Abraza tu confusión! por Tahita tomado de Comunidad Conciencia

Este es otro de los artículos leídos hoy en mi programa de radio Alma, despierta, me pareció muy apropiado, porque  muchas veces sentimos la confusión como una señal de que algo anda mal, y  contrariamente a esto , nos permite romper estructuras y condicionamientos, la confusión es un estado que nos indica que estamos floreciendo…como dice el texto .Los comparto con profundo amor!

Lic Roxana D’Angiola

 

 

 

Muchas veces, se persigue la espiritualidad para superar la sensación de confusión.

Sin embargo, nos clarificamos cuando logramos abrazar la confusión como parte del despertar a nuestra verdadera naturaleza.

Estar confundidos es un avance enorme…ya que se produce cuando nos comenzamos a desmantelar de convicciones y creencias “seguras”

Pensemos en la confusión como en la maduración de una flor. La confusión simboliza que la flor olvida todos los recuerdos de cuando era una semilla, y así, pueden abrirse, develando su verdadera identidad de flor…mas ninguna semilla puede prever su estado de flor…así nos sentimos cuando entramos en brazos de la confusión…ya no somos algo…mas no percibimos aún el florecer que sigue.. Como los recuerdos de ser una semilla se olvidan, la flor, puede experimentarse no solo como flor, sino que ante ella se abre la inmensidad del jardín para explorar en el viaje único del florecer, fuera de la seguridad de la semilla que ya no es.

Durante nuestra experiencia de florecimiento, cualquier sensación de confusión nos invita a dejar de lado todas las creencias, identificaciones y apegos, todas las ideas de uno mismo, al igual que la flor metafóricamente se olvida de ser una semilla.

Irónicamente, el mismo camino espiritual nos lleva a perseguir nuevas formas para despertar rápidamente, que al final lo hacen más largo, plagado de distracciones. Cada vez que comenzamos la búsqueda de infinitas ideas espirituales, o constantemente nos involucramos en más y más prácticas, corriendo de una escuela a otra, de un grupo a otro, pasamos por alto la simplicidad de entregarnos a la confusión…pues pensamos que es algo a evitar…la mente pierde terreno y seguridad…el ego tiene que estar siempre buscando…y esa, es la manera más directa de no encontrar nada.

Como evitamos la confusión buscando una comprensión de conceptos, solemos caer en la angustia o la sensación de fracaso…derivados de una espiritualidad prestada obtenida desde afuera.

Es el momento de enfrentar la confusión con la inocencia y curiosidad de un corazón abierto.

Una vez que surge la confusión, lo único que tenemos que hacer es relajarnos en ella, como una semilla que finalmente ha encontrado un hogar en el suelo, que empieza a echar raíces en un camino de crecimiento que solo lleva a crecer…mas no avizorando aún la flor.

Las semillas no suelen necesitar demasiada persuasión una vez que las plantas, ni las flores requieren reglas específicas a seguir, ni los arroyos precisan un sin fin de ideas para saber cómo fluir.

Todo lo que necesitan es el cuidado y la amorosa atención de los elementos naturales que la Vida les provee, sin esfuerzo.

El viaje espiritual puede incluir obtener conocimientos, la repetición de prácticas, y otros estímulos al comienzo de la jornada, pero eso es solo “la zanahoria atada al palo” que la Verdad nos pone enfrente para que sigamos andando. Si bien estas experiencias nos satisfacen al comienzo del viaje, las vamos descartando en el camino. Mientras esto ocurre, sí o sí, tenemos que abandonar nuestras ideas de “seguridad personal”, para permanecer abiertos, aún confundidos sobre lo que sigue o lo que creíamos seguro, porque es de esa confusión, de ese no tener de dónde asirnos…que afloran nuestros niveles más profundos.

¿Estamos dispuestos a relajarnos en la confusión y descubrir en nosotros mismos lo que ningún concepto espiritual organizado es capaz de revelarnos? ¿O seguiremos dedicándonos, tiempo completo, a repetir citas de otros, debatir ideas sobre la verdad, y participar en prácticas que nunca llevan más que a la necesidad de más prácticas

Cuando escribo, trato de no perder de vista que…”No importa lo que sienta como adecuado para mí, en cualquier etapa del viaje, nadie nunca recibirá realmente ayuda si no le dejo navegar en su propia incertidumbre”…pues mis respuestas, no son sus respuestas.

Generalmente pasamos por alto las bendiciones de la confusión y la incertidumbre…y terminamos enredados en nociones de la verdad que otros nos proveen…pero que no nos satisfarán y seguiremos dando vueltas en la rueda “del que sabe” (ilusoriamente, claro) sin poner conectar con la parte nuestra que “todo lo sabe”

Los demás, solo pueden ofrecernos formas conceptuales de claridad espiritual…mas ellas, no sobreviven mucho tiempo si abriendo el corazón con inocencia y honestidad, nos percatamos de la enorme entrega de la flor que dejando la seguridad de la semilla, en total incertidumbre, sale a la Luz y encuentra un jardín de posibilidades en el cual florecer como SI MISMA.

Si aspiramos a despertar a la madurez espiritual, descartemos toda idea, creencia o concepto que ya sólo nos sirva para alimentar la mente hambrienta, y atrevámonos a AMAR A TODO Y TODOS…sean como sean…no importa en qué momento estén en su conversión de semilla a flor…o de piedra a arena…o de flor a fragancia…

Una semilla…puede impacientarse…mas confiemos en que el sol, sabe siempre, sin apresuramientos…cuando es hora de romper la cáscara y salir a la Luz.

MI CORAZÓN LES ABRAZA SIEMPRE!

Entrevista: “Las Neuronas espejo te ponen en el lugar del otro”-Giacomo Rizzolatti- Neurobiólogo

Hermosas almas, me encantó esta nota, porque confirma desde la mirada de un cientifico lo que ya sabemos, la capacidad que tenemos de crear una empatía y que desde nuestro sistema neuronal también se genere esta capacidad.

Lo comparto con amor, está tomado de una página amiga que lo publicó.

Los abrazo en  profundo amor!!!!

Luz a sus vidas

Lic Roxana D’Angiola

 

Cuando rezamos, oramos o meditamos, nivelamos los niveles de dopaminas de una forma inconsciente. es por eso que nos sentimos bien al hacerlo. por eso las adicciones se pueden curar. al hacer una cadena de oraciones activas las neuronas espejos conectando a una masa critica y acelerando procesos de sanación. cuando te conectas con la plataforma de neuronas espirituales aceleras los proceso de discernimiento ya que al lograr el silencio y el vacío, logras mejorar al 100 % tu atención y percepción de todo tu entorno.
E. Salazar

Entrevista a Giacomo Rizzolatti- Neurobiólogo

“Las Neuronas espejo te ponen en el lugar del otro”

“La visión es la que proporciona el vínculo para comprender a los demás”
Pregunta. ¿Qué le parece el hecho de que se comparen las neuronas espejo con el ADN?

Respuesta. Es un poco exagerado, pero quizá Ramachandran tenga razón porque el mecanismo de espejo explica muchas cosas que antes no se comprendían.

P. ¿Qué explica?

R. Por ejemplo, la imitación. ¿Cómo podemos imitar? Cuando se observa una acción hecha por otra persona se codifica en términos visuales, y hay que hacerlo en términos motores. Antes no estaba claro cómo se transfería la información visual en movimiento. Otra cuestión muy importante es la comprensión. No sólo se entiende a otra persona de forma superficial, sino que se puede comprender hasta lo que piensa. El sistema de espejo hace precisamente eso, te pone en el lugar del otro. La base de nuestro comportamiento social es que exista la capacidad de tener empatía e imaginar lo que el otro está pensando.

P. ¿Se puede decir que las neuronas espejo son el centro de la empatía?

R. El mensaje más importante de las neuronas espejo es que demuestran que verdaderamente somos seres sociales. La sociedad, la familia y la comunidad son valores realmente innatos. Ahora, nuestra sociedad intenta negarlo y por eso los jóvenes están tan descontentos, porque no crean lazos. Ocurre algo similar con la imitación, en Occidente está muy mal vista y sin embargo, es la base de la cultura. Se dice: “No imites, tienes que ser original”, pero es un error. Primero tienes que imitar y después puedes ser original. Para comprenderlo no hay más que fijarse en los grandes pintores.

P. Uno de los hallazgos más sorprendentes relacionados con este tipo de neuronas es que permiten captar las intenciones de los otros ¿Cómo es posible si se supone que la intención de algo está encerrada en el cerebro del prójimo?

R. Estas neuronas se activan incluso cuando no ves la acción, cuando hay una representación mental. Su puesta en marcha corresponde con las ideas. La parte más importante de las neuronas espejo es que es un sistema que resuena. El ser humano está concebido para estar en contacto, para reaccionar ante los otros. Yo creo que cuando la gente dice que no es feliz y que no sabe la razón es porque no tiene contacto social.

P. Pero para que el sistema de espejo funcione es necesario que exista previamente la información en el cerebro que refleja. ¿No es así?
R. En el útero de la madre se aprende el vocabulario motor básico, o sea que ya tenemos ese conocimiento, el básico, que es puramente motor. Más tarde, al ver a otras personas, el individuo se sitúa en su propio interior y comprende a los demás. La visión es la que proporciona el vínculo.

P. ¿Hacia dónde irán ahora sus investigaciones?
R. Queremos estudiar las bases neuronales de la empatía emocional en animales. Me gustaría ver si las ratas, al igual que los monos [en los que se han identificado ya varios tipos de neuronas espejo], tienen el sistema de espejo porque en ese caso, las podríamos utilizar para la investigación médica, porque los monos son animales demasiados preciosos como para hacer este tipo de trabajos.

P. ¿Y en humanos?

R. Estoy convencido de que los trastornos básicos en el autismo se dan en el sistema motor. Estos pacientes tienen problemas para organizar su propio sistema motor y como consecuencia no se desarrolla el sistema de neuronas espejo. Debido a esto no entienden a los otros porque no pueden relacionar sus movimientos con los que ven en los demás y el resultado es que un gesto simple es para un autista una amenaza.

 

FUENTE: El País