Nuevo Sistema de Nueve chakras Principales


Nuevo Sistema de Nueve chakras Principales

Llamamos chakras a unos vórtices energéticos situados en diversos lugares de nuestro cuerpo físico y mas allá de él. Un chakra es un centro de energía con forma de esfera. Sirve para concentrar energía, regularla y hacerla circular hacia su entorno.

Siempre se ha hablado de un sistema principal de siete chakras con la siguiente distribución:

1º chakra. Chakra de la raiz. Muladhara. Base de la columna vertebral, entre el ano y la zona genital.
2º chakra: Chakra sexual – Svadhisthana. Unos cuatro dedos por debajo del ombligo.
3º chakra: Chakra del plexo solar – Manipura. En el centro de la línea que une el ombligo y el plexo solar.
4º chakra: Chakra del corazón – Anahata. En el centro del tórax a la altura del corazón.
5º chakra: Chakra de la garganta – Vishudha. En la garganta.
6º chakra: Chakra del tercer ojo – Ajna. Entre las cejas.
7º chacra: Chakra corona – Sahasrara. En la coronilla de la cabeza.


Pero estamos viviendo grandes cambios a nivel evolutivo y no tenemos que aferrarnos a antiguos sistemas de creencias acerca de nuestros sistemas energéticos.
Te has parado alguna vez a pensar que cuando te señalas a ti mism@, siempre pones tu mano en tu centro corazón. ¿Quién te dijo que lo hicieras así? ¿Te lo dijeron tus padres, tus profesores? ¿Te lo dijo alguien?
NO. Nadie te lo dijo. Lo haces de forma natural, sin más. Y lo haces así, porque en tu centro corazón reside tu esencia. La esencia pura y original de quien eres tú.
Cuando llegamos a la Tierra para encarnar, el primer centro energético que se manifiesta es el centro corazón. Después nos vamos extendiendo y nuestro centro corazón comienza a afirmar la conexión con la Madre Tierra y con nuestro Sol central para que nuestra manifestación pueda ser completa y esté bien enraizada.
Hacia abajo, se crean los centros energéticos que van potenciar tu conexión con la Tierra y a anclarte bien en ella como el ser humano en el que te vas a manifestar. Y hacia arriba se crean los centros energéticos que van a potenciar tu conexión con el Gran Sol Central para que puedas manifestarte como el ser solar que eres e hij@ de las Estrellas.
Como ya hemos dicho, el primero de estos centros es el Centro Corazón por lo tanto desde allí parte todo. Realmente, lo que sucede desde el principio es una expansión del corazón. Podríamos decir que los centros energéticos que se van formando son sucursales que el centro Corazón va abriendo cada una para una función especial y concreta pero que dependen plenamente de él.
Hace algún tiempo, empecé a sentir que en algún momento de nuestra historia, se hizo una lectura equivocada de nuestro sistema energético. De forma intencionada o no intencionada pero así fue. El error ocurrió porque se miro al cuerpo del ser humano con las piernas extendidas y desde allí se saco el centro que resulto ser mas o menos la zona del ombligo. Sólo se tuvo en cuenta nuestra vibración física y no se tuvieron en cuenta las vibraciones emocionales, mentales y espirituales de nuestro cuerpo. Esto también ha creado desequilibrios en algunas aplicaciones de la geometría sagrada.
Esto nos hundió en la densidad de la materia y nos alejo de nuestro verdadero centro que es el Centro Corazón. Se estableció un sistema de chakras principales donde el primero estaba en el perineo y era nuestra conexión a la Tierra y el séptimo en la coronilla y era nuestra conexión al Cielo y nuestro chakra mas espiritual. Al mirar hacia arriba, hacia nuestro séptimo chakra, y al tratar de estimularlo para conectar con el espíritu le dimos mayor importancia a la mente y empezamos a ser seres mentales creando la realidad de un universo mental.

Cada vez somos mas los seres que afirmamos que el Centro Corazón es el centro de nuestro ser. Ya es hora de que empecemos a obrar en consecuencia y que dejemos de aferrarnos a antiguos sistemas energéticos que ya no se sostienen y que no dejan crecer en su totalidad al ser.

Para empezar, quien todavía no lo haya echo, debería de empezar a visualizar, sentir o imaginar sus centros energéticos, como esferas de luz que irradian en todas las direcciones. Así como lo hace cualquier astro. Seguir con la configuración de chakras cónicos, es totalmente restrictivo a nivel energético. Un chakra con carácter cónico es muy fácil que se colapse. Sin embargo, el chakra esférico potencia la irradiación de la luz y muy difícil de colapsar.

La esfera engloba en su interior a toda la geometría sagrada. Es el principio de todo.


La Flor de la Vida

Imagina que eres un microcosmos, en el cual el Sol Central, es tu Centro Corazón. Y todos los demás centros energéticos son planetas que dependen del Gran Sol Central que es tu Centro Corazón. La luz que emana de tu Centro Corazón es puro amor y esa es la energía que reina en ese microcosmos que eres tú.

Nuestro estado natural es el de permanecer conectado a la Madre Tierra, conectados al Padre Sol, e irradiar luz y amor desde el Centro Corazón en todas las direcciones, hacia todas las cosas, hacia todos los seres. Somos seres amorosos y bondadosos en esencia. Y nuestro trabajo es volver a ese estado del ser.

Fuera de nuestro Centro Corazón somos capaces de realizar grandes atrocidades. En nuestra mente es donde nacen los sentimientos de envidia, odio, miedos, inseguridades, rabia, rencor, etc… Todo lo que llamamos emociones negativas. Y por supuesto que todas esas emociones bajan muchísimo nuestras vibraciones y nos hunden en la densidad.

La solución, repito, es estar en el Corazón. Vivir desde el Centro del Corazón y permanecer siempre allí donde reside nuestra esencia original. Se habla mucho de que tenemos que reconectarnos con la totalidad, con la madre Tierra, etc… Pero la reconexión mas importante que tenemos que hacer es con nuestro Centro Corazón. Hablamos de ser uno con el todo, pero no paramos de hacer divisiones en nuestro propio ser. Y si no puedes ser uno contigo mismo, difícil tienes ser uno con el todo.

Darle a cada chakra su propia autonomía, el control de emociones, control de partes de nuestro cuerpo físico, etc.. , hace que el equilibrio del ser humano siempre esté pendiendo de un hilo. Recuerda que lo que piensas que eres es lo que eres. Recuerda que puedes alinearte con un sistema de control y equilibrio a través de tu entramado energético o con otro. Recuerda simplemente que tu tienes el poder.

Existen escuelas que sostienen un sistema de chakras principales en donde incluyen a demás del famoso sistema de siete chakras, otros cuatro mas. Un chakra principal en el bazo, otro en hígado, otros dos en los riñones. O sea un sistema de once chakras principales en nuestro cuerpo físico.

Existen chakras en esos lugares? Por supuesto que si. Pero también sabemos que cada una de nuestras células tiene su propio sistema de chakras. Cada punto de acupuntura es un centro energético, por lo tanto podríamos identificarlo como un chakra. Tengo un libro de medicina china que muestra 1194 puntos de acupuntura en total, entre los de los meridianos principales y extraordinarios, y los puntos fuera de meridianos.

Sólo estoy exponiéndote esto, para que veas que podríamos dividir mucho mas todavía cuando realmente de lo que se trata es de sintetizar y unir. Algún purista muy técnico podría empezar a rebatir todo esto con tecnicismos y demás historias, pero seguro que todo esto saldría de su mente. De lo que le han dicho y ha estudiado y leído. Pero ahora te invito a que te centres en tu corazón y trates de sentir y fluir.

Hasta hace muy poco he estado trabajando con un sistema de 13 chakras principales, siendo el Centro Corazón el centro de ese sistema. Este sistema trabaja en la totalidad de nuestro cuerpo terrenal. Dentro de las separaciones que hacemos, dividimos nuestro cuerpo en cuatro vibraciones: la física, la emocional, la mental y la espiritual. Al menos esta es una de las formas en que las llamamos. Desde lo mas denso a lo mas sutil.

En este sistema, el Centro Corazón es el primero chakra y el centro de todo, ya que como dijimos al comienzo de este documento, es el primer centro energético que se manifiesta cuando encarnamos en la Tierra. Conforme seguimos asentando nuestra manifestación, se produce el enraizamiento hacia la Tierra y en su camino hacia abajo el Centro Corazón crea los chakras o registros del plexo solar, el creativo-sexual, el del perineo que es el chakra raíz tierra físico, después mas hacia abajo y fuera de nuestra vibración física, crea el chakra raíz tierra emocional, el raíz tierra mental y por último hacia abajo el raíz tierra espiritual. Como referencia diremos que estando de pie, el emocional esta en la zona de los muslos a medio camino entre el perineo y las rodillas, el mental a la altura de las pantorrillas, y el espiritual unos 25 o treinta centímetros por debajo de los pies.

Y como lo que es arriba es abajo y viceversa, desde el Centro Corazón hacia arriba se crean los chakras de la garganta, el del entrecejo o tercer ojo, y el de la coronilla que es el chakra raíz solar física. Mas arriba se crean los chakras raíz solar emocional, después raíz solar mental y por último el chakra raíz solar espiritual. Existe la misma distancia entre el Centro Corazón y el chakra raíz tierra emocional, que entre el chakra raíz solar emocional y el Centro Corazón. Y así sucesivamente con emocional, mental y espiritual.

Puedes trabajar con este sistema si vibras con ello, pero hacia donde nos lleva nuestra evolución es a unir y no a separar. Por lo tanto debemos de empezar a hacer menos divisiones. Para empezar lo que me ha llegado es bastante sencillo y a la vez lógico. No hace falta fijarse mucho para darse cuenta de lo cerca que están algunos centros de otros. La primera unión a realizar es la siguiente:

Que la esfera del Centro Corazón abarque los centros de la garganta hacia arriba y el plexo solar hacia abajo.
Que la esfera del chakra raíz tierra física(perineo), abarque el chakra creativo sexual.
Que la esfera del chakra raíz solar física(coronilla), abarque el tercer ojo.

Sistema de nueve chakras principales

Esto nos da un sistema de nueve chakras principales para nuestro cuerpo terrenal. Podríamos hablar un poco sobre numerología pero ese no es el propósito de este artículo. Pero si diremos que también al nueve se le ha llamado el número del Ser Humano, porque su gestación dura 9 meses y que éste es el número de las esferas a través de las cuales la conciencia emprende el viaje al nacimiento.

Por supuesto que podríamos seguir expandiéndonos en nuestras conexiones con los centros Alfa y Omega, Alma de grupo, Crístico, Presencia Yo Soy, y la Estrella de la Tierra y la Solar. Pero de momento esta muy bien si empezamos integrando esto y nos abrimos a otras realidades.

Pero por supuesto también que no existen verdades absolutas. Algo es verdad para ti, sólo si vibras con ello. Sé que puede resultar difícil cambiar algunas creencias, sobre todo cuando la inmensa mayoría dice otra cosa, cuando hay tantos libros escritos que dicen que tenemos un sistema principal de siete chakras. Aunque no olvides que a ese sistema de chakras se le atribuye una antigüedad de unos 5000 años y que desde entonces hemos estado evolucionando. Ahora recibiendo unas alineaciones energéticas, puedes conseguir evolucionar en un fin de semana, lo que antes necesitabas años de práctica. Y no es que tengamos prisa, sólo que estamos preparado energéticamente para ello. Lo que antes estaba reservado para unos pocos “seres especiales”, ahora esta al alcance de cualquier persona que quiera crecer espiritualmente.

¿Crees o no crees en nuestra evolución a nivel energético?
Crees que la era de la maestritis y la discipulitis ya ha acabado, que forma parte de otro momento de nuestra historia?
Crees que debemos trabajar la auto-maestría, la auto-dirección, el auto-equilibrio y que a lo que antes se llamaba maestr@, ahora debemos de llamar facilitador?
Crees que nuestra vibración está cambiando y caminamos hacia un cambio dimensional, un cambio de conciencia en el cual quien así lo desee podrá sostener su vibración crística?
Crees, sientes, que tu Centro Corazón es el centro de tu ser?
Crees, sientes que la energía del amor incondicional es la energía de la Creación?

No voy a hacerte mas preguntas. Entra en tu Centro Corazón, y siente. Allí encontraras todas las respuestas. Alinéate con algún tipo de trabajo energético, trabaja con alguna herramienta que te ayude a crecer, y practica. Algunos seres leen tantas cosas, que no tienen tiempo para practicar. Sólo se llenan de conocimiento teórico pero nunca llegara la sabiduría sin la práctica. Solo podrás ser maestr@ de lo que practiques. Ese es el único secreto. LA PRACTICA.
Espero haberte aportado algo. Mi intención sólo ha sido la de compartir contigo lo que me llega del Espíritu. Ya que todo lo que nos llega es para ser compartido con los demás.
Juntos viajamos hacia el interior de nuestros corazones, hacia la infinita luz de nuestra esencia. Juntos viajamos hacia el despertar.
Cuando estás leyendo este mensaje, estamos conectando de corazón a corazón. Y siempre es un privilegio para mí volver a encontrarnos y poder caminar juntos. Te doy las gracias por todo lo que me aportas.

Yo soy Etnaël, estoy aquí para anclar la luz en la Tierra,
Ayudar a todos los seres que la habitan a lograr el equilibrio y el despertar,
Desde la energía del amor, el respeto y la compasión.
Para que junt@s podamos anclar mas energía en la Tierra,
Y expandir la luz de la divina creación desde el Centro del Corazón.
Yo soy la manifestación del Espíritu en la Tierra.
Yo soy el Espíritu al servicio del Espíritu.
De corazón a corazón,….Siempre,
Nos amo

Etnaël Javier

Publicado por

senderosalalma

psicologa con orientacion transpersonal, Formadora y facilitadora de Nuevas Constelaciones, Terapeuta Energética

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s