[Luna Nueva y ECLIPSE en LEO] – Un lenguaje de simplicidad y compasión tomado del blog de La mujer Lunar



Leo

Leo es el poder del corazón, la verdad personal, la niña interna herida y también sana, el autocuidado radical y profundo, la alegría de darnos lo que necesitamos sin exigir nada afuera. Leo es la alegría del corazón y la voz de la compasión … ¿Qué hemos aprendido acerca de cómo nos relacionamos? ¿Hemos entendido lo que necesitamos dejar de exigir afuera para darnos-lo desde adentro de nosotras? ¿Nos hemos asumido reinas de nuestra propia vida? ¿Hemos explorado con verdad nuestras formas codependientes de vincularnos? ¿Estamos dispuestas a soltarlas?

La codependencia es un modo de vincularnos destructivo y adictivo, que nos pide “dejar de ser” o “ser” porque sentimos que el otro nos lo pide, y a su vez, nosotras pedimos al otro que haga lo mismo… “por amor”. “Si me amas… dejarás de ser tú, y te convertirás en lo que yo quiera y necesite” es la frase que puede describir la profundidad del dolor que llevamos dentro. Porque no es que deseemos ser codependientes y tender nuestros lazos afectivos de maneras enfermizas, es que así nos adiestramos desde pequeñas que ahora, no sabemos cómo es vivirnos de forma saludable en nuestras relaciones con todos y con el todo.

Desde muy pequeñas aprendimos a justificar e incluso, cuidar, las formas compulsivas de nuestros cuidadores… aprendimos a decir sí a los maltratos, manipulaciones y exigencias de “nuestros mayores”… y cuando adultas, continuamos perpetuando estas formas. Aprendimos que si alguien nos ama deberá dejar de ser él mismo o ella misma, y se convertirá exclusivamente de nosotras; aprendimos a mutilarnos para ser amadas, y aprendimos a pedir a los otros que sutilmente se mutilen para poder recibir nuestro amor. Y esto poco tiene que ver con un pacto de amor saludable.

El eclipse del 27 de julio nos confrontó. Y nos hizo preguntas puntuales acerca de cómo nos miramos en nuestras redes y relaciones. ¿Nos conducimos de esa manera enfermiza y la llamamos “amor”? ¿Les pedimos a todas nuestras relaciones íntimas que se mutilen para mostrarnos su amor? ¿Pensamos que los otros son la causa de nuestra felicidad?

Esta Luna Nueva y Eclipse del 11 de agosto nos pide ahora HACERNOS CARGO, y desde ya cortar lazos no saludables, liberar la autocrítica y dar paso a un lenguaje de afecto y compasión con respecto a nosotras mismas y a nuestras relaciones.

LA EXIGENCIA Y LA SIMPLICIDAD

Exigir implica que hemos permitido que alguien nos arrebate nuestro poder personal, hemos caído en la ilusión de haber sido robadas o traspasadas en nuestros límites personales. Entonces exigimos lo que sentimos “no tenemos”. Exigimos tiempo, amor, cariño, mirada, ser tomadas en cuenta, ser respetadas, ser apreciadas… Y no nos damos cuenta que toda exigencia habla más de nosotras que de las otras personas o sistemas a quienes exigimos.

Esta Luna Nueva y Eclipse en Leo nos pide elevar un nuevo rezo de autocuidado. Nos pide colocar límites adecuados en tiempo adecuado para evitar sentirnos humilladas o sobre-pasadas. Este eclipse nos llama a la SIMPLICIDAD.


Mercurio Retrógrado en conjunción con la Luna y Sol, nos pide preguntarnos con total honestidad: ¿Por qué necesito tejerme con muchos proyectos y pensamientos? ¿Por qué necesito saturarme? ¿Por qué no soy coherente con mi palabra? ¿Por qué digo “adiós” hasta que estoy en el hartazgo, hasta que fui lastimada -sobre todo por mi? ¿Por qué continuo vinculándome con personas que hablan a mis espaldas? ¿Por qué no expreso con transparencia lo que necesito? ¿Por qué hago explotar mi mente y mi palabra?


Este eclipse nos pide cultivar una nueva forma de amor, y nos invita a:

– Poner límites amorosos, porque cuando un límite sale del corazón no puede ser tomado como “un capricho”, porque tenemos el derecho sagrado de poner límites que custodien con belleza nuestra energía, tiempo y espacios.

– Soltar la ansiedad por complacer a los otros, dando siempre de más para poder obtener la mirada, la calificación, la aprobación externa.

– Cultivar falsas expectativas hacia los otros, pensando que si nos aman necesitan forzosamente cumplir con las promesas que hemos imaginado de su parte.

– Permitirnos estar en paz con todo lo que no podemos controlar, permitir que lo espontáneo agregue una chispa de sabor a la vida a cada momento.

– Hacerle saber a los otros como deseamos ser amadas, y de inicio, hacerlo con el ejemplo de amarnos a nosotras mismas como queremos que otros lo hagan.

– Dejar nuestra ayudadora compulsiva a un lado. Y elegir apoyar y acompañar solamente cuando se nos pide hacerlo.

– Dejar el drama y permitirnos contactar con el equilibrio de la vida y con la aceptación paulatina de que el mundo es espontáneo, de que “siempre” significa sólo por hoy.

– Respetar a los otros, permitir que el otro o la otra florezca en su máxima grandeza mientras acompañamos y nos damos permiso también, de florecer así.

– Recordar que nunca estamos solas si estamos con nosotras mismas siempre, que la soledad nunca es sinónimo de desolación.


Este Eclipse y Luna Nueva en LEO nos pide eliminar los elementos innecesarios en nuestra vida y bienestar. Quedarnos con lo esencial y lo vital para poder continuar. Elegir la simplicidad.

¿Qué es lo esencial para nuestra vida y bienestar? ¿Cuáles son los lazos de amistad que sí son vitales? ¿Cuáles lazos están de más? ¿Cuáles experiencias cotidianas nos aportarían energía y alegría? ¿Cuáles nos drenan la creatividad y energía? Si eliges hacer lo que estás haciendo, ¿cuál sería la forma más sencilla de hacerlo y la que te proveería de mayor gozo? ¿En verdad necesitamos agregar todos esos cursos, talleres y experiencias en los próximos seis meses, para poder “ser”?

Si no es así. Entonces, sabemos muy bien lo que necesitamos soltar para cruzar este portal.


Hoy, antes de cruzar el eclipse vamos a preguntarnos ¿Qué está de más en mi vida? ¿Qué está de más en mi hogar? ¿Guardo ropa y zapatos que no me quedan o ya no uso? ¿Qué está de más en mi trabajo? ¿Tengo pilas de hojas y material que hace más de seis meses que no ocupo? ¿Agendo en mi tiempo más actividades de las que desearía? ¿Estas actividades me saturan o me energizan? ¿Cuántas palabras y pensamientos negativos acerca de mi y de mi vida me digo a diario? ¿Ocupan mi voz las palabras que desempoderan? ¿Cuántas cosas artificiales y no esenciales ocupan mi alacena y mi vida? ¿Cuántas cosas pienso que puedo hacer al mismo tiempo y en la misma semana? ¿Cuánto espacio dejo para el reposo y la creatividad?


Con este eclipse damos paso a un periodo de seis meses que cerrará con el eclipse del 21 de enero de 2019 un proceso de encuentro con la voz de nuestro corazón, soberanía, amor propio y rugido sagrado. En estos últimos meses tenemos la oportunidad de vivir lo que hemos soñado con respecto a la simplicidad, a los límites amorosos y el nuevo rezo de interdependencia entre nuestras relaciones.

Tenemos seis meses en los cuales podemos poner en práctica lo que hemos reconocido que necesitábamos para ser reinas de nuestra propia vida y corazón.

Respiremos, simplifiquemos, amemos con poder. Este portal nos espera con su luz máxima para poder elevar en amor el rezo nuevo.

Karina Falcón

Creadora de La Mujer Lunar

Publicado por

senderosalalma

psicologa con orientacion transpersonal, master reiki

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s