y respeto mutuos.

Finalmente, sepan que, de vez en cuando, el inodoro va a rebalsar. Lo que esto significa es simplemente que uno o los dos han tragado demasiado resentimiento (mierda) y ha llegado el momento de arreglarlo. Se entiende que es más fácil y menos sucio arreglar los resentimientos cuando son pequeños, pero si uno perdió la oportunidad de hacerlo y el inodoro ya no descarga como solía, es hora de actuar.

Se asombrarían de saber cuánta gente piensa que es señal de abandonar la Casa si hay problemas de cañerías o si las cosas se ponen emocionalmente difíciles. Para estas personas tengo tres pequeñas palabras: consíganse una vida. Asuman algo de responsabilidad. Sostengan una conversación con su pareja de corazón a corazón. Háganle saber lo que sucede, sin culpar, sin manipular y sin avergonzar.

Ahora bien: a veces puede ser su mejor opción irse de la Casa, poner pies en polvorosa y no volver nunca más. Si tu pareja te amenaza físicamente o si te abusa emocionalmente, harías bien en buscar la manera de salir huyendo. Algunas relaciones no merecen que se luche por sacarlas adelante. Algunas son tóxicas y deben abandonarse. Desgraciadamente, no tengo ninguna regla mágica que pueda indicar si tu Casa merece ser salvada o no. Sólo tú puedes decidir eso. Pero si tu pareja no quiere ni hablar sobre tus sentimientos respecto a la relación, e insiste en que todo está bien como está, cuando tú sabes en lo hondo de ti que no está bien, bueno, yo diría que es señal de que hay que hacer las valijas o, si no es posible irse, al menos encontrar formas de cuidarse, en sentido psicológico. En otras palabras, no dejes que una relación negativa socave tu propio sentido de ti mismo o tu autoestima.

Para los que elegimos quedarnos en la Casa de las Relaciones y encontrar el coraje y la gracia para permitir que cada uno de los dos sea quien realmente es, el resultado suele ser mágico. Los compañeros que han estado ocultos uno de otro por sus proyecciones psicológicas y sus resentimientos, de pronto descubren que se ven uno a otro claramente – a veces por primera vez.

Esas habitaciones de la Casa que estaban tan oscuras, de pronto se iluminan con la luz preciosa y duramente ganada de la conciencia de sí. Y las habitaciones cuyas ventanas daban a paredes de ladrillo, de repente se llenan de luz y sol, porque las paredes que nos separaban a uno del otro y del mundo simplemente se disuelven.

El Simbolismo Alquímico de Ánima y Ánimus

En algunas tradiciones alquímicas, especialmente las de Europa, el equilibrio entre Ánima y Ánimus se llama El Andrógino Sagrado y se representa por un hermafrodita – mitad hombre y mitad mujer. En algunas tradiciones esta figura se llama el Hermafrodita Sagrado, palabra que resulta de la unión de Hermes y Afrodita, rostros masculino y femenino de lo divino.

En la iconografía alquímica, la figura del Andrógino a menudo se presenta saliendo de un horno o de una hoguera, a veces con el sol y la luna sobre su cabeza. El fuego representa los fuegos alquímicos de la purificación requerida para lograr la piedra filosofal – un estado elevado de consciencia espiritual (al menos en las formas esotéricas de alquimia interior). En las formas exotéricas (o exteriores) de la alquimia, se creía que la piedra filosofal era un agente catalítico que podía convertir el plomo o los metales bajos en oro.

En la alquimia esotérica, el sol y la luna sobre el hermafrodita representan el equilibrio de los aspectos solar y lunar de la consciencia. Alquímicamente hablando, el sol representa lo masculino (ánimus) y el espíritu, en tanto la luna representa lo femenino (ánima) y la materia. La obra sagrada de la alquimia es equilibrar el sol y la luna para producir el Andrógino Sagrado o Hermafrodita, para obtener acceso a los reinos más altos de la percepción espiritual.

Esto está muy relacionado con la tarea de la psicología junguiana, aunque en la forma alquímica el contexto es espiritual. En la obra de Jung el contexto es psicológico – o tal vez psicoespiritual.

El uso del hermafrodita de la iconografía alquímica aparece también en otras tradiciones. Hay una forma de Shiva que es altamente andrógina. Shiva es el Señor de la Muerte, así como el Protector de los yogis, y en su forma andrógina está fundido con Shakti (el poder femenino del cosmos).

En su forma de Ardhanarishwara, Shiva es un hermafrodita, tanto macho como hembra, y se lo representa con genitales de ambos sexos. Este simbolismo inusual nos habla de uno de los secretos alquímicos más profundos del yoga tántrico – el gran poder espiritual que se gana cuando el masculino y el femenino interiores se conjuntan en equilibrio.

Este equilibrio de las propias energías internas es por cierto la tarea de algunos tipos de yoga. De acuerdo a la anatomía yóguica, tenemos tres canales sutiles que corren por nuestra columna vertebral hasta la parte superior de la cabeza. El canal central se llama sushumna y es el camino de Kundalini Shakti (que se representa como una serpiente enroscada de energía de vida y es de naturaleza femenina). Cuando ella se eleva por la columna, entra en la cabeza y se une con Shiva produciendo la iluminación o liberación.

A cada lado del sushumna hay dos canales. Uno se asocia con el sol interno (o el aspecto masculino de la consciencia), en tanto el otro se asocia con la luna interna (o aspecto femenino de la consciencia). El canal solar se llama pingala y el camino lunar se llama ida. Cuando las energías de ida y pingala están en equilibrio, el yogui puede captar una visión del Ser trascendente siempre presente.

El tema de equilibrar los aspectos masculino y femenino de la consciencia también aparece en el Budismo Tibetano, en la forma de Kalachakra, que describe la unión de deidades masculinas y femeninas en el acto de éxtasis sexual y espiritual. Desde el punto de vista del Kalachakra, este punto de equilibrio de masculino y femenino es la raíz de toda la existencia y de toda creación, ya sea humana como sobrehumana.

Si pasamos nuestra atención de las tradiciones orientales a la judeo cristiana, vemos el tema del Hermafrodita Sagrado que se repite en una ubicación sumamente insólita.

El Evangelio de Tomás es un manuscrito que estuvo perdido hasta la mitad del siglo veinte, cuando se lo descubrió en Egipto formando parte de lo que después se llamaron textos de Nag Hammadi.

En este Evangelio se cita a Jesús diciendo algo que tiene sorprendente parecido con el Sagrado Andrógino de la alquimia clásica y también con la forma Ardhanarishwara del Señor Shiva.

“Cuando consigas que los dos se vuelvan uno, cuando hagas lo interior como lo exterior y lo exterior como lo interior, y lo de arriba sea como lo de abajo, y cuando hagas que la hembra sea una y lo mismo, de modo que ni el macho sea macho ni la hembra sea hembra, … entonces entrarás (en el reino)”

No creo que este pasaje tenga nada que ver con la androginia física sino más bien que el reino es un estado mental de consciencia despierta que se obtiene cuando uno logra equilibrar los aspectos internos masculino y femenino de la consciencia.

http://tomkenyon.com

Conectar con la Inteligencia.

Conectar con la Inteligencia.

El don del pensamiento es lo más precioso que tenemos. Sin él, seríamos solamente otra especie animal. El predominio de la mente no es más que una etapa en la evolución de la conciencia. Necesitamos pasar urgentemente a la próxima etapa; si no, seremos destruidos por la mente, que se ha convertido en un monstruo.

Pensamiento y conciencia no son sinónimos. El pensamiento es sólo un pequeño aspecto de la conciencia. El pensamiento no puede existir sin la conciencia, pero la conciencia no necesita al pensamiento.

La iluminación significa levantarse por encima del pensamiento, no caer a un nivel inferior del pensamiento, el nivel de un animal o una planta. En el estado iluminado, usted todavía usa su mente pensante cuando la necesita, pero en una forma mucho más enfocada y efectiva que antes. La usa sobre todo con fines prácticos, pero está libre del diálogo interno involuntario y hay una quietud interior. Cuando usted usa la mente y particularmente cuando se necesita una solución creativa, usted oscila unos cuantos minutos entre el pensamiento y la quietud, entre la mente y la no-mente. La no-mente es conciencia sin pensamiento. Sólo de esta forma es posible pensar creativamente, porque sólo de esta forma el pensamiento tiene poder real. El pensamiento solo, cuando no está conectado con el reino mucho más vasto de la conciencia, se vuelve estéril rápidamente, insensato, destructivo.

La mente es esencialmente una máquina de supervivencia. Ataque y defensa contra otras mentes, recoger, almacenar y analizar información, eso es en lo que es buena, pero no es creativa en absoluto. Todos los artistas verdaderos, lo sepan o no, crean desde un lugar de no-mente, de quietud interior. La mente entonces da forma a la visión o impulso creativo. Incluso los grandes científicos han dicho que sus grandes logros creativos llegaron en un momento de quietud mental. El sorprendente resultado de una encuesta nacional entre los matemáticos más eminentes de Norteamérica, incluido Einstein, para conocer sus métodos de trabajo, fue que el pensamiento “juega sólo un papel subordinado en la breve y decisiva fase del acto creativo en sí mismo”.

Hay claramente una inteligencia trabajando que es mucho más grande que la mente. ¿Cómo puede una simple célula humana que mide 1/1.000 de pulgada contener instrucciones en su ADN que llenarían mil libros de seiscientas páginas? Cuanto más aprendemos sobre el funcionamiento del cuerpo, más descubrimos cuán vasta es la inteligencia que funciona en él y qué poco conocemos. Cuando la mente se vuelve a conectar con esto, se vuelve una herramienta sumamente maravillosa. Entonces le sirve a algo más grande que ella misma.

Celebremos la vida !!
Juan Carlos Fernández

MUDRA DE LUZ

Antes era recomendable meditar, HOY ES IMPRESCINDIBLE para lograr un estado mas elevado del SER. Vamos a despertar nuestros cuerpos de luz y convertirnos en lo que realmente somos HIJOS DE DIOS!

El Mudra de Luz es una técnica de meditación y oración efectiva y práctica, que se enriquece con su uso diario.

Nos armoniza cuerpo, mente y espíritu, al conectarnos con lo divino dentro de nosotros. El Mudra de Luz recrea fácilmente, el estado de Paz que todos anhelamos sentir. Este Mudra se está enseñando hoy en cárceles, hospitales y colegios en varios países del mundo.
Que despierten todos los Hijos de DIOS!

1.-Palmas hacia arriba, dedo índice y pulgar unidos, formando un círculo
1- “Yo soy luz”……………Inhala yo soy…. y exhala luz (3 veces)
.2- Una mano sobre la otra formando una copa vacía
“Yo soy Vida”……….Inhala yo soy….y exhala vida (3 veces)
3- Ambas manos sobre el corazón.
“Yo soy Amor”………Inhala yo soy….y exhala Amor (3 veces)
4-Puños sobre el pecho
“Yo soy Belleza”……..Inhala yo soy….y exhala Belleza (3 veces)
. 5-Dedos sobre los labios.
“Yo soy la dulce Verdad”…….Inhala yo soy….y exhala la dulce Verdad (3 veces)
6-Dedos sobre los ojos.
“Yo veo sólo lo iluminado”…….. Inhala yo veo…..y exhala solo lo iluminado (3 veces)
7-Dedos sobre la frente.
“Yo soy mis alegres pensamientos”… Inhala yo soy….y exhala mis alegres pensamientos (3 veces)
8-Manos unidas en oración en el centro de la frente
”Que yo los junto en uno solo”… Inhala que yo los junto y exhala en uno solo (3 veces)
9-Extender los brazos abiertos al cielo.
“Y se lo ofrezco como mi regalo a Dios”… Inhala y se los ofrezco como regalo y exhala a Dios (3 veces)
10-Manos en oración bajo el mentón.
“Mi voluntad y la tuya son la misma”… Inhala mi voluntad y la tuya.. y exhala son la misma (3 veces)
11-Manos unidas al corazón
”Yo vivo desde mi corazón”…inhala yo vivo.. y exhala desde mi corazón (3 veces)
12-Palmas hacia arriba, abiertas sobre las piernas
”Y le doy todo mi Amor al mundo”… Inhala y le doy todo mi amor….. y exhala al mundo (3 veces

PUNTO CERO – Osho

Nos hemos acostumbrado a los altibajos: cuando estamos arriba, nos sentimos bien; cuando estamos abajo, nos sentimos mal. Pero justo en el medio hay un punto que no es ni arriba ni abajo; es el punto neutral. A veces ese punto neutral asusta mucho, porque si uno se siente mal, uno sabe a qué se debe; si uno se siente bien, también sabe a qué se debe.

Pero cuando no se puede sentir ninguna de las dos cosas, uno simplemente se halla en una especie de limbo y siente miedo. Pero ese punto es muy hermoso. Si eres capaz de aceptarlo, te dará una percepción inmensa sobre tu vida. Cuando estas arriba, eso te perturba; todos los placeres conllevan un estado febril de excitación. Y cuando estas abajo, una vez más te ves perturbado de un modo negativo. Cuando estas arriba, quieres aferrarte a ese estado; cuando estas abajo, quieres salir de él. Hay algo en lo que trabajar y en lo que mantenerse ocupado, pero cuando te hallas justo en el medio, toda la fiebre se desvanece; es el punto cero.

A través de ese punto cero se puede disponer de una inmensa percepción de uno mismo, porque todo está en silencio. No hay felicidad ni infelicidad, de modo que no hay ningún tipo de ruido, hay absoluta quietud.

Buda empleó este punto muy profundamente con todos sus discípulos. Era una obligación, todo el mundo debía alcanzarlo primero, y luego comenzaba el trabajo. Él lo llamaba upeksha, otro nombre para neutralidad.

Es tu problema. Por Alejandro Ariza

Es tu problema.

Por Alejandro Ariza

Desde que fundé Nueva Conciencia, y desde muchos años atrás, siempre tuve la idea de que todo pasaba exclusivamente dentro de nuestra mente, pero no es sino hasta últimas fechas donde se está corriendo el velo tan evidente, que lo estoy observando tan fiel que me asusta el tamaño de la evidencia.

Sé perfecto que esto no debería de sorprenderme en absoluto. A momentos me siento tan simple como describiendo el hilo negro. Pero a momentos también me ha impresionado darme cuenta de la inmensa cantidad de personas que no conocen el hilo negro. Quizá por ello es que me animé a reflexionar de esto hoy aquí.

Todo lo que sientas que sucede en tu vida, sólo lo sientes dentro de ti por la interpretación que das a todo lo que sucede fuera de ti. Nada del exterior puede afectarte en realidad, sino cómo lo interpretas en tu muy particular y enteramente privado e interior mundo. Pero vamos más allá… esa interpretación estará ligada a tus capacidades intelectuales y emocionales; y esas capacidades dependerán de si las cultivas o no. Está en ti. Si hay algo de afuera que no te gusta, si alguien hace algo que no te agrada, literalmente hablando… es tu problema.

Tarde o temprano uno se llega a dar cuenta, fehacientemente, de esto. El diccionario de la Real Academia Española, define la palabra “problema” asi: Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin. Y yo creo que la definición más cerca de una Nueva Conciencia sería: Problema es el conjunto de hechos o circunstancias dentro de ti, en tus pensamientos, en tu capacidad de percepción e interpretación, que dificultan la consecución de algún fin.

Imagina la siguiente escena (por cierto una muy común): alguien llega tarde a una reunión y sólo alcanza a ver como un pequeño grupo de personas estaban charlando y tomando unos tragos. En algún momento, alguien toma la palabra y empieza a hablar mal de cierto partido político, quizá hasta con fundamento, y en ese momento, aquella persona que llegó tarde empieza a sentir coraje y rechazo contra el que habla, porque el que llega es precisamente un militante apasionado del partido del que aquel estaba hablando mal. Es automático que el militante se sienta ofendido por aquel. Pero…, si observas con atención y claridad, mucha atención y mucha claridad, se pude notar a todas luces que, en este ejemplo, quien estaba hablando mal de ese partido político ¡ni conocía a ese que entró y llegó tarde! Si no lo conocía, si ni sabe quién era… ¡¿Cómo podría intentar ofenderlo o hacerle daño?! Incluso, muy posiblemente ¡¡¡ni se entero de la llegada o presencia del militante!!! Y sin embargo, aquel se alcanza a sentir ofendido por el que opinaba. Ve la escena claramente… y la ofensa del militante ¡solamente está en sus pensamientos! El coraje, odio o rechazo que pueda sentir están sucediendo sólo y exclusivamente dentro de sí, porque afuera sólo sucedió y sólo se dijo lo que correspondió decir a quien opinó, sin intención de nada más. En este ejemplo, si el militante me viniera a ver como terapeuta y me platicara su coraje, simplemente le diría: es tu problema.

Imagina otra: el marido que dijo algo despectivo acerca de determinado rasgo físico de ciertas mujeres. Si la esposa lo tiene, se sentirá ofendida. Si esa mujer me viniera a ver quejándose del mal trato que siente de su marido con ese tipo de comentarios, le diría: es tu problema. Y es que es posible que el marido sólo haya hecho una observación por lo que vio en la televisión o le sorprendió en la calle con respecto a ciertas mujeres, y no haya visto que su mujer lo tiene, nunca quizo ofender, pero la ofensa ¡sucedió! Sucedió exclusivamente dentro de la cabeza de ella. Afuera no pasó nada malo. Ahora bien, si se da el caso en que el marido sí sabe perfectamente que ese tipo de comentarios herirán a su mujer y tiene la franca intención de hacerlo diciéndoselos (como también se sucede mucho donde no hay amor) entonces se abre otra reflexión más profunda pero sobre la misma línea de análisis: Qué fuerte que ella se permita ser ofendida…, porque cuando aún él teniendo la intención de hacerlo, ella se reserva el privilegio de interpretar dentro de su muy privado e interno mundo, todo lo que suceda afuera, donde incluso un comentario con intención de herir, lo podría interpretar como: “…sin duda, mi marido está loco y enfermo. No se pude esperar más de una persona así”. Y se acabó. No hay ofensa ninguna. Hay… comprensión. Y la comprensión es la llave que abre las puertas de entrada a la compasión. En este ejemplo sería ya tan fácil que ella pudiera elegir (1) dejar a su marido pacíficamente y sin aspavientos debido a la clara intención de ofenderla en forma constante y preferir seguir por su pacífico camino, o (2) entender que vive con un enfermo de padecimiento irremediable al que no hay que tomarlo nunca en serio por lo mismo. Aunque… se abre para muchas, una tercera opción interpretada así en su interior: mi marido me odia y me ofende y me tengo que aguantar no se hasta cuándo y ni sé por qué.

Al saber bien lo que hoy estoy compartiendo, este hilo negro… si eliges sufrir y sentirte ofendida u ofendido, es tu problema. De nadie más. De nadie.

Y si algo es tu problema, es tan tuyo, pero tanto, que eres la única persona capaz de resolverlo. Nadie lo podemos resolver por ti. Ni el terapeuta, ni el sacerdote, ni la bruja hechicera, ni el psiquiatra, ni el consejero matrimonial, ni el autor de superación personal, ni la religión, ni la pastilla, ni tu mamá, ni tu papá, ni el gobierno. Simplemente es tu problema, y todo problema lo puede resolver exclusivamente su dueño.

Aquí en Nueva Conciencia, pues la verdad ya son muchos, muchos años de dedicar mi vida a la gente. Son miles de conferencias, cientos de auditorios, decenas de países donde he tenido la dicha de exponer mi Nueva Conciencia; cuando Dios te lleva a realizar un tipo de trabajo tan público, es hermoso llegar al nivel donde alcanzas a ver que toda opinión no es algo tan relacionado a lo que hagas como a lo íntimamente relacionado al tipo de vida y capacidad de quien lo observa. A todos mis amigos y amigas artistas les encanta cuando les explico esto, y ¡cómo no!, si vivimos algo parecido. Estar en el escenario es exponerte, estar en la vitrina es colocarte ahí donde constantemente habrá quien se quiera detener a admirar o quien quiera tirar piedras. Y ni lo uno ni lo otro depende de lo que está en la vitrina, sino de quien la observa.

Si yo te contara la cantidad de comentarios que recibimos en Nueva Conciencia, no podrías creer la disparada magnitud de percepción que hay frente a un mismo hecho. Amo Nueva Conciencia como mi compañía (¡pues cómo no!), pero más la amo por lo que ahí he podido aprender para luego entender y posteriormente enseñar. Algún día publicaré un libro con los comentarios más increíbles que recibimos, de todo tipo, en donde al ver todos juntos, se denota imponente que nunca se trató del hecho a criticar, sino de las cualidades del interior de la persona que opinaba. ¡Dios! Será un gran libro. Quizá cuando cumpla 50 años.

En verdad, si algo no te gusta, es tu problema, no de lo que no te gusta. Si alguien te desagrada, es tu problema, no de ese alguien. Todo está en tu cabecita (por usar una metáfora tan comúnmente escuchada pero tan atinada a la vez). Y si logras darte cuenta de esto…. ¡En ese mismísimo instante se te abren frente a ti las puertas del paraíso, donde gobierna un solo rey y soberano absoluto: Tú. Ese fantástico lugar donde todo sucede como tú lo ordenes. Tú eres el rey, la reina. Ahí ya nada te afecta sin tu consentimiento. Ahí ya nada te ofende sin tu autorización expresa. Ahí empiezas a ser consciente de tu parte divina creadora. Ahí puedes llegar a descubrir con asombro que, sí, efectivamente, todo era tu problema creado sólo y exclusivamente por ti y por nadie más. Entonces, ahí decides dejarlo de crear. Se acabó todo sufrimiento. Se acabó todo. Y desde ese lugar, se puede ver hacia fuera con impresionante capacidad de comprensión. Entonces desde ahí se empieza a sentir profunda compasión por quien no ha entrado a donde tú acabas de ingresar. Y no…, ni intentes invitarlos a pasar. Nadie pasa por invitación. Solo se ingresa a ese paraíso por decisión propia. Lo que sí te puedo garantizar es que ahí diario se vive con una gran… ¡Emoción por Existir! – Alejandro Ariza.

La Toxicidad Psíquica : Relación entre la mente y el sistema inmune

La Toxicidad Psíquica : Relación entre la mente y el sistema inmune


Durante años se ha observado la evidencia de cierta asociación entre la mente y el sistema inmune. No es desconocida la relación entre la depresión, el estrés, y el cáncer. Por otro lado, cada día generamos células potencialmente malignas y estas no proliferan en gran medida, porque existe un sistema inmune eficiente en eliminarlas. ¿Qué fenómenos deben ocurrir para que el sistema falle y se desarrolle un cáncer.?
No cabe duda de que el desarrollo del cáncer no es un evento uni-factorial; es probable que intervengan múltiples factores, pero es interesante mostrar algunas evidencias de la importancia del sistema inmune y su conexión con la mente, ya que en esta esfera se ha demostrado algunas prácticas que podrían ser útiles para ayudar a estos pacientes. En primer lugar, el libro que a continuación se comenta, hace una completa revisión, aportando elementos de gran interés en este tema.
El primer componente de las moléculas de la emoción es una molécula encontrada en la superficie de las células en el cuerpo y en el cerebro, llamado el receptor de opiáceos. Este descubrimiento fue el que lanzó la carrera científica de la Dra. Pert a comienzos de los 70. Todos los receptores son proteínas y ellas se agrupan en la membrana celular esperando a las llaves químicas correctas para nadar hacia ellas a través del líquido extracelular y para ligarse a ellos mediante la adaptación como una llave encaja en la cerradura en un proceso llamado unión o ligazón. La llave química que se une al receptor es el ligando. Al unirse se produce una alteración que lleva a la molécula a reorganizarse, cambiando de forma hasta que la información entra a la célula. El ligando transmite el mensaje molecularmente al receptor. El receptor transmite el mensaje al interior de la célula, donde el mensaje puede cambiar dramáticamente el estado de la misma.
La vida de la célula está determinada por el tipo de receptores que están en su superficie y si estos están ocupados por ligandos o no. El proceso de unión es un proceso muy específico.
Las tres áreas clásicamente separadas: neurociencia, endocrinología e inmunología y sus varios órganos: cerebro, glándulas, bazo, ganglios linfáticos y médula ósea están unidos entre ellos en forma multidireccional por una red de comunicación ligada por transportadores de esa comunicación conocidos como neuropéptidos.
El dolor: La zona gris alrededor del acueducto entre el tercer y cuarto ventrículo está llena de receptores de opiáceos relacionados con el control del dolor. En esta zona se encuentran receptores para prácticamente todos los neuropéptidos que han sido descritos.
Se ha descrito que a través del cambio de la forma de la respiración, llamada respiración consciente se produce un cambio en la cantidad y tipo de péptidos liberados desde el cerebro. Dado que muchos de estos péptidos son endorfinas (opiáceos naturales del cuerpo) se produce una disminución del dolor.

Mente y cuerpo

El cuerpo es inseparable de la mente. Los neuropéptidos y sus receptores están en el cuerpo y la mente está en el cuerpo. Ej: el intestino está lleno de receptores, la excitación y el enojo aumentan la motilidad intestinal y la contención la reduce.
El cerebro está bien integrado con el resto del cuerpo a nivel molecular. Es una red con el sistema neuronal, hormonal, gastrointestinal e inmune para comunicarse entre ellos vía péptidos o receptores específicos de los péptidos. Cada segundo ocurre un masivo intercambio de información en el cuerpo. Los neuropéptidos son los mensajeros que llevan esta información para ligar estos sistemas mayores en una unidad cuerpo-mente.
Salud y emociones
¿Hay relación entre la mente y las emociones y el estado de salud?
Una de las formas como el sistema inmune afecta nuestra salud es la formación de placas en las arterias, las células del sistema inmune liberan péptidos que aumentan o disminuyen la construcción de la placa en los vasos coronarios. ¿Cuál es el rol de las emociones en todo esto? Se ha demostrado que aumentan los ataques cardiacos los lunes en la mañana y en periodos significativos como la Navidad.
Otra conexión del sistema inmune es con los virus que usan los mismos receptores de los neuropéptidos para entrar a la célula y depende de cuanto péptido haya alrededor del receptor y disponible para unirse al virus, éste tendrá mayor o menor dificultad para ingresar a la célula. Por siglos se ha dado mucha atención a la influencia de los procesos mentales y emocionales en la salud y enfermedad. Sólo en el siglo XX los investigadores han encontrado herramientas poderosas para demostrar estas uniones con el sistema inmune.
Robert Ader, Psicólogo de Rochester School of Medicine y Nicolás Cohen entrenaron ratones experimentalmente para asociar cierto estímulo con un evento, dar una droga inmunosupresora con sacarina, posteriormente se les dio sacarina sola y la respuesta también fue la supresión de la respuesta inmune. Mientras estos estudios han demostrado que el sistema inmune puede ser condicionado a nivel subconsciente, Howard Hall demostró en 1990 que el sistema inmune puede ser conscientemente controlado con las llamadas estrategias ciberfisiológicas. Prácticas autoregulatorias como la relajación, imaginería guiada, autohipnosis, entrenamiento de biofeedback
Si el sistema inmune puede ser alterado por la intervención consciente, ¿Qué relación puede haber con el tratamiento de enfermedades como el cáncer?
En 1940, Ranti afirmó que el cáncer resulta de una falla en expresar las emociones. En los 80, Lidia Temoshock, psicóloga, demostró que los pacientes con cáncer que esconden sus emociones tienen una recuperación más lenta. La supresión crónica de las emociones, resulta en un trastorno masivo de la red psicosomática.
En todos nosotros están creciendo células cancerosas en todo momento y las células Natural Killer las atacan y destruyen, un trabajo coordinado con varios péptidos del cerebro y sus receptores.
Todas las emociones son saludables, el enojo, el temor, la tristeza o emociones negativas, son tan saludables como la paz, la fuerza y la alegría; así, su represión, altera la integridad del sistema. La clave es expresar los sentimientos.
La influencia de las emociones de la mente en la inmunidad
Si sabemos que los pensamientos y sentimientos pueden influenciar una enfermedad, por qué no expandir la investigación para determinar a qué enfermedades son más aplicables estas modalidades y efectuar experimentos para obtener respuestas que lleven a posibles curas. Por ejemplo, la imaginería guiada, es una de las modalidades que más allá de toda duda, puede influenciar la recuperación de los pacientes con cáncer.
El efecto de la meditación sobre el estrés y su impacto en la inmunidad, viene a corroborar la importancia de la conexión mente-cuerpo.
A fines de los 50, se demostró que al transplantar tumores a ratas sometidas a estrés, éstos crecieron más rápidamente. Esto se atribuyó a niveles elevados de esteroides, que suprimían la respuesta inmune. Cuando el estrés impide a las moléculas de la emoción fluir libremente, en un gran proceso autonómico, regulado por el flujo de péptidos, como la respiración, flujo sanguíneo, inmunidad, digestión y eliminación.

La meditación permite a los péptidos retornar al cuerpo y a las emociones a sanar.

Existe una nueva imagen integrada de cuerpo y mente, con inteligencia emocional y un alma espiritual. Cada uno de nosotros es un sistema dinámico, con un potencial para el cambio en el cual la autocuración es la norma, más que un milagro. Yo tengo el potencial para intervenir conscientemente en el sistema y tomar un rol activo en mi propia curación.
En el antiguo modelo reduccionista, enfermedades crónicas como las enfermedades cardiacas y el cáncer, son vistas como fuerzas atacando el cuerpo, haciéndonos víctimas inútiles, incapaces de cualquier respuesta fuera de la medicina altamente tecnológica.
La felicidad es lo que sentimos cuando nuestros bioquímicos de la emoción, los neuropéptidos y sus receptores están abiertos y fluyendo libremente a través de la red psicosomática, integrando y coordinando sistemas, órganos y células en un movimiento suave y rítmico. La fisiología y emociones son inseparables.
El hipotálamo es la parte del cerebro emocional donde el sistema límbico y sus neurotransmisores tienen axones que se extienden en la glándula pituitaria que está debajo. Estos axones secretan un neuropéptido llamado CRF (cortisol releasing factor, o factor liberador del cortisol), que controla la liberación de otra sustancia. Cuando el CRF actúa a nivel de la pituitaria, estimula la secreción de ACTH, que viaja a través del torrente sanguíneo a la glándula suprarrenal, donde se une a receptores específicos en las células.
La adrenalina producida en la suprarrenal, es la responsable de la respuesta al peligro, real o imaginario. El estrés también aumenta con la mayor producción de esteroides. Se ha visto en niños muy estresados, que los receptores se desensibilizan, escondiéndose y disminuyendo en número.

Impacto ambiental de toxinas y contaminantes

Los niveles celulares de metales pesados y dioxinas de herbicidas y pesticidas son 300 a 400 veces que la primera vez que se emplearon. Existe 80 a 100.000 contaminantes químicos en nuestro ambiente. Los contaminantes ambientales pueden entrar en la membrana celular y cambiar la forma de sus receptores y esto podría afectar la transferencia de la información necesaria para hacer funcionar estos delicados sistemas.
Los contaminantes suspendidos en las membranas celulares, alterarían e interrumpirían el flujo de electrones, causando privación de energía, fatiga crónica, alergias y sensibilización química.
Es alarmante el que los contaminantes acumulados en nuestro cuerpo, simulan y alteran la acción de nuestras hormonas sexuales: estrógenos, progesterona, testosterona. Impresiona la poca atención dada a la relación entre esta toxicidad y el cáncer de mama. Un informe reciente publicado en la revista Science, ha demostrado que toxinas ambientales estrógeno símiles, se unen a los receptores estrogénicos, donde pueden estimular el crecimiento del cáncer de mama. Igualmente, otras toxinas pueden actuar como la testosterona en el hombre e inducir cáncer de próstata.
Es probable también que niveles elevados de toxinas ambientales estén causando alteraciones en la capacidad de nuestro sistema inmune.

Recomendaciones para mantener el sistema libre de toxinas

Altas dosis de vitamina C, 1000 o más mg/día
Dieta libre de polución
Evitar comidas procesadas
Consumir frutas y vegetales orgánicos
Evitar las carnes, cecinas y leches que están llenas de antibióticos. Elija los productos animales que han sido dejados crecer libremente.
Un cambio en el estilo de vida puede hacer la diferencia. La genética puede determinar la susceptibilidad a una enfermedad, pero el estilo de vida sano puede ser igualmente importante.
Estilos de vida sanos total y conscientes
Para muchos de nosotros, un estilo de vida sano significa alimentos bajos en grasas, ejercicio diario y eliminación del tabaco, el alcohol y otras drogas. Si bien, estas son estrategias que aumentan la salud, es necesario no perder el enfoque del cuidado emocional diario de nuestros pensamientos, nuestros espíritus y nuestras almas. A la luz del nuevo conocimiento acerca de las emociones y la red psicosomática, es obvio que ellas son también nuestra responsabilidad para manejar nuestra salud.
Nosotros tendemos a relacionarnos con los aspectos físicos para mantenernos sanos e ignoramos la dimensión emocional, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestros espíritus y nuestras almas.
Al escuchar nuestras emociones y dirigirlas a través de la mala psicosomática, ganamos acceso a su capacidad sanadora. ¿Cómo hacerlo? Primero reconociendo nuestros sentimientos y no solo los positivos, es solo cuando los sentimientos son negados, en que no pueden ser procesados y liberados, que se convierten en tóxicos.

Hacerse conscientes
Es importante considerar que somos seres humanos y no hacedores y ésta es la decisión para hacernos más conscientes. Mientras más conscientes estemos, más podremos estar en contacto, en la conversación que va a niveles autonómicos o subconscientes de la unidad cuerpo-mente, donde se efectúan las funciones básicas como respiración, digestión, inmunidad, control del dolor y flujo sanguíneo. Solo entonces, podremos entrar en esta conversación, podremos usar nuestra alerta para aumentar la efectividad del sistema autonómico, donde la salud y la enfermedad están siendo determinadas minuto a minuto.
Se ha combinado la relajación, autohipnosis y visualización para ayudar a las personas a dirigir su propia curación. Es posible aumentar la producción de endorfinas mediante estas técnicas.
Acceder a la red psicosomática
Es punto clave es la corteza frontal, parte del cerebro rica en péptidos y receptores. Esta es la localización de todas las funciones cognitivas superiores como la planificación del futuro, toma de decisiones y formulación de intenciones de cambio; en suma, es la corteza frontal la que nos hace realmente humanos. Esta parte del cerebro no se desarrolla completamente hasta los 20 años, lo que nos ayuda a entender y a ser más pacientes con nuestros adolescentes.
Penetración en sus sueños
Una de las mejores formas de integrar alerta de las emociones es transcribir sus sueños. Los sueños son mensajes directos de su mente-cuerpo y nos dan una valiosa información de qué está ocurriendo física y emocionalmente. Coja el hábito de anotar sus sueños, más importantes que el contenido son los sentimientos y emociones que experimente.
Mantenga contacto con su cuerpo. Es útil el uso de diferentes formas de trabajo corporal que usan el movimiento para sanar las emociones (Ej. Tai-Chi, Yoga, etc).
Reduzca el estrés. La forma más efectiva de lograrlo es la meditación, ya que ella permite aún sin estar totalmente consciente liberar emociones que están atascadas y que alteran el libre flujo de los bioquímicos de la unión mente-cuerpo. Se ha demostrado que la meditación puede reducir el dolor en pacientes con dolor crónico. Para algunos, la meditación proporciona una unión directa con el mundo espiritual.
Juegue a pasarlo bien, ésta es la forma más fácil, barata y efectiva de reducir el estrés y rejuvenece su mente, cuerpo y espíritu.
Haga ejercicio
Coma en forma sana
Nuestro intestino delgado y grueso están densamente cubiertos de neuropéptidos y receptores, todos intercambiando información con contenido emocional. Hay al menos 20 diferentes péptidos asociados a la emoción liberados por el páncreas para reglar la acumulación y almacenamiento de nutrientes. Trate siempre de comer tranquilo y disfrute de la buena compañía. Evite el azúcar, como droga hace perder la sensibilidad a los receptores e interfiere con los mecanismos que regulan la disponibilidad de energía, como la liberación de glicógeno por el hígado.
Evite las sustancias de abuso
Evite el abuso el azúcar, alcohol, tabaco, etc. Todas estas sustancias tienen análogos circulando que se unen a receptores.
Curación espiritual
Aquí estamos hablando del amor. Todos los curadores están recurriendo a una fuente de energía superior que llaman amor y que están compartiendo con aquel a quien sanan. El mensaje de Jesús es un mensaje de amor y compasión, los cuales siguen al perdón. Estos elementos deben ser el marco de nuestra medicina occidental.
No es posible continuar considerando al cuerpo como una máquina. Nosotros somos seres espirituales en un cuerpo físico y no de forma contraria. Se ha demostrado que es útil escribir las experiencias Ej. en víctimas de trauma. Se ha demostrado un aumento del flujo y fortalecimiento del sistema inmune que puede durar meses. También es útil la meditación y el ejercicio para el alivio del estrés. Existe una serie de técnicas que se pueden emplear para sanar la mente y las emociones.
El cuerpo es el campo de batalla de los juegos de guerra de la mente. Los pensamientos y emociones no resueltos, la negatividad que llevamos actúa en el cuerpo y nos hace enfermar. El perdón es una apertura del corazón y aprendizaje a amar, esta es la lección más importante que debemos aprender.
Existe mucha confusión acerca de cómo reconciliar la religión con procesos que ayudan a la curación, como el yoga, meditación, biofeedback, etc. Es importante considerar que hay muchas rutas para llegar al espíritu, como la meditación, sin negar la propia fe religiosa.
En suma, podemos decir que los pensamientos y las emociones vienen primero y luego le siguen los péptidos, causando apertura de los vasos sanguíneos Ej. producción de rubor.
Un pensamiento reduccionista es la visión de que los pensamientos y sentimientos son productos de la actividad neuronal y que el cerebro es el primer motor, asiento de la conciencia. Las investigaciones han demostrado que el flujo de sustancias químicas viene de diferentes sistemas simultáneamente, el sistema inmune, el sistema nervioso, endocrino y gastrointestinal y que estos puntos nodales formados en estos sitios son como parte de una gran autopista de intercambio de información interna a nivel molecular.
Sabemos que la información tiene una infinita capacidad de crecimiento y expansión y que esta es más allá del tiempo, lugar, materia y energía. Por ello, no pertenece al mundo material comprender nuestras sensaciones, pero debe pertenecer a su propio mundo, aquel que podamos experimentar como curación, la mente, el espíritu. Esto es lo que algunos llaman Dios.
Debemos recordar que CIENCIA es la búsqueda de la verdad. En esencia ciencia tiene muy poco que ver con competencia, control, separación. La verdadera ciencia es unificadora, espontánea, intuitiva, preocupada del ser humano, en un proceso de entrega y no de dominación. La ciencia es un esfuerzo espiritual. Existe una inteligencia superior, una que viene a nosotros, va a nuestras moléculas y resulta de participación en un sistema mucho mayor que aquello que llamamos ego.
Los nuevos conocimientos de la física cuántica y la teoría de la información nos alejan del genio solitario y frío y nos llevan a un modelo de participación en la adquisición del conocimiento. La ciencia es la actitud de búsqueda de la verdad, la cual abarca los valores de la cooperación y comunicación basada en la confianza, la confianza en nosotros mismos y en los demás.
Resumen y traducción, Dra. María de los Angeles Rodríguez, profesora de Hematología e Inmunología, Escuela de Medicina, Universidad de Valparaíso, Chile.
Sección de Hematología, Organización Mundial de la Salud, Ginebra, Suiza.

CONSECUENCIAS DE DORMIR POCO

En estos tiempos de tantos estímulos (internet, televisión, vida social nocturna, etc.), la gente empieza a dormir cada vez menos… lo cual tiene sus consecuencias negativas.

Hace menos de 10 años, la gente dormía un promedio de 9 horas; ahora el promedio esta en menos de 7 horas. Hoy tenemos a nuestra disposición muchos artículos modernos que se supone nos ahorran tiempo, pero en realidad solo nos dan más cosas que hacer.

Antes de que aceptes el no dormir como una forma de vida, considera los efectos dañinos que el dormir poco puede tener en tu cuerpo.
Efectos físicos
La mayoría de la gente nota los efectos que se presentan de inmediato por dormir poco, cansancio, fatiga, y falta de energía en general, pero notan menos alguna de las consecuencias más graves. El dormir no solo recarga y repara nuestro cerebro, también repara nuestro cuerpo. Aquí puedes leer otros problemas que ocasiona el no dormir lo necesario:

Disminuye la habilidad para procesar la glucosa. A esto puede seguir niveles altos de azúcar en sangre y otros síntomas de diabetes tipo II. También ocasiona que la glucosa se almacene como grasa, lo que lleva a ganancia de peso.
Aumenta los síntomas del envejecimiento.

La temperatura corporal basal se disminuye, lo que puede alterar el funcionamiento correctto del metabolismo del cuerpo.

El ritmo cardiaco pierde constancia.

Efectos Mentales
Durante todo el día sin importar lo que hagas, tu cerebro está trabajando, gasta su tiempo procesando y dándonos información. Incluso si sientes que no hiciste mucho durante el día, tu cerebro hizo mucho trabajo. Por eso es importante que tengas tiempo parta descansar y recargarse.

Aquí se presentan algunos efectos del dormir poco:

Menor control al hablar; que se observa como balbuceo, monotonía, y palabras cliché o repetitivas. Los científicos asumes que esto ocurre porque el centro del habla literalmente se duerme y otra área menos capaz debe de suplir la función.

La memoria corto plazo puede mejorar, pero disminuye la habilidad para acceder a las memorias de largo plazo y convertir la memoria de largo a memoria a corto plazo. Es casi imposible aprender una nueva habilidad.

Disminuye la creatividad, principalmente al resolver problemas, la gente que duerme poco tiende a ser más lenta y menos precisa al resolver problemas.

Pueden ocurrir alucinaciones e incluso locura temporal por falta de sueño REM.

Disminución de la habilidad de raciocinio y tiempo de reacción. El dormir poco se compara con la intoxicación por alcohol, en sus efectos al manejo.

Efectos emocionales
Mientras que tendemos a enfocarnos en los efectos físicos y mentales del dormir poco, también se observan síntomas emocionales. Las dificultades emocionales pueden dañar las relaciones personales y la seguridad. Algunos efectos emocionales asociados al dormir poco son:

Aumento en el estrés y ansiedad

Actitud más pesimista

Tristeza extrema e incluso depresión.

Enojo extremo: el dormir poco ha sido identificado como una de las principales causas de altercados al manejar.

Es importante recordar que no todos necesitamos la mismas horas de sueño. Debes intentar obtener las horas suficientes para sentirte descansado; esto puede significar más de 8 horas. Si estas durmiendo mucho sin sentirte descansado, puedes tener algún trastorno del sueño, como apnea del sueño, y debes de ver a un doctor.

Mientras que puede ser difícil acomodar una noche de buen sueño en tu agenda, no solamente te hará sentirte mejor, también serás más eficiente el tiempo que estés despierto.