“LAS SIETE ENERGÍAS MÁGICAS DE SANACIÓN DE KRYON”.

 

“LAS SIETE ENERGIAS MAGICAS DE SANACION DE KRYON”

KRYON a través de David Brown

Traducción: Héctor Santos Ramallo

(Edición: Anita Manasse)

(Una visión general de las siete energías que se han canalizado con el  propósito de la curar al Niño Interior fácilmente.)

 

La primera energía es la energía de la RESPONSABILIDAD que es la capacidad de respuesta. El niño es de la forma en que es porque  ustedes no saben cómo responder a ella para dar gracias al milagro de lo Divino y el don de la responsabilidad de la energía del universo que vendrá a ustedes y les dará la información, los conocimientos, la sabiduría para que sean capaces de manejar a este niño. La responsabilidad se correlaciona con el Chakra CORONA.

La segunda energía es la energía de la DISCULPA. El niño necesita saber que es oído, la energía de la disculpa, abrirá al niño a ser receptivo. Ustedes saben cuando un niño es realmente lastimado, todo lo que quiere hacer es empujarle fuera, no desea ser tocado por lo que

sólo le empuja lejos. La energía de la disculpa fluirá en el niño y disipará el impulso de empujarle fuera. Este aspecto del niño que los está es empujando lejos de la Divinidad, no permite que el amor divino fluya hacia adentro. La disculpa se correlaciona con el TERCER OJO.

La tercera energía es la energía del PERDON. Por lo tanto, debido a la disculpa el niño se abre a perdonar y recibir perdón. El Perdón se correlaciona con el CENTRO DE COMUNICACIÓN.

El cuarto de energía es la energía del AMOR y siempre invocamos estas energías dando las gracias a lo Divino por el milagro y el regalo de la energía de lo que sea, del amor en este caso. Hagan a su dios lo suficientemente grande como para sanar a este niño, que detenga este

patrón de comportamiento que no funciona más. El amor se correlaciona con el Chakra del CORAZON.

La quinta energía es la energía de la REDENCION, la rendición de todos estos comportamientos que no funcionan. Rendir para ganar. Ustedes están renunciando a lo que no funciona. La Rendición proviene del CENTRO DEL PLEXO SOLAR – su centro de poder. Cuanto más te rindes, más potente serás.

La siguiente es la energía de la GRATITUD y esta energía nunca debe ser subestimada. Gratitud es la gracia, es todo lo que tiene que ver con su creación. Cuanto más están creando en la voluntad divina hay más alegría, felicidad y éxtasis en su vida. Por supuesto que está en

el Chakra de la CREACION.

La energía final, es la energía de DEJAR IR. Es como un árbol que en otoño deja ir sus hojas. Si el árbol no deja ir sus hojas, como mínimo, impedirá su crecimiento. Finalmente, el árbol morirá. Por lo tanto, la energía de dejar ir es el elixir de la vida. Dejar ir no es empujar algo fuera, es dejar ir lo que ya no sirve. Dejar ir es hermoso, sólo dejen que pase. Tenemos que estar abiertos para que podamos ser libres. Dejar Ir se correlaciona con el Chakra BASE.

MEDITACIÓN CANALIZADA: LAS SIETE ENERGÍAS MÁGICAS DE SANACIÓN DE KRYON.

Cierren los ojos y vayan hacia dentro… sean como una esponja, finjan que son una esponja y todas las energías de Kryon están aquí. Sus propios ángeles están con ustedes, su espíritu guía está a sus pies.

Pongan los pies sobre la tierra y conéctense con la Madre Tierra a través de las plantas de los pies, y consigan la conexión… conéctense con el Padre del cielo a través de su Chakra Corona… permitan que esas energías fluyan a través de ustedes, las energías del Padre del Cielo y su Madre Tierra…

Sientan lo que sienten… observen su respiración… dejen venir los sentimientos y déjenlos ir. ¿Qué sienten cada vez que está bien? Es exactamente la forma en que están destinados a ser acepten sus sentimientos… … si se sienten heridos, si se sienten enojados, si se sienten tristes, está bien, es normal esto es una experiencia humana… cuando el Amor comienza a fluir, quizás puedan empezar a tener toda clase de pensamientos extraños, pero estos son ustedes liberando todos los pensamientos que no son amables por lo que deje ir y venir estos pensamientos, está bien. Lo que está pensando está bien, dejen que los pensamientos vengan y dejen que se vayan… Relájense, yendo más y más y más profundo. Lo que sea que sientan déjenlo llegar y déjenlos ir…

Miren directamente a los ojos de su madre y conéctense con lo que hay dentro de los ojos de su madre, lo que sea que este en los ojos de su madre acaben de aceptarlo, en la aceptación está teniendo la responsabilidad de lo que ustedes eligieron. Esto es lo que se eligió para esta vida, lo que ven en los ojos de su madre son las lecciones de esta vida, lo que pueden aceptar tomando responsabilidad y, en última instancia, dejarlo ir. Será su lección aprendida. Dejen que los sentimientos vengan y dejen que los sentimientos se vayan… al mismo tiempo invoquen las siete energías de sanación mágica de Kryon a través de su corazón dentro del corazón de su madre.

La primera energía es la energía de la RESPONSABILIDAD, no sólo intelectualicen la responsabilidad, permitan que la energía fluya.

Recuerden que la vida es un sentimiento, no un ejercicio intelectual.

Dejen venir realmente el sentimiento, la energía de la responsabilidad. Dejen que los sentimientos vengan y déjenlos ir.

Ustedes están teniendo la plena responsabilidad de elegir a su madre, todas las cosas que su madre tiene y todos los dones que ella no tiene. Eso es lo que eligieron para esta vida.

Ahora vamos a permitir que fluya la energía de la DISCULPA. Ustedes podrían preguntarse “¿Por qué pedir disculpas a mi madre?” Porque ella tuvo que comportarse de cierta manera para que ustedes puedan tener su experiencia de vida, y también pídanse disculpas a sí mismos… dejen fluir la energía de la disculpa por donde sea necesario… Dejen que

las energías fluyan siempre por donde sea necesario que fluyan y cuando estas energías fluyan recuerden que lo que sienten es normal.

Dejen que los sentimientos vengan y dejen que los sentimientos se vayan. Dejen que los sentimientos vengan y déjenlos ir.

La tercera es la energía del PERDON. Dejen que la energía del perdón fluya a través de su corazón al corazón de su madre y donde más se necesite para que fluya, de nuevo a su ascendencia a todas las madres de su madre… Déjenlo fluir donde sea necesario que fluya. Lo que venga a su mente o sienta que requiere el centro del perdón, dejen que suceda.

¿Qué es el perdón en última instancia? En este caso, es una parte de ustedes que se convirtió exactamente en su madre, exactamente igual que ustedes se convierten en su madre y aceptan todas las emociones entre ustedes y su madre se vuelve a lanzar, que es lo que realmente es el perdón, de modo que no hay que aferrarse, allí no hay ira, no hay daño, no hay tristeza, solo esta ahí.

La siguiente energía es la energía del AMOR y estoy seguro de que todo esto es que su madre quiere amar y ser amada. Por lo tanto, amar y ser amado. Dejen que el amor fluya a través de su corazón al corazón de su madre y donde más sea necesario que fluya, permítanse una profunda, profunda conexión con su madre, en la conexión con su madre está la conexión con la Madre Tierra. Cayendo más y más y más profundamente en su cuerpo… agradezcan verdaderamente a la Divinidad por este milagro, el regalo y la energía del amor. Y, a sabiendas de que se trata de un universo electrónico, de que son un reflejo directo de su madre, hasta el último átomo.

Ahora, la próxima energía es la energía de la RENDICION. La rendición de todas esas energías que no les permiten conectarse con su madre… de la madre es de donde viene toda la nutrición, el cuidado y el amor… viene de su abundancia. Como un árbol pone sus raíces profundas en la Madre Tierra es lo misma para ustedes… una vez más los sentimientos vienen y déjenlos ir, la rendición de todos los comportamientos, todas las emociones, todos los pensamientos que los desconecta de su madre.

La siguiente energía es la energía de la GRATITUD. Agradezcan a la Divinidad por el milagro y el regalo de la energía de la gratitud. Dejen que fluya la gratitud a través de su corazón al corazón de su madre y llénenlo con gratitud. Agradezcan a su madre por los regalos que ella les dio… y los regalos que no les da… cubran todas las bases… llénenlas con gratitud… permiten el flujo… permitan ser como una esponja que absorbe gratitud… realmente obtengan la energía de la gratitud, la energía de la creación, los que son agradecidos conseguirán más… conseguirán más de su madre, más de su conexión con la Madre Tierra, más abundancia, más amor, más alegría y más libertad.

La siguiente energía es la energía de DEJAR IR. Agradezca a la Divinidad por el milagro y el regalo de la energía del dejar ir. Una vez más, dejen que fluya a través de su corazón al corazón de su madre a donde tenga que ir… dejen que les llene de Amor, de Amor y de soltar. El elixir de la vida es dejar ir… así que, sea lo que sea que no funciona… déjenlo ir, el cien por cien de las veces vendrá algo mejor… así que vendrá…

¿Cuál es su sueño? Dejen venir a su sueño y dejen que tome el lugar de lo que han dejado ir. Una vez más cuanto mas entra su sueño a su cuerpo habrá más emoción con que lidiar los sentimientos… déjelos entrar, deje que los sentimientos se vayan… dejen ir y venir a los sentimientos…

Ahora se encuentran en la parte superior de una escalera caracol. Hay un letrero en la parte superior de la escalera en espiral y en ese cartel está escrito: “Estoy muy, muy enojado con Dios, no voy a perdonar a Dios”. Permítanse a caminar por esas escaleras, en esta escalera de caracol, pasando más y más y más profundo…

En la parte inferior de estas escaleras se encuentra un aspecto de su niño interior que ha estado muy dolorido y que está empujando al pequeño niño lejos de la Divinidad. Baje más y más y más profundo hasta encontrar ese aspecto de su Niño Interior. ¿Qué ocurre en nuestra infancia que nos fragmentamos? Y lo que queremos hacer ahora que estamos trayendo a este niño para convertirnos en parte de él…  sigan adelante más y más y más profundo por las escaleras hasta encontrar la parte de ese niño. Si lo desean pueden pedir a Kryon que vaya con ustedes por esas escaleras… dejen que Kryon esté allí con ustedes y su Niño Interior… dejen a Kryon fluir entre todas sus células y todo su ADN, llenándose ustedes mismos con Kryon y de Amor…

Una vez que hayan encontrado a su pequeño niño en la parte inferior de la escalera permitan la sanación de las siete energías de Kryon, las siete energías mágicas de sanación… la Responsabilidad, la Disculpa, el Perdón, el Amor, la Rendición, la Gratitud… gratitud por todo el sufrimiento de este niño, gratitud, porque este niño tenía que estar lastimado para que ustedes puedan tener su experiencia.

Quizás el niño esté enojado con Dios, y el niño puede estar enojado con ustedes… y tal vez si su niño está enojado con ustedes entonces ustedes pueden estar enojados con su pequeño niño… entonces permitan estas siete mágicas energías de sanación de Kryon a través de todas estas cuestiones… dejen que los sentimientos vengan y dejen que se vayan… Si su niño está enojado con ustedes y ustedes están enojados con su niño ahí hay un aislamiento y nunca conseguirán lo que realmente buscan en la vida. Así pues, dejen los sentimientos venir y

déjenlos ir… En esta energía, la curación será fácil.

Cuando su niño se ve seguro, querido y seguro, pueden dejar que él entre en su corazón… dejen los sentimientos venir y dejen los sentimientos ir… dejar ir y venir los sentimientos… sus sentimientos son su puerta de entrada a su libertad… lo que sienten y dejan ir se ha ido para siempre…

Entonces, cuando ustedes sientan que están listos llegarán lentamente a despertar su conciencia…

Qué significa ser el espectador Wayne Dyer

 

Tómese un momento para reflexionar sobre cómo se ve a sí mismo. Mientras lo hace, piense en lo que significa decir: Estaba diciéndome a mí mismo que..».

 

Descubrirá que la frase da a entender que usted es dos personas. 

 

Una persona es el «yo» que estaba diciendo. La otra es el que recibía las palabras del que hablaba. El yo le hablaba al mí mismo, cosa que, cuando uno examina sus diálogos internos, se hace centenares de veces al día. Cuando se cultiva la condición de espectador uno se aparta tanto de la posición del yo como de la del mí mismo. 

 

Aquí, desde un espacio invisible, ajeno a su cuerpo físico, el espectador se desprende de todas las emociones, sentimientos y comportamientos. Desde ahí, el espectador observa amorosamente el acontecer de toda su vida. 

Hace varios años traté un caso en el que la paciente sufría lo que ella llamaba tristeza terminal. Estaba siempre deprimida. Describía sus sentimientos con frases como: «Todas las partes de mi ser están deprimidas.

Estoy deprimida cada día, en todo momento. Me despierto deprimida y me voy a dormir deprimida. Al parecer no puedo librarme de esta terrible sensación de depresión». 

Un día le formulé una pregunta que se convirtió en el punto de inflexión de su tristeza. 

 

Dígame, ¿ha estado advirtiendo esta depresión con mayor frecuencia en las últimas semanas? 

 

Ella respondió: 

 

Sí, he advertido que cada vez se expande más. 

 

Ahora piense con cuidado antes de responder -proseguí yo – ¿La persona que advierte eso está deprimida? – Ella me pidió que repitiera la pregunta ¿La persona que advierte eso está deprimida? – repetí. 

 

Quedó demasiado desconcertada como para responder. Pero por primera vez fue capaz de contemplar que existía otro aspecto de ella misma aparte de la depresión. 

 

Ese aspecto era la parte de ella misma que advertía la depresión. Esta que la advertía era la testigo, la observadora, que no había sido atrapada por la depresión. Esa entidad invisible, sin fronteras, era su yo espiritual.

Antes de aquella sesión, la mujer nunca había conocido esa parte de sí misma

 

Pasé meses enseñándole a dejar de identificarse con los pensamientos y sentimientos deprimentes. Aprendió a desprenderse de ellos y observarlos desde la posición del espectador comprensivo, con independencia de sus pensamientos y de su cuerpo físico. 

 

Convertirse en espectador supone un acto de amor. Nos saca del mundo de fronteras y formas y nos permite entrar en un espacio de amor puro. 

Así pues, comience ahora a advertir realidades de su vida. Advierta lo plácido que se siente, o cuánta ansiedad tiene. Advierta su apariencia física. Cuánto pesa, lo en forma que se siente y el grado de fatiga.

 

Advierta cuánto tiempo quiere pasar con su familia, en su trabajo, viajando, jugando y rezando. 

 

Déjese penetrar por todo lo suyo. ¡Sus uñas, sus hábitos de conducción, su jardín! 

 

Ahora examine el número de veces que he usado la palabra «advierte».

Recuerde que existe una actividad llamada advertir, y que incluye al que advierte y al que es advertido. Entonces, concéntrese en ser el que advierte y acostúmbrese a acudir a ese lugar de su conciencia durante su vida cotidiana. 

 

¿POR QUÉ DARLE LA BIENVENIDA A LA CONDICIÓN DE ESPECTADOR? 

 

«En mi mundo, nunca nada va mal.» Estas palabras fueron pronunciadas por Nisargadatta Maharaj en respuesta a una entrevistadora que, exasperada, le pidió a Maharaj que hablara de los problemas de su vida. 

 

Para mí, es la afirmación de mayor fuerza que haya oído jamás. La tengo presente cada día de mi vida y he hecho colgar una reproducción de la misma en un lugar estratégico de mi despacho como recordatorio de su supremo valor

 

La entrevistadora insistió en que Nisargadatta tenía que tener problemas como todos los otros seres humanos. Nisargadatta le dijo: 

 

Usted no tiene ningún problema, sólo su cuerpo tiene problemas… En su mundo, nada perdura; en el mío, nada cambia. 

 

¿Por qué diría este iluminado maestro que en su mundo nada iba nunca mal? Yo creo que se debía a que estaba hablando desde la posición del espectador comprensivo. 

 

Dentro de todos nosotros existe la dimensión eterna e inmutable de nuestro yo espiritual. Este es el yo invisible que le habla al yo físico. Es el pensador de los pensamientos. Este observador comprensivo no se revela con instrumentos científicos y no aparece en las autopsias. 

 

Cuando uno es realmente capaz de creer en el dominio espiritual del espectador, entonces nada va mal porque el mal no carece de sentido para el observador. Todo tiene su orden. Nada se cuestiona desde esa perspectiva. Es como vivir en el paraíso, donde están la eternidad y el alma, al tiempo que uno se encuentra en el cuerpo físico. Pero en este espacio, el cuerpo no es el centro de la existencia. 

 

No estoy sugiriéndole que se retire y se deshaga de todas sus posesiones materiales con el fin de hallar esa clave para la conciencia superior, aunque, desde luego, es una posibilidad. En cambio, quiero que considere cómo estas palabras de «nunca nada va mal», de «no tener problemas» y de «vivir en el mundo de lo inmutable» pueden aplicarse a su despertar espiritual. 

 

Hay muchísimo qué aprender de estas ideas. Cultivar la condición de espectador le pondrá en el sendero donde su Yo Superior comienza a influir sobre su ego físico en lugar de que suceda lo contrario. 

 

Como dice Maharaj: «Dedícale toda tu atención, examínalo con amoroso cuidado y descubrirás alturas y profundidades del ser con las que no has soñado, absorto como estás en la insignificante imagen de ti mismo». 

 

Estas palabras describen el poder y el valor de cultivar la condición de observador.- 

 

Del libro TUS ZONAS SAGRADAS, del Dr Wayne Dyer, pag 119 a 121