SALIR DE LAS CIUDADES por Bianca Atwell

Me encantó el mensaje y sincronisticamente esta persona vive en una delas Islas Canarias, cerca de donde me encuentro.
Interesante y verdadero mensaje
Ro

No sé si alguna vez te has planteado entender realmente dónde vives ,si vives en una ciudad.

La planta del pie del humano está diseñada para mostrarle a la Tierra el estado del organismo vivo en todo momento y en toda su magnitud, por eso la planta del pie refleja el estado de todo el cuerpo.

Así como la membrana de una célula puede “informar” al resto del cuerpo su estado interno, las plantas de nuestros pies le informan a la Tierra (nuestro ser simbionte) cómo estamos y qué necesitamos para estar mejor.

Este intercambio de información se hace a través de frecuencias. Cada órgano del cuerpo lleva la información a la planta del pie en forma de ondas vibratorias. Pero la planta del pie es también receptora de las frecuencias sincronizadoras de la Tierra.

Si vives en una ciudad, es posible que tus pies nunca tomen contacto con la Tierra. Por lo tanto, no hay intercambio de información. La Tierra nos sincroniza permanentemente con los ciclos naturales, pero para ello, necesitamos estar conectados con ella.

El cemento de las ciudades aisla esta comunicación de vital importancia.

Luego está el intercambio de infromación a través de la glándula pineal (glándula situada en la zona más protegida de nuestro cerebro, dotada de cristales de apatita, un mineral magnetoreceptor), la antena que nos conecta con la cavidad de Resonancia Schumann (una cavidad de ondas que vibran entre 7.8 y 45 Hz, que se encuentra entre la corteza terrestre y la Iionosfera).

Las ondas excitadas por los rayos de las tormentas, marcan nuestros ritmos circadianos, nuestros ciclos sexuales, nuestros ciclos de crecimiento y nictamerales. Es la Tierra la que le dice a nuestro cuerpo qué neurotransmisores segregar y en qué momento. La Tierra nos dice por lo tanto también qué hormonas, aminoácidos y proteínas debe fabricar nuestro cuerpo.

Pero para ello, debemos estar recibiendo sus frecuencias sincronizadoras. La Tierra nos lleva a la salud, pues su propósito es mantener LA VIDA en la biosfera.

El campo de ondas electromagnéticas y de radio en las ciudades está totalmente contaminado de emanaciones de antenas de comunicación inhalámbrica, radiofrecuencias y oleadas de microondas, por lo tanto en las ciudades, el latido sincronizador de la Tierra se ve permanentemente alterado por frecuencias inarmónicas.

Por ello, la mayor cantidad de enfermedades se da en el ámbito urbano.

Los ritmos biológicos al alterarse, vuelven a nuestros vehículos (cuerpos) disfuncionales. Es igual a las colonias de bacterias que viven en nuestro cuerpo. Ellas reciben información de nuestro estado de ánimo, de nuestra mente, y reaccionan en consecuencia. Del mismo modo el humano responde a la mente del planeta (Noosfera) y reacciona en consecuencia.

No hay mayor garantía para la salud humana que una plena conexión con las frecuencias de la Tierra.

Este maravilloso ser de 4.500 millones de años de edad, tiene la sabiduría suficiente como para mantenernos en seguridad dentro del espacio. El cosmos es un lugar impensable para la vida, sin embargo, la Tierra, que nació como una roca incandescente, ha sabido desarrollar desde un núcleo imantado hasta una magnetosfera protectora, en una evolución de capas cuya función es proteger la vida de su propio cuerpo y de todas las especies que lo habitan: entre ellas, el ser humano.

¿Cómo lo hizo? Evolución, inteligencia, creatividad y una CLARA INTENCION DE VIDA.

Si hay algo que hace la Tierra es crear VIDA y protegerla. Esa es su función principal y lo hace las 24 horas del día, sin parar.

Pero para mantener vivos a los humanos, necesita que estemos conectados con ella en todas las formas posibles. Necesita sincronizarnos, porque la vida se trata de una compleja geometría armónica, y donde hay caos hay entropía.

Cuando no nos sincronizamos, quedamos fuera de la red vital, creando entropía alrededor.

La entropía es natural, y debe existir, pero tenemos suficiente de ella en el Sol por ejemplo, que es el astro que le obliga a la Tierra a auto-regularse, a mantener el orden.

Me pregunto si te es posible realmente comenzar hoy mismo a plantearte salir de la ciudad y vivir más cerca de la naturaleza.

Las ciudades son lugares que colapsan más tarde o más temprano pero siempre colapsan.

Y vivir en una ciudad colapsada es vivir en un espacio de caos, inharmónico y por lo tanto no saludable.

Es posible que el 99% de tus problemas sea causado por el medioambiente en el que vives. Un ser vivo ES, con su medioambiente.

En la Naturaleza está la calidad de vida real. Más allá del sueldo (¿para qué quieres más dinero si no puedes mejorar tu calidad de vida?)

En la naturaleza están las verdaderas FUENTES DE ENERGIA que te hacen vivir. ¿Por qué vivir aislándote del PODER?

En las ciudades, el poder se traslada a personas y a corporaciones, y tu aparato perceptual es alejado permanentemente de las verdaderas fuentes de energía que son capaces de activar tus verdaderos poderes.

Las ciudades “enganchan” a un motor de entropía imparable que como siempre conduce al colapso de la vida. Y si vives en una ciudad, estás enganchado en la rueda de la destrucción.

Tal vez, cuando te planteas salir de la ciudad, te preguntas ¿con qué voy a pagar la hipoteca si en el campo o en la playa o en la montaña no podré conseguir trabajo?

Yo te pregunto si tu casa vale tanto como para seguir viviendo en la destrucción.

Yo me mudé al campo (vivo en la entrada de una reserva natural frente al mar), y vine aquí dejándolo todo. Tal era mi decisión de conectarme con la Tierra de manera urgente, ya que al estudiarla comprendí que seguir viviendo en una ciudad era un suicidio.

Una vez aquí, en la mágica isla de Lanzarote, mi salud comenzó a mejorar, mi estado de ánimo, mi capacidad para trabajar (aunque cuando llegué no tenía ni un céntimo, a veces no podía tomarme un café siquiera).

Pero claro, al salir de la ciudad, todo mi potencial bloqueado comenzó a manifestarse y no sólo me puse a trabajar mejor, sino que pude hacerme autónoma en varios sentidos.

Hace 10 años que sólo utilizo el reloj cuando estoy en un escenario o en un aeropuerto, para no pasarme de la hora establecida en mi conferencia o no perderme un vuelo. Hace 10 años que no uso el despertador. Hace 10 años que no dependo ni de un jefe ni de un socio para ganarme la vida, sólo dependo de mi conexión con la Tierra. Ella me mantiene equilibrada y por lo tanto me lleva a tomar las mejores decisiones.

Hace 10 años que como del mar. Tengo un barquito y salgo a pescar. Y tengo mi casa llena de plantas aromáticas y tropicales que me llenan de vida.

Hace 10 años que no tengo no depresión, ni fobias, ni estrés (y les aseguro que viviendo en las ciudades fui una víctima profunda de estas enfermedades).

Pero tal vez lo más hermoso de haberme venido a vivir al campo, es que soy una persona feliz y tranquila. No voy con prisas, no me pongo nerviosa, no tengo miedos, ¡es un milagro!

Y cuando una persona es testigo y participante de un milagro, tiene ganas de decirle a sus hermanos cómo lo logró. Bueno pues, por eso estoy escribiendo esta nota. Cuando miro para atrás y releo mi historia, me doy cuenta que el paso fundamental para mi vida fue salir de las ciudades y conectarme con la naturaleza.

La vida se vuelve más real. Los sentidos se afinan, escuchas mejor, hueles mejor, sientes todo más intensamente y estás más alerta, por lo tanto, cometes menos errores.

La estabilidad emocional que te da la natura, te lleva a caminos más claros en la vida, a que las situaciones sean más transparentes.

Y APARECEN LOS RECURSOS.

De repente, soy una persona rica, multimillonaria, pero no en dinero, sino en calidad de vida (si no, ¿para qué quieres el dinero?).

Y vuelvo a los miedos de abandonar las posesiones, como la casa o el trabajo…

He dejado atrás TODO LO QUE TENIA…y AHORA TENGO MAS!!!!!, pero no porque tenga más posesiones, sino porque las que tengo son las que necesito…NO NECESITO NADA MAS!!!!!

Cuando tu mente y tu cuerpo tienen la sensación de satisfacción permanente, la vida se convierte en una obra de arte. Las energías están orientadas a crear. Crear cualquier cosa que se te ocurra, pero crear. Por ejemplo, crear tu vida todos los días, en completa libertad.

¿Hace cuánto que tu mente y tu cuerpo no experimentan un largo período de satisfacción sin necesidades? ¿Recuerdas la última vez?

Pues cuando vives conectado a la naturaleza, tus necesidades vuelven a ser sólo las básicas: sed, hambre, ganas de hacer pipí, sueño y poco más…

Desaparecen aquellas provocadas por la ciudad…desaparecen, nos liberamos.

Recuerdo mi ropero en la ciudad. Todos los días debía pensar ¿qué me pongo?. Ahora mi ropero se ha reducido al bañador (tengo el mismo como hace 5 años), y a unas pocas prendas que voy usando hasta que ya no dan mas. Toda esa preocupación por redisfrazar mi avatar quedó reducido a cuando voy de viaje a una ciudad. Cuando estoy en casa, la ropa no me importa en absoluto, sólo pretendo que sea cómoda.

Mi mente se ha aclarado, y además ha comenzado a ampliar su capacidad de recibir y transmitir mensajes. Mi marido, que ama pescar, me pregunta ¿la marea está alta o está baja?, y yo sólo me recuesto en la cama o en el piso y mi cuerpo ya sabe el estado de la marea, porque siente en sus aguas, los movimientos de la luna.

Me sincronizo con los animales y con las plantas, que cada uno de ellos me envía información. Les presto mucha atención a los animales, ya que ellos están aún más conectados con la natura que yo. Las plantas y los animales viven el presente, el ahora. Yo aún vivo en la ilusión del pasado y el futuro (cada vez menos).

Por esta felicidad y tranquilidad que siento, es que me complace aún más invitarte a pensar si no sería bueno que te planteases salir de la ciudad. Tomar una decisión sabia y certera de acercarte a los poderes de la natura, para desplegar finalmente los tuyos propios que en la ciudad están bloqueados.

¿Que te vas a aburrir en el campo o en la montaña?

Jeje, espera a que llegue el momento en el que cuando un pájaro se acerque a tu ventana y se ponga a cantar y entiendas perfectamente qué es lo que está diciendo, a ver si te aburres. Espera a que llegue el momento en que tu mente se ponga tan creativa que hasta desearías tener un nuevo problema que resolver.

Espera a que llegue el momento en el que sientas a la Tierra comunicarse contigo, a la luna llevar las aguas de tu cuerpo de arriba para abajo, a mirar el cielo y ver caer los meteoritos o mirar con toda claridad el brazo de la vía láctea.

A las mujeres: espera el momento en que la menstruación esté tan sincronizada con los astros que no te duela ni la cabeza, ni los pechos ni la panza.

Espera a que llegue el momento en que te sientas feliz y que eso dure horas, días, meses y años.

Tomado de: http://biancaatwell.wordpress.com/2010/11/30/salir-de-las-ciudadeD/

2012: Año chino yang del Dragón Negro, del retorno de Quetzalcoatl y de la ocultación de Venus❁

2012 el año del Dragón Negro, del retorno de Quetzalcóatl y de la ocultación de Venus
Varios acontecimientos que involucran diferentes perspectivas míticas y astrológicas destacan en este año 2012. En la cultura oriental es el Año del Dragón, en la cultura Maya coincide con el retorno de Quetzalcóatl y en el mundo occidental cautiva la atención de los astrólogos el raro fenómeno conocido como la ocultación de Venus.

2012 año chino yang del Dragón Negro

De acuerdo a los expertos en la astrología china, el 2012 es el Año del Dragón y aunque la segunda luna nueva después del solsticio de invierno es el 23 de enero, oficialmente comienza el primer día del Tigre el próximo 4 de febrero.

En el calendario de los cinco elementos de la astrología china: agua, madera, fuego, metal y tierra , el 2012 es el año del Dragón de Agua, cuyo color es el negro y como es un año par, es de energía yang. Para la cultura oriental, el dragón es una criatura de mito y leyenda, imagen de buena fortuna y signo de intenso poder, tanto así que fue la imagen de los emperadores chinos.

El símbolo del Dragón Negro o de Agua, es de un trabajador inteligente y laborioso que nunca deja de lado el trabajo, aunque a veces lo lleva a excesos. El tiene el valor suficiente para enfrentar los retos y encontrar fácilmente los puntos débiles que se interponen en su camino hacia el éxito. El yang agua como el elemento del año simboliza la riqueza y la abundancia. Se relaciona con las finanzas movilizando las cuentas corrientes, los flujos de efectivo y la liquidez. En la naturaleza puede esperarse a través de grandes inundaciones y también está conectado con el planeta Mercurio, regente de Géminis, por lo tanto la comunicación, la sensibilidad y la intuición toman protagonismo este año.

El retorno de Quetzalcóatl

El año chino del Dragón, criatura legendaria que se le recuerda como un gigante reptil alado capaz de respirar fuego, coincide con lo que se conoce como el retorno de Quetzalcóatl, la suprema deidad mesoamericana simbolizada por una serpiente emplumada y que representa la unión de espíritu y materia.

Quetzalcóatl se sabe que vivió alrededor del año 400 AC en Teotihuacán, México. Dejó este mundo a causa de la corrupción y la muerte, y también porque él mismo se veía como una figura clave de esta corrupción, pero dijo que volvería cuando el mundo haya cambiado para mejor.

Quetzalcoatl, como se muestra en el Códice Magliabechiano, siglo XVI.

Este alto sacerdote Mesoamericano, fue muy venerado y se dice que representa a Venus como estrella de la mañana, su hermano gemelo Xólotl representaba la estrella de la tarde y ambos el signo de Géminis.

Al igual que muchas culturas alrededor del mundo, los mesoamericanos seguían muy de cerca los movimientos de Venus. Dicen que surgió de las vigas del Sol como una estrella de la mañana para marcar el comienzo de su ciclo Maya. Venus, y su glifo, el Círculo del Espíritu en la parte superior de la cruz de la materia, están muy en sintonía con el mismo significado de Quetzalcoatl, mezcla de espíritu y materia.

Un mito Maya procedente del Popol Vuh, narra la historia de la caída del Séptimo Guacamayo, un gobernante corrupto y codicioso que ha gobernado la última edad del hombre y que se vengó de los hijos gemelos de un Dios del Sol, para remplazarlo en su trono como el gobernante legítimo de la próxima era que viene.

Este mito que resuena poderosamente con el renacimiento del Sol en el próximo solsticio de invierno el 21 de diciembre de 2012, ha sido investigado y escrito ampliamente en las últimas décadas y ha despertado la curiosidad de muchos como un momento que representa, al igual que Quetzalcóatl, la unión del espíritu y la materia y que marcará el renacimiento de la conciencia humana.

La ocultación de Venus

Tránsito de Venus en el 2004, visto desde Hong Kong

El mismo año que retorna Quetzalcóatl, quien representa a Venus y a Géminis, el planeta Venus hará su inusual tránsito por el Sol el 5 y 6 junio de 2012 en el signo de Géminis.

El fenómeno astral también llamado la ocultación de Venus, se caracteriza por el paso del planeta directamente entre el Sol y la Tierra y puede ser visto desde la Tierra como un pequeño punto negro que se mueve a través del Sol. Estos tránsitos de Venus ocurren aproximadamente, entre cada 105,5 y 121,5 años, de dos en dos con 8 años de diferencia.

No hay duda para la astrología, de que la primera ocultación en el año 2004 movilizó un aumento de la preocupación mundial con respecto al cambio climático y la energía sostenible de la economía mundial y su eficiencia. En esta oportunidad con Venus en Géminis, posibilita además el aumento de las redes sociales y la capacidad de conectarse con cada uno de los individuos en mente y espíritu, una ocasión que no se debe desperdiciar porque volverá a ocurrir dentro de más de un siglo.

El año chino yang del Dragón Negro, el retorno de Quetzalcóatl y la ocultación de Venus, son eventos basados en la mitología, la leyenda y astrología entrelazados entre sí, para brindar en este 2012, la valiosa oportunidad de alinear nuestros pensamientos e intenciones globales y revaluar los valores fundamentales que impulsan el honor, el respeto y el corazón de lo que nos gusta. Vamos a conectarnos para ampliar el alcance más allá de la astrología e invitar a participar a todos los que también valoran la paz, lo sagrado y un gran amor por nuestro planeta.

La Visión del Jaguar, la Inteligencia del Cuervo, el Fuego del Dragón.
Soy Alquimia nacida en lo cuántico del Universo,
duda de la serpiente primordial,
nacida ciega, despierta por voluntad…

Comunidad Pagana de México – Hermandad de la Diosa Blanca – Pagan Federation International (PFI-México)