En el día del niño

niñez sanada

#El mejor regalo para un niño, es que los adultos sanen y liberen sus cargas#

Cuando constelamos sanamos también las heridas y fidelidades que traemos desde pequeños.
Sanamos y liberamos también las heridas que traen desde pequeños nuestros padres y ancestros y todo el sistema al que pertenecemos
Sanamos y liberamos a los niños fallecidos antes y después de nacer
Hoy mi mejor manera de honrar este día de los niños fue dar un taller de constelaciones en el cual compartimos una profunda sanación: personas que honraron a sus hermanos no nacidos; madres que constelaron a sus hijos para aliviar sus cargas…Las heridas , fidelidades y condicionamientos más difíciles vienen de las primeras etapas de la vida; cuando como adultos decidimos y elegimos sanar tenemos la oportunidad de liberar a nuestro niño.
No podemos cambiar el pasado ni lo que ha sucedido, sí podemos aceptar lo que nos tocó y liberar la carga que aún nos afecta.
Las constelaciones familiares permiten esto y mucho más,
por eso me siento tan feliz cuando acompaño y doy mi servicio para el bien de todos , al servicio de la vida.
Los niños necesitan que lo adultos sanen y resuelvan lo que traen sin resolver, es el mejor regalo que les podemos hacer…
es lo que les permite ir hacia la vida plenamente.
Nuestro niño espera que sanemos y liberemos nuestro peso, cómo adultos es nuestra responsabilidad y nuestra posibilidad de ser autónomos, libres y disponibles para la vida