Enfoque de Luna Nueva: Desenmascarando el agarre del Ego❁

I N T R O D U C C I O N

Mientras la luna mengua, continuando su descenso hacia una completa obscuridad, seguimos sometidos a otra intensa iniciación mientras el Fuego Cósmico Solar continúa bañando nuestro planeta completo..

Esta iniciacion puede ser caracterizada como una “noche muy obscura del alma”. Es una fase deuna purga muy profunda mientras la reconfiguración continúa, fusionando y sintetizando nuestro sistema de energía multi-cuerpo. Esta catalizando una completa e instantánea actualización del cableado genetico electrico de nuestra huella digital, rapidamente cambiandonos hacia nuestro cuerpo magnetico de luz multidimensional.

Las re-conexiones y actualizaciones de nuestros sistemas están iluminandose y revelando la célula maestra de nuestro inconsciente, liberándonos instantáneamente de nuestras ataduras del control del ego y la limitada percepción humana.

Esta gran revelación no deja ningún aspecto de nuestro ser sin voltear. El Fuego de la Verdad Divina se enciende a través de nosotros, dejandonos despojados de la personalidad y lanzandonos desnudos al foso de la remanente resistencia egóica. Es en este foso de temor, que se puede encontrar dentro de los intrincados recobecos de nuestro bajo ser, que valientemente y de una manera consciente entregamos nuestra forma humana al altar de los Fuegos Sagrados.

Es desde este acto extraordinario de rendición final, que nos estamos liberando de la mascarada mientras el ultimo agarredel ego nos libera a través del velo. Es la extinción final de nuestra identificación con el ser como un cuerpo limitado por los sentidos físicos. .

La Luz de Dios garantiza que no hay ningún lugar en el que esconderse mientras simultáneamente nos provee con los ojos para ver, con la oportunidad para expandir nuestras percepciones mas allá de la dimensión física. Mientras más dejamos ir lo que pensamos que sabemos (la máscara del ego), más grandes serán los niveles de iluminación que estaremos recibiendo.

Mientras entregamos nuestra humanidad, somos absorbidos por la luz y nuestro más grande, aspecto multi-dimensional del ser completamente maneja nuestro sistema operativo humano.

Nuestro Avance
dentro de la Multi-Dimensionalidad

Manipulando la Realidad
Todo lo que está ocurriendo, tanto adentro como afuera, es una orquestación divina creada a través de las leyes de la iniciación para nuestro regreso evolucionario hacia la maestría de la multi-dimensionalidad. Es vital que conozcamos y aceptemos que todo lo que esta sucediendo en nuestras vidas esta en un Orden Divino absoluto. Somos meramente los observadores mientras tomamos este clavado Divino. Muchos de nosotros estamos aprendiend ausar las regla de nuestra consciencia expandida para manipular la realidad de la tercera dimensión, abriendo la puerta hacia un nuevo y completo nivel de maestría de la energía..

A continuación encontrarás algunas de las actualizaciones que actualmente estan siendo auto reaizadaspor nuestro Grupo Avatar.

El Desenmascaramiento Final del Ego

Si vamos a experimentar la unidad absoluta que es nuestro destino colectivo, debemos desenmascararnos completamente, permitiendo la extnción definitiva del control del ego de nuestras experiencias humanas…

Aún hay condicionamientos que pemanecen en nuestro inconsciente y que continúan controlando nuestras vidas, manifestando excusas y distracciones. Es esta tenaz pared de resistencia… el último agarre de nuestro inteligente ego que se convierte en la barrera enceguecedora y nos evita el completo regreso a nuestro Grandioso Ser.

La Luz Cósmica Iniciadora que esta siendo derramada sobre nuestro Planeta nos esta ofreciendo la oportunidad para viajar profundamente dentro de nuestro subconsciente y y retirar cada hilo de pensamientos temerosos, emoción, memoria y comportamiento que impide nuestra reconexión.

Nuestro mayor reto ahora es liberar TODO Control de nuestra vida física a la Voluntad Divina, para situarnos a nosotros mismos completamente en las manos de nuestro Gradioso Ser. Debemos DEJAR IR COMPLETAMENTE de manera que podamos realizar el cambio dimensional!

Trascendiendo el Concepto de Libre Albedrío

Estamos liberando nuestro sistema operativo humano incluyendo la idea de que tenemos nuestro libre albedrío personal. Esta es la ilusión que mantiene al ego enmascarado en su danza de manipulación controlada de la mente! El LIbre Albedrío es claramente un concepto des-actualizado que no encaja en el lugar al que estamos evolucionando como planeta y como raza.

El Fuego Sagrado de la Llama Violeta Transmutadora puede asistirnos grandemente para traer hacia nosotros las transmutaciones requeridas y se amplifica especialmente cuando se invoca en conjunto con la Llama Platino de la Unión. La mayoría de nosotrosno puede avanzar SIN el apoyo de los Fuegos Sagrados.

La No-Identificación del Ser solamente como un humano

La liberación hacia la multi-dimensionalidad es actualizada a través de la no identificación del ser como solo un humano. Estamos ejercitando y expandiendo nuestra visión para ver mas allá de la forma, más allá del ser. Nuestras nuevas realidades están siendo instantáneamente creadas a través del lente de percepción multi-dimensional.

Es de naturaleza humana el validar nuestra existencia a través de las maneras fisicas de nuestro cuerpo y sus cinco sentidos. La construcción actual de la realidad física está designada para estimular (y sobre estimular) los sentidos, manteniendonos encerrados en nuestros cuerpos y la matriz tri-dimensional. Con nuestra atención constantemente fija sobre las necesidades, apegos y deseos del cuerpo físico, nos econtramos distraídos de la verdadera Realidad Divina y comprometemos nuestra habilidad para movernos a través del velo.

Muchos de nosotros estamos actualmente trascendiendo las limitaciones de la tercera dimensión al manipular nuestra realidad, solamente a través de nuestros pensamientos. Esto se está logrando por el enfoque de nuestra atención sobre lo más Grandioso y a través de un cambio de percepción sostenida en el funcionamientos de la mente-corazón.

Esto incluye algunas habilidades como… el sanar instantáneamente, manipular la construcción del tiempo, trascender la necesidad de comer, el ya no ser afectado por las temperaturas , dejar de experimentar cualquier tipo de sufrimiento, el viajar a través de las lineas de tiempo, el precipitar nuestras necesidades en cualquier momento de tiempo.

Es un enorme reto el realizar este cambio perceptual por nosotros mismos y es la razón por la que la Fundación se encuentra constantemente animando a todos a que permanezcamos unidos en formación de grupo de menera que los más avanzados puedan apoyar a los que se encuentran en una etapa mas baja de estas realizaciones

Moverse Fuera de las Fronteras de Tiempo-Espacio

Todos sabemos que la ilusión del tiempo es una construcción hecha por el hombre. Constantemente escuchamos a la gente decir “no tengo suficiente tiempo”. Afirmaciones como esta solidifican las barras de la prisión del “tiempo” que actualmente rodean a la mayoría de la humanidad y los sistemas sociales.

Una vez que nos encontramos libres de las limitaciones creadas por el tiempo y el espacio, podemos actualizar totalmente nuestros talentos de multi-dimensionalidad. Nuestra habilidad de ver mas alla de la dimensión física es la llave para realizar esta actualización.

Mientras ejercitamos solamente el momento presente…. PRESENCIA PURA… liberamos la mente de las trampas del conjuro en esta realidad de que existe un pasado y un futuro. La preocupación, el estrés y la ansiedad se alejan y nos convertimos no solamente en el flujo, sino que en la energía detrás del flujo, y simplemente, en el observador.

Cuando somos liberados de las fronteras de tiempo espacio, no hay identificación del ser… no hay deseo, ni separación, no hay miedo a la muerte. El miedo por si mismo deja de existir. Las formas de pensamiento y patrones de baja vibración no pueden moverse dentro de los mundos más altos.

Atrevete a ir mas allá de tus sentidos! Eres un Ser infinito y basto que es parte de una aun mas increible totalidad. No hay limites, más que aquellos que nosotros mismos creamos. Es nuestro ego quién nos mantiene como rehenes en la ilusión del tiempo-espacio.

Moverse Fuera de las Fronteras de Tiempo-Espacio

Todos sabemos que la ilusión del tiempo es una construcción hecha por el hombre. Constantemente escuchamos a la gente decir “no tengo suficiente tiempo”. Afirmaciones como esta solidifican las barras de la prisión del “tiempo” que actualmente rodean a la mayoría de la humanidad y los sistemas sociales.

Una vez que nos encontramos libres de las limitaciones creadas por el tiempo y el espacio, podemos actualizar totalmente nuestros talentos de multi-dimensionalidad. Nuestra habilidad de ver mas alla de la dimensión física es la llave para realizar esta actualización.

Mientras ejercitamos solamente el momento presente…. PRESENCIA PURA… liberamos la mente de las trampas del conjuro en esta realidad de que existe un pasado y un futuro. La preocupación, el estrés y la ansiedad se alejan y nos convertimos no solamente en el flujo, sino que en la energía detrás del flujo, y simplemente, en el observador.

Cuando somos liberados de las fronteras de tiempo espacio, no hay identificación del ser… no hay deseo, ni separación, no hay miedo a la muerte. El miedo por si mismo deja de existir. Las formas de pensamiento y patrones de baja vibración no pueden moverse dentro de los mundos más altos.

Atrevete a ir mas allá de tus sentidos! Eres un Ser infinito y basto que es parte de una aun mas increible totalidad. No hay limites, más que aquellos que nosotros mismos creamos. Es nuestro ego quién nos mantiene como rehenes en la ilusión del tiempo-espacio.

Manipulando la Realidad a través de Re-escribir Nuestros Libretos

Estamos constantemente tejiendo nuestros patrones elegidos de vida. Como Seres Creadores, podemos aceptar o declinar cualquier reflejo que se esta creando en nuestra realidad reveladora.

A través de nuestras percepciones expandidas, podemos manipular nuestros pensamientos a manera de construir la vida que deseamos vivir y lo hacemos meramente a través de nuestras percepciones.

De la misma manera que la araña en el bosque teje su telaraña expandida, de esa manera nosotros podemos tejer nuestras realidades para reflejar aquello que deseamos experimentar. A través del poder de nuestra atención, podemos dirigir nuestros pensamientos de manera que re-escribamos el libreto de la realidad que es contenida por el tiempo-espacio hacia el paisaje multi-dimensional infinito que esta verdaderamente vivo.

Cada uno de nosotros debe primero ascender mas allá de nuestro habito de pensamiento tri-dimensional para abrazar completamente nuestro Sistema Operativo Multi-dimensional. Entonces recordaremos como pensar, sentir y percibir toda la realidad a través de un lente multi-dimensional.

La Divina Realidad existe dentro de nosotros y alrededor de nosotros en todo momento. Solamente necesitamos dejar atrás nuestras nociones preconcebidas de la realidad linear para permitir la expansión de lo eterno que nos revele la guía de la Gracia Divina, que se encuentra presente en cada momento.
Fuente: https://www.childrenofthesun.org

Luna Nueva en Tauro – 21 abril 2012 por Cristina Laird

Aquí llega la Luna Nueva de Abril, esta vez a 1º Tauro 35′, signo, como sabemos regido por Venus. Tauro ha estado disfrutando del benéfico Gran Trígono formado por Jupiter en Tauro a Plutón en Capricornio y a Marte en Virgo a unos 9º, que se formó exacto a mediados de Marzo. Un Gran Trígono une tres puntos de la carta astral, en este caso de los signos de Tierra, tres puntos que en este momento fluyen en armonía. Aún así hubo algunos retrasos debido al retrógrado de Marte. Pero a partir del 14 de Abril, Marte ha vuelto a su moción directa, por tanto a su marcha hacia adelante y a pesar que Jupiter se ha salido del Gran Trígono, debido a que ya va por unos 16º, esta lunación significa que el Sol, la Luna, Marte y Plutón forman este benéfico Gran Trígono en signos de Tierra. Sería difícil imaginar algo negativo sobre este aspecto astrológico. Los signos de Tierra representan nuestra necesidad de adaptarnos a la vida aquí en la Tierra, el desarrollo de nuestra creatividad, la alimentación, el sustento, las finanzas, el trabajo, la profesión, la salud, el cuidado de nuestro cuerpo y nuestro planeta, son todos temas de los signos de Tierra. Estos temas se habrán vuelto más relevantes que nunca para muchos y con cierto sabor positivo y la posibilidad de resolución en estos temas que se encuentren en conflicto en nuestras vidas.

Esta Luna Nueva, forma este aspecto que nos augura que algo positivo comienza en nuestras vidas, aunque ello sólo signifique la toma de consciencia de la necesidad de resolver algunos de estos temas. Las finanzas y los proyectos financieros tienen una buena influencia para esta Luna, pero también una gran oportunidad de resolver problemas de salud que nos hayan afligido en el pasado cercano. Esto se encuentra reforzado por el contacto de Venus (regente de esta lunación) a Quirón, que también opone Maarte, símbolo de la curación alternativa y no la tradicional a través de medicamentos. La toma de consciencia que los medicamentos sólo aplacan el síntoma, pero no curan, es una de las posibilidades para mucha gente. La necesidad de practicar un sistema de prevención de la salud, a través de llevar una vida sana. ¿Hasta cuando fumaremos, beberemos, en exceso? Para qué?

Otro aspecto de esta lunación en Tauro, es también el reconocimiento que quizás pasamos demasiadas horas frente a artefactos electrónicos y que es quizás hora de reencontrarnos con nuestros sentidos y ver, tocar, oler, saborear y escuchar, por encima de comunicación por las redes sociales. Esto afectará en particular a muchas madres e hijas, madres e hijos, ya que Ceres, o Demeter, la Gran Mother, cuya hija es Persefone, quien fué secuestrada por Hades (Plutón), se encuentra en una conjunción a el Sol y la Luna. Juno (Hera) hace una conjunción al Nodo Norte Lunar, lo que nos trae la atención a las relaciones personales y la necesidad de revisar nuestra actitud hacia las mismas. ¿Dependemos del otro para ser feliz? Si la respuesta es Sí, entonces debemos repensar nuestra actitud hacia ellas.

Saturno que ya ha retrocedido a casi 25º de Libra, en su moción retrógrada que finaliza el 25 de Junio, opone esta lunación, por tanto, el sentido de obligación e inevitabilidad en hacernos cargos de nuestros problemas será evidente. Ya no podemos culpar a los demás por nuestras dificultades. Lo que nos pasa a nosotros es nuestra responsabilidad. El origen, la respuesta, la solución al problema, está en nuestro interior. NADIE tiene que ver con lo que me pasa a mi, más que YO. No recibimos un castigo de Dios, o de otro o de la comunidad, sólo somos víctimas de nosotros mismos. Si alguien nos estafa o nos roba, ellos son ladrones, pero nosotros confiamos en quien no deberíamos haber confiado.

Tauro es un signo muy LENTO, necesita su tiempo, para ver con claridad. Quizás podemos aprender paciencia y perseverancia de este signo. Dos cualidades esenciales para vivir mejor.

Si estabas esperando el momento adecuado para iniciar un proyecto creativo, éste ha llegado. Si te preguntas cómo expresarte creativamente, deja fluir las energías y sigue tu instinto-. Esta Luna Nueva en Tauro puede sorprenderte. Y ¿qué significa expresarse creativamente?, pues aprender a dejar fluir eso que tienes, que es único y exclusivo tuyo y que nadie más que tú posee. Eso que hace que seas quien eres. Aprovecha este momento creativo alrededor de la Luna Nueva para sorprenderte a tí mismo/a.

Tomado de:

http://astrologiaarquetipica.wordpress.com/2012/04/17/luna-nueva-en…

LA EXPERIENCIA DE ESTAR DESPIERTOS tomado de Rutas del Alma

Excelente y sincrónico con la experiencia que compartí ayer, agrega mas detalles a este proceso de despertar que estamos vivenciando
EN Amor Ro

Cuando hemos finalizado la primera etapa de nuestro proceso del despertar, entramos a una nueva fase, en donde ya no es necesario llevar un espíritu guerrero con nosotros y comenzamos a experimentar la paz y la tranquilidad que los cambios que hemos realizado, nos proveen, comenzamos a cosechar las semillas nuevas que hemos sembrado y pasamos de la ira la tranquilidad. Ya no es un momento de batalla, es un momento simplemente de SER.
Si en la primera fase experimentamos nuestra fuerza a través de los límites físicos, ahora lo hacemos a través de los límites psíquicos. Si en la primera etapa nuestra fuerza interior se basaba en nuestra capacidad de establecer límites y romper esquemas por la fuerza, ahora experimentaremos nuestra fortaleza interior a través de la paz. Si anteriormente liderábamos señalando y enjuiciando lo que no funcionaba, ahora lo haremos a través del ejemplo.
En esta segunda etapa nos esforzaremos más por sostener el equilibrio y la armonía en nuestra vida, por lo que rehuiremos los conflictos, evitando la confrontación, armonizando naturalmente con la energía que nos rodea.
Si en la primera etapa buscábamos “cambiar al mundo” ahora buscaremos “cambiar nosotros primero para que como consecuencia, cambie el mundo”.
Los niveles de sensibilidad son más profundos en esta etapa y si bien, en esta etapa ya no se juzga tan duramente a los demás, aunque si se puede caer en el no poder comprender “la falta de humanidad del hombre hacia el hombre y el planeta mismo”.
En esta etapa es prácticamente imposible sostener ningún tipo de violencia, sea real o ficticia (películas, noticias, t.v., etc.).
Al expandirse más los niveles de percepción, tendremos problemas al estar en sitios donde prevalezca el exceso, por lo tanto, evitaremos lugares donde haya mucho ruido, mucha gente, mucha luz, colores, emociones negativas en otros, olores, comidas, productos químicos, la ropa de fibra sintéticas, violencia, el dolor de otros, la conciencia de grupo, las frecuencias electromagnéticas, los destellos solares. Se perciben con creces todas las energías que los rodean. La sensibilidad hace que todo se “magnifique” haciendo esto abrumador para quien lo experimenta de esta forma. Por lo tanto, se tendrá la tendencia a evitar centros comerciales o lugares con demasiadas energías diferentes. Si el entorno es extremadamente intenso o violento, tenderemos a retraernos y desconectarnos como forma de protección.
Al tener una mayor percepción de las vibraciones que nos rodean, entonces entramos en una mayor comunicación con el arte y la creatividad, no solo se disfruta cualquier expresión del arte, como la música, sino que cada nota se experimenta en todo nuestro ser.
Al entrar en mayor conexión con la compasión, el amor y la empatía, se va desarrollando mayores niveles de inocencia y pureza, falta de malicia, lo que muchas veces impide aceptar que muchas personas pudieran tener intenciones negativas o de dañar, lo que nos deja con cierta desprotección, sobre todo, en el tema de lo afectivo.
Se puede tener la tendencia a ocultar sus emociones por miedo a su amplificación y a la pérdida de control, por lo que se pudiera dar la impresión de ser impasibles o insensibles para las personas que les rodean.
Es posible también ocultar sus sentimientos por temor a ser lastimados, no comprendidos o rechazados.
Si bien, en este nivel es posible experimentar el amor y la alegría a grandes dimensiones, también experimentamos el dolor magnificado, por lo que, a modo de protección, cerramos nuestros sentimientos a los demás.
Una vez trascendido el miedo, se pueden lograr relaciones largas y profundas con las personas que ofrecen amor incondicional.
Dentro de este proceso comenzamos a equilibrar las energías ying y yang, nuestras polaridades masculinas y femeninas logrando mayor conexión con nosotros mismos al construir nuestros deseos.
No se concibe el mundo material separado del espiritual.
Se amplifican la conexión con los niños y los animales.
El cuerpo físico y la mirada se van transformando, logrando irradiar cada vez mas paz, amor y tranquilidad.
Viven sus dones como algo natural y no como algo fenomenológico por lo que se puede perder el valor de sus cualidades pues los dones están tan integrados ya, que se manejan como algo natural, pensando que “todo mundo manifiesta el mismo don”. Muchos Maestros pierden la noción de lo importante que es transmitir su conocimiento y sabiduría por pensar que no se tiene nada importante que aportar, pues ya no se percibe su sabiduría como algo único, sino como algo “normal que está integrado en todos”.

Extraído del taller “2012 – El Despertar Sagrado”

Navegando las Etapas de la Limpieza Emocional.

¿Alguna vez se han encontrado en medio de un problema emocional doloroso y no han podido encontrar la salida?

¿Alguna vez han tenido esos momentos cuando pensaron que ya habían terminado de limpiar algo, solo para encontrarse de vuelta en lo mismo? Yo he pasado por esto y no se ustedes, pero yo considero la limpieza emocional como algo espeluznante. Es como intentar encontrar su camino a través de una jungla llena de arenas movedizas y profundos hoyos cavernosos – uno necesita un mapa realmente bueno y detallado. A través de mi niñez y a lo largo de mi madurez, me quedé atrapada en las arenas movedizas muchas veces, porque no sabía como navegar las etapas de la limpieza emocional. Entonces ¿cómo nos movemos a través de las etapas de la limpieza emocional? ¿Y qué es eso exactamente?

Limpieza Emocional

La limpieza emocional es el proceso por el cual quitan las capas de sus bloqueos emocionales, transmutando energías densas de ira, vergüenza, culpa, etc. contenidas en cada capa, llevando todo esto hacia la compasión. Esas capas se mantienen reprimidas y selladas en nuestro cuerpo emocional, hasta que son liberadas para salir a la superficie (detonadas hacia la acción), a través de los conflictos que se atraviesan en nuestro camino. En ese punto nos volvemos conscientes de ellas.

Las Etapas de la Limpieza Emocional

Una vez que las energías anteriormente contenidas dentro de una capa han alcanzado la superficie, comenzamos el proceso para limpiarlas. Esta limpieza involucra un movimiento a través de una serie de etapas que nos permiten liberar física y emocionalmente esas energías de nuestro cuerpo, mientras que al mismo tiempo, integramos el miedo que está en la raíz y aprendemos la lección concerniente. ¡Guau! ¡Esa fue una oración larga!

Algunas veces la limpieza es suave porque las energías estancadas son suaves, pero otras la limpieza es muy dolorosa, escalando hasta una explosión de conflicto con alguien. Permítanme decir que sin importar si es suave o fuerte ¡no es fácil! ¡Es como intentar escalar uno de esos hoyos sumamente profundos!

¿Por qué querríamos hacer una limpieza emocional?

Esa es en verdad una muy buena pregunta. Existen muchas recompensas en la limpieza emocional. Una es la ascensión – debemos aligerar nuestros cuerpos con el fin de ascender y podemos hacer esto a través de la liberación de viejas energías estancadas que lo hacen denso. Lo hacemos con el fin de tener relaciones mejores y más satisfactorias. Lo hacemos con la intención de tener una mayor salud mental y emocional.

Gracias a meses y meses de lecciones dolorosas con mi esposo Shaun, finalmente he aprendido a navegar las etapas de la limpieza emocional – cuando menos lo suficiente como para escribir este artículo. Todo lo que puedo decir es que bendito sea el corazón de Shaun por mantenerse a mi lado. ¡Esto ha sido un reto por decir lo menos! Limpiar con nuestra pareja puede ser muy frustrante, porque estamos siendo forzados constantemente a mirar un espejo de nosotros. ¡No podemos escaparnos! Una y otra vez demandamos saber por qué acordamos este dolor y agonía. Una vez que nos damos cuenta de que esto es un proceso y lo vemos desde una perspectiva superior, somos capaces de avanzar con un poco más de facilidad y gracia cada vez.

El Proceso

El proceso de limpieza emocional nos lleva desde una perspectiva de tercera dimensión, todo el camino hasta la perspectiva multidimensional en donde podemos transmutar la emoción fuera de nuestros cuerpos físico y emocional. Esto comienza con nuestro *Niño Interior (NI) que es detonado para reaccionar, y termina con nosotros encontrando la comprensión superior y multidimensional del problema emocional a la mano. En caso de que no estén familiarizados con el niño interior, estoy hablando de ese pequeño niño o niña dentro de cada uno de nosotros y aunque el o ella se comporten tal como un niño pequeño, su verdadero trabajo es proteger nuestros cuerpos físicos del daño. El niño interior hace esto a través del miedo, pero ese miedo se vuelve desequilibrado cuando él o ella comienzan a dominar nuestras emociones con ese miedo.

También, tengan en mente que puede ser que no sepan lo que está ocurriendo hasta que se acostumbren a pasar a través de la limpieza emocional y reconozcan que algo se está detonando y aún así en las primeras etapas (más o menos de la 1 a la 4) son inconscientes por lo general.

Etapa 1. El Detonador

Lo primero que sucede cuando surge un problema es que mi Niña Interior (yo) es detonada. “Los detonadores” están en nuestras vidas para hacer surgir sentimientos indeseables desde viejos problemas emocionales medulares que no hemos podido limpiar en el pasado. Un detonador puede ser cualquier cosa que provoca sentimientos de ira, culpa, vergüenza o cualquier otra emoción “negativa”. Me hace saber que se ha cruzado un límite o que una vieja herida todavía está enterrada profundamente dentro de mi. Puede ser una persona o incluso una situación (como que me pisen un dedo) eso me detona y siempre lo se porque reacciono. Algunas veces la reacción es suave, como una emoción sutil y/o una sensación física, pero siempre existe algún grado de reacción física o emocional (o ambas), aunque sea solo un rápido latir del corazón durante pocos segundos.

Cuando limpio un bloqueo emocional, normalmente limpio una o más capas del problema emocional medular, dando como resultado que el detonador me afecte cada vez menos y menos. Una vez que limpio totalmente el problema, el detonador se desvanece como si nunca hubiera estado allí.

Etapa 2: Identificando el Detonador a través de la Ira

Cuando reaccionamos ante un detonador, reaccionamos, en el nivel más básico, con miedo, porque el miedo es la emoción de menor frecuencia. Algunas veces literalmente estaba asustada y puedo haber incluso sentido vergüenza o culpa, pero por lo general reacciono con ira. ¿Por qué ira? Mi Niña Interior ha sido herida y ella expresará esa herida con ira, con el fin de protegerme para no sentir esta herida. Piensen en esto como en un escudo que intenta evitar que continúe el dolor, tomando una acción ofensiva. ¿Alguna vez han escuchado que “la mejor defensa es una buena ofensa”? ¡El Niño Interior así lo piensa!

Tanto Shaun como yo tenemos un problema medular que involucra el abandono y siempre actuamos entre nosotros como un detonador primario en relación a este problema. Por ejemplo, cuando Shaun detona mi problema de abandono, casi siempre reacciono primero con ira. El escenario generalmente sucede así: Yo tomo la decisión de hacer algo y se lo expreso. El hace algún comentario y yo le digo que está tratando de controlarme y me enojo mucho. Pero algunas veces, siento emociones más sutiles, como miedo o culpa. La razón por la que son más sutiles, es porque mi Niña Interior realmente no quiere sentir esas emociones (que están en una frecuencia inferior a la ira), entonces usa la ira como nuestra defensa y ofensa primaria.

Algunas veces estoy extremadamente enojada antes de darme cuenta siquiera de que he sido detonada. ¡Es como si estuviera en el piloto automático del Niño Interior! Pero entre más experiencia tengo me doy cuenta que puedo identificar más pronto el detonador.

Etapa 3: Proyectar e Inculpar

Una vez que mi Niña Interior está lo suficientemente enojada, ella tomará este escudo de ira y desviará los sentimientos de vuelta hacia la otra persona, culpándola. De esta forma mi Niña Interior y yo no tenemos que tomar responsabilidad por crear nuestra propia realidad, por ejemplo, el dolor que estamos sintiendo. ¿Pueden creer que en el pasado he culpado a Sahun cuando me he golpeado sola el dedo, cuando el estaba en otra habitación de la casa? Bueno, lo he hecho porque no podía soportar el dolor de tomar responsabilidad. Este fenómeno tan interesante también se llama proyección.

Entonces, usando el ejemplo de mi problema de abandono, cuando yo proyecto hacia Shaun cuando estamos teniendo un “detonador de abandono”, yo lo señalo a él y le digo que me está controlando y que por eso yo me siento miserable, triste, enojada, etc. Mi Niña Interior no está dispuesta a reconocer que este es NUESTRO problema en este punto, por lo que tratamos de hacerlo problema de Shaun hasta que estemos listas para tomar responsabilidad.

Etapa 4: Reacción, Proyección y Culpa por un Detonador

Una vez que he reaccionado y he culpado al “detonador”, ellos generalmente reaccionarán también, sintiéndose heridos y señalándome a mi. Esto usualmente resulta en una discusión que puede durar pocos minutos o varios días, dependiendo de qué capa del bloqueo estoy intentando limpiar. ¡Pueden ver que vicioso es este círculo!

Por ejemplo, una vez que exploté en la cara de Shaun, el reacciona y explota en la mía. Su Niño Interior no está dispuesto a encargarse de mi dolor y si el tiene dolor involucrado, tampoco quiere tomar responsabilidad por el suyo. Entonces él me señala y continuamos haciendo esto hasta que nos cansamos de discutir.

Vale la pena mencionar que si alguien ha estado limpiando las emociones conscientemente durante un tiempo, entonces puede reaccionar diferente. Me estoy refiriendo a que uno puedo ver venir conscientemente el detonador y elegir reaccionar de forma distinta. Esto significa que ya casi han limpiado el bloqueo. Pero no se golpeen si no están aquí todavía – ¡los viejos hábitos son duros de matar! Créanme ¡YO LO SE!

Etapa 5: Expresando y Liberando la Ira

Esta es la etapa cuando usualmente comienzo a contenerme y veo junto con mi Niña Interior lo que está pasando. Quiero enfatizar fuertemente que todas estas cosas aparentemente “negativas” ¡están bien! Sus sentimientos son válidos y está bien dejar que su Niño Interior exprese y reaccione de una forma apropiada, por ejemplo, expresando sus sentimientos sin lastimarte a ti o a otros. Pueden necesitar hacer acuerdos con su Niño Interior en relación a la expresión para que ambos se sientan a salvo haciéndolo.

También es muy importante que se expresen tanto verbal como físicamente, con el fin de sacar la energía tanto del cuerpo físico, como del emocional. He encontrado muy útil gritar así como escribir lo que yo llamo “mentar y desahogar”. Esto puede ser tan suave como una queja o tan explosivo como una bomba de neutrones, con palabras por supuesto. Pueden hacer esto de una forma y en un lugar que sean cómodos, pero si eligen desahogarse con alguien en particular, es sabio preguntarles si pueden descargarse con ellos antes. Si no lo hacen, pueden reaccionar con ira. También encuentro apropiado usar un objeto físico, como un bat de plástico o un cojín y después golpeo mi cama o el suelo con ellos. Yo recomiendo cualquiera de estos porque no me lastiman ni lastiman a otros (o mis posesiones) al golpear algo suave con algo suave. Cuando termino de expresarme siempre lo sé porque me siento más ligera. Si no sé que ya terminé, entonces continúo hasta que sé que he terminado.

No puedo enfatizar lo suficiente aquí que lo principal que hay que tener en mente es que esta BIEN expresar tu ira, etc. Y no censurar a tu Niño Interior de ninguna forma en relación a sus sentimientos o pensamientos. Permite que tu Niño Interior exprese sus sentimientos y valídalos con algo como “¡Te escucho!” o “¡Vamos!” Al abrazar y permitir esta expresión “oscura” serás capaz de integrar mucho más rápido el miedo y la ira que estás experimentando.

Por supuesto, durante nuestras discusiones iniciales Shaun y yo siempre liberamos alguna ira. Algunas veces todavía nos sentamos durante una hora y nos gritamos uno al otro. Hemos mezclado sentimientos sobre esto más tarde, porque mientras ambos nos apenamos por lo que ha pasado, ¡los dos nos sentimos mucho más ligeros y mejor! Pero otras veces tenemos que salir solos y expresar la ira y yo siempre hago lo que recomiendo arriba.

Etapa 6: Encontrando y Reconociendo al Espejo

En esta etapa comienzo a dar un paso atrás y me doy cuenta de que tengo un problema con la otra persona y empezamos a procesar conscientemente expresando cómo nos sentimos. Lo óptimo es cuando ambos nos involucramos en esto, pero si tengo que continuar sin la participación del otro entonces está bien. Sepan también que este paso del proceso se lleva una cantidad indefinida de tiempo, dependiendo del nivel de comunicación que tenga con mi Niña Interior. Usualmente comenzamos con un proceso intelectual y terminamos con mi Niña Interior expresando sus verdaderos sentimientos emocionales que están en el centro del detonador. Esa es mi meta – la expresión verdadera y honesta de mis emociones. Este es el lenguaje de mi Niña Interior.

Una vez que puedo ser honesta conmigo, estoy lista para mirar el espejo y adueñarme de esa imagen. Encontrar el espejo, o verme a mi misma en la otra persona, siempre me muestra cómo he tratado a mi Niña Interior. Adueñarse del espejo significa que estoy lista para tomar plena responsabilidad por mi dolor y mis acciones. Significa ser brutalmente honesta conmigo misma y con los otros, incluso si duele. Entonces en mi ejemplo, yo dije que Shaun era controlador, etc., pero ahora puedo ver como he controlado a mi Niña Interior y no la he dejado expresarse o ser lo que realmente es porque tengo miedo de que Shaun me abandone. Ahora eso es algo duro de tragar y para ambos de nosotros, porque mi Niña Interior teme que la voy a abandonar. Hmmm… ¿ven un patrón aquí?

Etapa 7: Limpiando el Espejo, Tomando Responsabilidad y Validando el Dolor

Es aquí en donde uso herramientas multidimensionales para “obtener” la lección, tomar responsabilidad y liberarme a mi y a la otra persona de la culpa. Esto es lo que llamamos “limpiar el espejo”. Las herramientas que uso son multidimensionales, conocidas como las 7 claves de la Compasión. Yo uso la Fórmula de la Compasión (la primera y segunda clave), para limpiar el espejo ¡Y funcionan de maravilla! Usando estas herramientas siempre soy capaz de ver la perspectiva superior y una vez que lo hago sonrío de oreja a oreja con gratitud por la persona que es mi detonador y siempre quiero agradecerle por su papel en la lección. Una vez que puedo hacer esto, se y siento que ¡ya lo logré! ¡Después me puedo felicitar por pelar otra capa de mis problemas emocionales!

Una vez que tengo la lección y soy capaz de tomar responsabilidad por mi parte en el punto del problema, soy capaz de validar el dolor y la herida de la otra persona. Validación significa ser capaz de pedir disculpas por el dolor que he causado a la otra persona con mis acciones sin ninguna excusa o sin defender mi comportamiento. Yo le hablo al dolor describiéndolo como si me estuviera sucediendo a mi. Este es un paso importante y solo puede ser alcanzado después de que puedo conectarme emocionalmente con el dolor de la otra persona. En el ejemplo del conflicto entre Shaun y yo, esto es lo que le digo, “Shaun, siento mucho haberte acusado por intentar controlarme. Siento mucho no haberme acercado a discutir mi idea antes de tomar una decisión. Siento mucho no haberte tratado como una pareja y debido a mi determinación de que sea a mi manera, te acusé de intentar controlarme… ¡que era lo que yo estaba haciendo! Y por lo tanto siento mucho el dolor que causó mi acusación.”

Tengo que hacerles saber que los escuché y los sentí repitiendo la razón por la que ellos están heridos y disculpándome por causar el dolor. No importa si tenía la intención de causar dolor o no – si puedo sentir su dolor siempre soy capaz de validarlo. Y la mayor parte del tiempo, todo lo que la otra persona desea escuchar es que siento mucho haberla herido. Sepan que esto no incluye ninguna promesa de cambiar mi comportamiento – Simplemente estoy validando su dolor.

¿Pero qué pasa si me doy cuenta de que no puedo validar el dolor y la herida del otro? ¿Qué hago entonces? Tengo que regresarme y hablar con mi Niña Interior porque se que ella me está bloqueando para que no sienta el dolor del otro. ¿Por qué? Porque teme que la voy a abandonar si siento el dolor de Shaun. Ella me bloquea para no sentir el dolor de Shaun porque es un tipo o nivel de dolor que yo le he dicho que nunca quiero sentir… por lo tanto el bloqueo. Entonces hago un acuerdo con mi Niña Interior de que no la voy a abandonar si siento los sentimientos de Shaun. Me doy cuenta cuando está de acuerdo porque comienzo a sentir el dolor de la otra persona… en este caso el dolor de Shaun.

Entonces eso es todo… esas son las etapas de la limpieza emocional. El solo hecho de conocer estas etapas y saber qué esperar me ha dado mucho alivio cuando estoy en medio de mis problemas. Cada vez que paso a través de ellos los resuelvo un poco más y soy capaz de gatear un poquito más rápido para salir de mi hoyo proverbial. Es mi esperanza que con este artículo tengan un mapa suficientemente claro para navegar a través de su jungla de limpieza emocional y encuentren la forma de salir de sus hoyos emocionales.

¡Namaste!

Nicole Canter, Consejera Galáctica
Blue Star Services

EXCELENTE NOTA, COMPARTO: El auténtico proceso de separación de una pareja‏

Comparto esta excelente nota , es muy clarificador como explica el proceso de separación y las condiciones para que sea saludable y nos permita quedar en paz con el otro y disponibles para una nueva etapa.

Dar por finalizada una relación de pareja o un matrimonio y separarse físicamente es solo la cara visible de la cuestión. Hacer que nuestra alma se despida de todo lo que fue (y de lo que no fue) es la cara no tenida muy en cuenta de este tema. Si la despedida del alma no ocurre, si no pudimos “soltar” al otro, quizás podremos volver a estar en pareja pero difícilmente estaremos en condiciones de abrirnos al amor. Voy a traer el ejemplo de Teresa, una paciente, cuyo proceso nos ayudará a entender los entretelones de un camino un tanto difícil de recorrer.

Decisión y expectativas

“Esto no da para más. Ya le propuse hablar con los niños y así poner fin a nuestro matrimonio. Necesito rehacer mi vida, olvidarme de él, dejar de sufrir. Desde ahora borrón y cuenta nueva, me duele por los niños, pero a la larga lo entenderán y yo no aguanto más, quiero dar este paso y empezar ya mismo una vida nueva”.

Cuando Teresa trajo estas palabras a mi consultorio pensaba que estaba dando el último paso para cerrar un capítulo importante de su vida. Pero la verdadera separación es un camino del cual Teresa sólo había recorrido el principio. La separación física es la culminación de una parte de un proceso que comienza a gestarse cuando el terreno de la relación de pareja se vuelve árido, la magia se pierde y no hay manera de recrearla. Notamos que la relación se va lastimando y la vida en común nos trae sufrimiento, entonces la idea de la separación aparece al acecho, sobre todo cuando dentro nuestro sentimos que el divorcio ya ha ocurrido más allá de nuestra voluntad, entonces desembocamos en la dolorosa decisión. Pero necesitamos saber que la separación no es un suceso, sino un proceso, un camino que necesitamos recorrer antes, durante y después de separarnos físicamente. Como todo proceso lleva un determinado tiempo, y sólo cuando lo completamos, sólo cuando nuestra alma pudo “soltar” al otro, estamos en condiciones de aproximarnos a la paz que necesitamos para vivir saludablemente.

Como en el caso de Teresa, en algunas ocasiones la separación alimenta la idea que es posible comenzar ya mismo una vida nueva, “borro y comienzo otra vez”. Efectivamente, en ciertos casos, hay quien experimenta inicialmente una sensación de libertad, de movilidad, como si se hubiera liberado de una mochila que le dificultaba la marcha, creyendo que el otro se ha “borrado” mágicamente de su vida: “Ni me acuerdo de él”. Sin embargo con el tiempo, algo sucede y la historia pasada comienza a pesar nuevamente. También hay quienes sienten profundamente la ausencia del otro y acuden al consultorio para que el terapeuta “se lo saque de la cabeza” o, para usar las palabras de Teresa, “se lo extirpe” para que pueda rehacer su vida.

“Extirpar” al otro

Abordar la separación con esta mentalidad “quirúrgica” alimenta expectativas que sólo traen desilusión. En el alma no existe el olvido, nada se puede borrar ni extirpar: Podría amputarme una pierna, pero aún en ese caso, tendré la presencia de esa ausencia. Así sucede con las relaciones íntimas, por eso un vínculo nunca termina, mucho menos cuando hay hijos de por medio. Podemos terminar la relación, pero el vínculo sólo podemos cambiarlo, transformarlo y si queremos reabrirnos a la salud emocional y al amor, necesitamos la mayor dedicación para lograr que ese vínculo quede inscripto lo mejor posible dentro nuestro.

Decir estas palabras en el proceso de separación cae como sal sobre una herida. “¡Cómo querés que quede con un buen vínculo con ese chanta!”, intentaba explicarme Teresa.

Es esperable que luego de una separación –en especial si fue algo tormentosa– queden sentimientos intensos que necesitan expresarse, nos sentimos tomados por el odio o nos situamos como víctimas “involuntarias” de las acciones del otro con el consiguiente resentimiento. Entonces queremos buscar sosiego por el camino equivocado: borrar nuestra ex pareja del mapa, “para mí, de ahora en más, no existe”, decía Teresa, sin advertir que el ex marido forma parte indisoluble de su historia. Sucede que cuando no conseguimos superar el odio y el resentimiento normales de los primeros momentos, cuando quedamos estancados en ese enojo, aquél que queremos olvidar aparece en nuestra escena actual, nos dice “aquí estoy” en cada sentimiento intenso que experimentamos. Es difícil despedirse, por eso a veces elegimos quedar ligados por el odio. Pero esta manera de estar unidos nos causa daño tanto a nosotros como a nuestros hijos, por eso necesitamos superar esta situación. Resulta crucial descubrir esta paradoja: Creemos que el odio y el resentimiento son factores de separación, cuando en realidad nos mantienen unidos y nos dificultan la despedida. Porque de eso se trata, de posibilitar la despedida. ¿Pero cómo podríamos despedirnos de quien tenemos tan presente todo el tiempo?

Aceptando la propia historia

En ninguna relación afectiva cercana podemos borrar al otro. “Mi hermano ha muerto para mí”, por ejemplo, es otra de las expresiones representativas de un intento inútil. No es posible borrar lo que sucedió, nos guste o no lo sucedido está dentro nuestro y sólo cabe aceptarlo.

“Vos dirás lo que sea pero yo estoy en camino de borrar esa parte. Para qué quiero conservar algo que es puro dolor”, afirmaba Teresa. Sucede que al borrar parte de nuestra historia, borramos una parte nuestra, queda un hueco, un vacío y esa sensación nos ha de perseguir por la vida impidiéndonos el acercamiento a la paz interior y la felicidad. Justamente en los momentos en que nos hemos sentido felices decimos espontáneamente, “me siento pleno”, o sea completo, y eso no ocurre cuando pretendemos borrar una parte.

Necesitamos aceptar nuestra historia. Aunque la aceptación tenga mala fama y pareciera un gesto de debilidad, sin embargo sólo se trata de reconocer lo inevitable: Aceptamos lo que sucedió, simplemente porque ha sucedido, es un hecho, es pasado. Puede no gustarnos, podemos querer no repetirlo, pero la falta de aceptación de lo ocurrido nos lleva sin darnos cuenta hacia una batalla perdida: luchar contra lo que fue. Si pudiéramos detenernos y reflexionar en calma nos sorprendería cuan a menudo estamos sutilmente trabados en una batalla con el pasado, gastando energía en el inútil trabajo de cambiar lo que fue.

Dicho así pareciera que nadie se embarcaría en algo que parece un acto fuera de toda lógica, sin embargo, si pudiéramos acallar nuestras argumentaciones y pensamientos e indagáramos en lo profundo de nuestro corazón nos descubriríamos, más de una vez, embarcados en ese intento.

Esquivando al dolor

Negar el pasado o procurar torcerlo parece una estupidez, sin embargo el hecho que esta acción se repita no es una muestra de ineptitud, sino un intento fallido para evitar el dolor. En ese sentido evitar la aceptación es un acto que tiene su inteligencia interna y el odio y el resentimiento son herramientas que nos evitan entrar en la aceptación y el dolor. Al principio hay un alivio aparente, pero cuando la situación perdura, el costo a pagar es infinitamente caro.

Volviendo a nuestro ejemplo. Teresa quería borrar al ex marido de su cabeza porque era “odiable” y traía pruebas contundentes, al menos desde su punto de vista: “No me pasa el dinero suficiente, no se ocupa de los niños como debería, yo estoy desecha y él la pasa de lo mejor…” Los reclamos ocuparon sesiones y sesiones, estaba completamente aferrada a la “justicia” de sus reproches. Sucede que ni bien ocurre la separación nos parece muy importante saber quien tiene la razón y no queremos saber nada de responsabilidades compartidas, como si asegurarnos que estamos del lado de la “justicia” sirviera para algo. Es sorprendente la energía que gastamos en declarar al otro como culpable de todos nuestros males y lo poco que esto nos alivia. Aunque logremos que un tribunal universal declare nuestra inocencia y la culpabilidad total del otro, igual estaremos tristes porque la razón en cuestiones del corazón es un instrumento ineficaz. Lo más importante es aquello que era tan bueno y se quebró, o quizás lo que nunca pudo ser; éste es el dolor que subyace y no lo podemos aliviar con justicia. Al principio creemos haber entrado en el dolor porque estamos sufriendo, tal como me decía Teresa: “Estoy aquí desecha en un mar de lágrimas y me decís que no he entrado aún en el dolor” “Te he dicho todo lo que me ha hecho sufrir su forma de ser”. Pero en ese sufrimiento se oculta el resentimiento: “Sos vos quien me hacés sufrir, es tu culpa”, estoy centrada en el sufrimiento debido a las acciones del otro.

Entrar en el dolor es poder entrar en contacto con la tristeza, de la misma manera que cuando muere un ser querido; a nuestro corazón poco le importa de quien fue la culpa, sólo siente el dolor inmenso de esa ausencia.

Con el tiempo vamos descubriendo que ya no necesitamos escaparnos por la vía del enojo, como si nuestro corazón pudiera decir: Que pena que fue así; que triste es esto que nos pasó! Así como detrás del odio está el dolor y la tristeza; detrás de la tristeza está el amor que nos devuelve nuestra conexión con la vida.

El papel del enojo

No se trata de suprimir el enojo, de hecho en los momentos previos y posteriores a la ruptura es muy difícil no enojarnos y por lo tanto necesitamos expresar y canalizar nuestro odio de la forma que menos daño cause. Por otro lado, como ya dijimos, si pudiéramos trascender (no suprimir) lo que aparecería debajo es el dolor, dolor por lo que no fue, el dolor de la renuncia a las expectativas que teníamos, el inmenso dolor por la pérdida de la familia tal cual era y tanto queríamos. A veces “duele tanto dolor”, entonces tomamos el camino del enojo como una alternativa menos dura, y el enojo cumple allí cierta función. Sin embargo si nos estacionamos en el reproche hacia el otro, nos ubicaremos en una situación que daña a nuestros seres más cercanos, pero por sobre todo nos daña a nosotros mismos, porque el odio daña a quien lo posee. Cualquiera de nosotros sabe por experiencia el estado de displacer y sobresalto en que caemos cuando estamos tomados por el odio. El resentimiento aleja al amor. Cuando estamos resentidos no podemos disfrutar ni siquiera de aquello que más deseamos, por ejemplo, nuestros hijos. Es verdad que los hijos nos calman y nos conectan con el amor y muchas veces son un bálsamo, pero necesitamos estar bien, independientemente de ellos, porque de lo contrario ellos perciben que son el vehículo de nuestro bienestar y resulta demasiada carga para un niño sostener la felicidad de un padre o una madre. Podemos nutrirnos de su amor, pero sin usar su columna vertebral de bastón para sostenernos.

No hay hechos, solo interpretaciones de los hechos

Superar el odio es una frase, pero ¿Cómo lograrlo? Cómo calmarse cuando estamos inmersos en una cantidad de “hechos” que nos instalan en el lugar del enojo. Sucede que lo que me enoja no es tanto el hecho como la interpretación que yo hago de él.

Para aclararlo, sigamos con el caso de Teresa. Uno de sus primeros relatos fue la supuesta infidelidad de su marido con una compañera de trabajo. Tal como ella lo contaba parecía que el futuro de la pareja dependía de la comprobación de ese hecho. Su actitud era similar a la de un “detective profesional”. Revisaba celulares, notebooks, correos, bolsillos, automóvil, cestos de basura….. todo aquello que pudiese revelar alguna “prueba”. Si era verídico todo se acabaría y si era falso todo seguiría “normalmente”. Recuerdo su asombro cuando le pregunté qué interpretación tenía ella de lo que estaba sucediendo, más allá si era cierto que hubiera de por medio una amante o no. Con la cara roja me increpó: “¿Cómo más allá de que sea cierto? ¿O sea que para vos el hecho que mi marido me haya traicionado o no es sólo un detalle?”. Lo que yo trataba de mostrarle es que una infidelidad no tiene una interpretación fija, tal vez sea la muestra de una crisis momentánea de la pareja, una crisis personal, o quizás se trate de la evidencia de irreparables desencuentros profundos, etc., etc. También podríamos pensar en distintos “grados de infidelidad”, considerando cuestiones como si se trató de un único encuentro, si hablamos de una “profesional” con costo incluido, si llegó a establecerse o no un vínculo con la otra persona, el tiempo transcurrido, la frecuencia etc., etc. Con esto no quiero minimizar ni hacer una apología de la infidelidad, porque desde ya es una sorpresa nada agradable para quien le toca sufrirla, pero sin embargo para mí lo más importante es lo que le sucedió y lo que le está sucediendo por dentro a la pareja, más allá de la existencia o no de un/una amante. Esto es, puede no haber amante y la pareja igualmente estar mortalmente dañada.

Así como una infidelidad puede tener distintas lecturas, resulta crucial para aflojar el enojo, aceptar que la entera relación de pareja tiene, al menos, dos lecturas: la de cada uno de los integrantes y que no hay una verdad, sino sólo miradas. Cuando miro un hecho lo estoy haciendo con los anteojos construidos con los materiales de mi historia, que pueden tener diversos y variados tonos, y esa es MI verdad y no “la verdad” mientras el otro tiene SU verdad. Esto no resulta novedoso, al contrario, nos cansamos de declamarlo por fuera, sin embargo por dentro pensamos que nuestra verdad es “más verdadera” que la del otro. En las acaloradas discusiones que rodean a la ruptura de la pareja tratamos de imponernos ya que es más fácil pensar que el otro es un necio que aceptar que su verdad y la de uno no coinciden y admitir la tristeza del desencuentro que está aconteciendo.

Preparando la despedida

El odio nos ata irremediablemente a aquél de quien, justamente, estamos intentando separarnos. Necesitamos corrernos de ese sentimiento que es fuente de displacer. Dijimos que un camino posible era contemplar que nosotros tenemos sólo una interpretación de lo ocurrido, mientras que el otro tiene otra mirada, y que lo más importante no resulta saber cuál es la “verdadera”, quien tiene la “razón”, sino reconocer que el encuentro no se produce (y eso es triste!), y así damos paso a la posibilidad de estar tristes por el desencuentro sin estar enojados, y entonces ya no necesitar más acusar al otro, o dicho de otra forma, podemos aproximarnos al discutido tema del perdón.

“O sea que después de todo lo que me hizo, ahora pretendés que disfrute de mi perdón. Así él queda tranquilísimo y yo muerta de bronca”, protestaba Teresa. El perdón también tiene mala fama, se ve como una gracia que se le otorga inmerecidamente al otro cuando deberíamos mirarlo como un gesto de consideración hacia nosotros mismos, porque perdonar es esencialmente cancelar las demandas, las condiciones y las expectativas hacia el otro, es aflojar los requerimientos para que sea o actúe de determinada manera. Es reconocer lo inevitable: El otro es quien es. Cómo si pudiéramos decirnos, parafraseando a Fritz Perls:

Hubiese sido maravilloso que hoy me encantara tu forma de ser, como sucedió allá y entonces.

Me hubiera gustado que hubieses actuado a la manera que yo necesitaba, pero vos no estás aquí para ser quien yo quiero que seas, quizás tampoco yo actué de la manera que vos necesitabas.

Sería de mucho beneficio que pudiéramos aceptar –de corazón– que cada uno es quien es, porque en el fondo los dos queremos lo mismo:

Ser aceptados tal cual somos.

Así, puedo no elegir estar a su lado, puedo no olvidar lo sucedido, de hecho, algunas veces es bueno recordar para protegerse o para aprender de la experiencia, pero puedo perdonar.

En las relaciones íntimas la mayoría de los conflictos se asientan en expectativa que el otro cambie, que deje de ser quien es y como ese intento está destinado al fracaso vamos fabricando una consecuencia inevitable: el enojo. Por eso cuando cancelamos estos requerimientos -y a eso yo lo llamo perdón- liberamos la energía que consumíamos en torcer “las equivocaciones” del otro. Es sorprendente la energía física y psicológica que lleva sostener el odio.

Este razonamiento reparador vale aún para nosotros mismos, porque no sólo puede haber enojo, en su lugar puede aparecer la culpa que no es sino enojo contra nosotros mismos. En este caso no se trata de las “equivocaciones” del otro sino de las propias. Es necesario recordar que todos hacemos lo mejor que podemos dada nuestra historia y nuestras posibilidades. Esto lo declaramos, pero en el fondo no lo creemos. Nos decimos fracasados sólo porque la realidad no coincide con las expectativas que tuvimos o tenemos. Solemos recriminarnos: debería haber hecho esto, debería haber dicho o debería haberme callado….. pero lo cierto es que no pudimos hacer otra cosa y podríamos probar –y como terapeutas solemos hacerlo– que cada uno hizo lo que podía. Si entendiéramos esto con el alma cancelaríamos las demandas, porque para colmo son demandas sobre el pasado que sólo nos agregan un sufrimiento inútil, y podríamos conectarnos con el amor incondicional hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Un lugar en el alma

Cuando conseguimos, de corazón, cancelar las demandas, cuando pudimos penetrar en nuestras creencias y actitudes para descubrir las expectativas escondidas (sobre mí y sobre el otro) y renunciar a ellas, damos paso a la posibilidad de encontrarnos frente a frente, desnudos de toda armadura, vulnerables, con todas nuestras fortalezas y debilidades, invadidos quizás por la pena de lo que no pudo ser o de lo que se perdió, pero llenos de bondad y aceptación, sólo entonces podremos darle un lugar en nuestra alma, el lugar que tuvo en nuestra vida, no más, pero tampoco menos.

Así llegamos al final del camino y ahora sí estamos en condiciones de despedirnos y lo haremos con un escrito de Hellinger:

Te quise mucho. Todo lo que te di, lo di con ganas.
Tú me diste muchísimo y lo honro.
Por aquello que entre nosotros nos fue mal,
yo asumo mi parte y te dejo la tuya
Y ahora te dejo en paz…

Entonces recién podrá volver a nosotros la paz interior y la conexión con la fuente de amor incondicional que tenemos dentro, aquella que nos ayuda a cerrar dolorosamente esta puerta y nos guiará para lograr percibir las puertas que la vida nos irá abriendo a cada paso.

“Todo (No) Terminó”. Prólogo de Jorge Bucay
Enviado por Lic. Fabián Ariel