ADIOS A UN AMADO POETA: MARIO BENEDETTI

El poeta y novelista uruguayo murió a los 88 años en Montevideo. Su salud se había deteriorado en el último tiempo, y había sido internado recientemente

Benedetti había sido internado en la mutualista Impasa el pasado viernes 24 de abril, debido a un empuje de una enfermedad digestiva crónica. Entonces, los doctores manifestaron que era difícil dar un pronóstico debido al estado delicado de su salud, y a la edad del paciente.

Posteriormente, fue dado de alta luego de 12 días de internación, el 6 de mayo pasado.

Según las primeras informaciones, habría fallecido en su hogar producto de un agravamiento en la enfermedad que lo aquejaba, una patología intestina crónica.

Benedetti, autor de “Quién de nosotros” (1953), “La tregua” (1960), “Gracias por el fuego” (1965), “El cumpleaños de Juan Angel” (1971), “Primavera con una esquina rota” (1982), “La borra del café” (1992), “Andamios” (1996), ganó del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, y era uno de los más destacados poetas latinoamericanos.

El próximo miércoles 20 de mayo, el autor iba a ser distinguido en Montevideo como parte de un ciclo de homenajes promovido por centros culturales españoles y uruguayos.

Un largo camino

Con sus versos, ensayos y novelas, Mario Benedetti, el escritor uruguayo contemporáneo más leído en todo el mundo, logró unir a varias generaciones detrás de sus ideales de justicia social, su visión del amor y del Uruguay de mediados del siglo XX, y plasmó con palabras el dolor del exilio político.

Benedetti nació el 14 de septiembre de 1920 en Paso de los Toros, una pequeña ciudad del departamento (provincia) de Tacuarembó. Parte de su prolífica obra literaria, que incluye más de cincuenta títulos de diverso género, fue musicalizada por famosos compositores y cantantes -como el español Joan Manuel Serrat, el uruguayo Daniel Viglietti y el cubano Silvio Rodríguez- y fue llevada al cine.

En su juventud cumplió tareas administrativas en la Contaduría General de la Nación de Uruguay. Esa experiencia le sirvió de inspiración para sus primeras escrituras, que giraron en algunos casos precisamente en torno a la burocracia de un país con fuerte sentimiento estatista, como “Poemas de la oficina” y la novela “La tregua” (1960), llevada al cine por Sergio Renán.

En esos años también incursionó en el periodismo. En 1945 integró la redacción del desaparecido semanario “Marcha”, una publicación uruguaya de análisis político y amplios espacios para la cultura.

En 1949 publicó su primer libro de cuentos, “Esta mañana”, y un año más tarde los poemas “Sólo mientras tanto”. En 1953 se editó su primer novela, “Quien de nosotros…”.

Con “Montevideanos” (1959), que reúne varios cuentos breves que describen las peripecias de los oficinistas y de las relaciones personales en la capital uruguaya de esos años, Benedetti empezó a ganar popularidad como escritor.

Pero fue con “La tregua” que adquirió trascendencia internacional. “Gracias por el fuego” (1965) también fue traducida a varios idiomas.

Eran años difíciles para el Cono Sur sudamericano, y Uruguay se hundía en una crisis económica y política. En junio de 1973, los militares dieron un golpe de Estado con el apoyo de algunos sectores políticos y sociales, estableciendo una dictadura que gobernó el país con mano dura hasta 1985.

Benedetti, quien había sostenido posiciones de defensa de la democracia, debió abandonar el país mientras crecía la persecución a disidentes del régimen militar. Durante sus 12 años de exilio, vivió en Argentina, Perú, Cuba y España. En esos años publicó “Pedro y el capitán” (1979) y los poemas de “Viento del exilio” (1981).

En “Primavera con una esquina rota”, publicado en 1989, aborda el amor desde la perspectiva de una familia con uno de sus miembros preso por razones políticas.

En los últimos diez años, debido al asma y por recomendación médica, el escritor alternaba su residencia en España y en Uruguay, tratando de evitar el frío, pero al agravarse su estado de salud permaneció en Montevideo.

La muerte de su esposa, Luz López, en 2006, luego de seis décadas de matrimonio, fue un duro golpe para Benedetti que, según confesó, ha sobrellevado escribiendo.
En uno de sus últimos libros, titulado “Canciones del que no canta”, alude a su historia personal. “No fue una vida fácil, francamente”, ha dicho Benedetti, quien con su pluma marcó a varias generaciones.

GRACIAS QUERIDO POETA POR DEJARME ROBARTE TANTOS POEMAS DE AMOR QUE REGALÉ DESDE MI ADOLESCENCIA Y POR SER UNA FUENTE DE INSPIRACIÓN PARA TAMBIÉN ESCRIBIRLE AL AMOR CON MIS PALABRAS, HASTA LA ETERNIDAD!!!!!!!!!!!

00MARIOBENEDETTI