SUN GAZING-UN LASER NATURAL..TE CURA DE TODAS LAS ENFERMEDADES..


* Publicado por jorge carmona el marzo 28, 2009 a las 9:33am en CUSI HUASI-“La Casa de la Alegría y el Conocimiento Ancestral”

Cortesia de Carmen Ines…recopilado de HRM (Hira Ratan Manek)

1zslstLUZDELMUNDO
-Es una técnica milenaria, que se aplicaba en la antigüedad en todo el mundo, incluida Europa. Hoy quedan pocos pueblos o grupos que lo apliquen. En Bulgaria y Grecia es una práctica que ha prevalecido hasta hace poco; en Bulgaria incluso hoy lo aplican algunos médicos.

En nuestra cultura nos han enseñado a temer al Sol y a escondernos de él, cuando en realidad toda nuestra vida depende del Sol, empezando por que nutre a los vegetales, que están al inicio de la cadena alimenticia. Él es nuestro gran benefactor; equilibra la naturaleza y la ecología.

Siempre está ahí. Nos ofrece, gratis y por siempre, vida y salud. ¡Gratis! Nadie le hará pagar impuestos por estar mirando al Sol. Al final usted misma, usted mismo, como los vegetales podrá incorporar directamente la energía del Sol. Sin necesidad de hacerse dependiente de ningún gurú o maestro, el Sol directamente le nutrirá y le dará cuanto necesite. Tendrá salud física y perfecta estabilidad mental, por sí mismo. Quien depende de los jefes religiosos se vuelve débil. Con el Sun Gazing recuperamos la independencia perdida.

“La fotosíntesis no es una prerrogativa de los vegetales. La luz solar penetra dentro de la tierra, la cual lleva a cabo su propia fotosíntesis. Es así como se generan el oro, la plata, el cobre, los diamantes, las gemas preciosas.

Con el Sun Gazing hacemos nuestra propia fotosíntesis. Cogemos los fotones del Sol, los cuales constituyen una energía muy poderosa, un néctar que no está polarizado en positivo-negativo.

“Yo distingo claramente tres fases, de tres meses en tres meses. Porque puede ser que una persona quiera llegar hasta el final de los nueve meses, y conseguir así una realización espiritual, o puede ser que persiga otros objetivos.

“Al final de los tres primeros meses, que corresponden a 15 minutos mirando al Sol, la persona consigue una salud mental perfecta. Ello es previo a cualquier sanación del cuerpo y a cualquier camino espiritual. Tras esos tres meses la persona se desprende de sus inseguridades, miedos, depresiones, celos, envidias, etcétera. Al conseguir esto, la mente deja de bombardear al cuerpo con negatividad, y ello hace posible que en los tres meses siguientes el cuerpo consiga la salud. La persona puede abandonar el proceso tras los tres primeros meses si ya se halla satisfecha con ello, y seguir un mantenimiento, sin prolongar ya más los tiempos de mirar al Sol. O bien una persona puede decidir abandonar el proceso tras los seis meses, habiendo recuperado la salud, y seguir el mantenimiento. Sin embargo, si la persona tiene expectativas espirituales deberá completar los nueve meses, durante los cuales recibirá dones especiales, como la posibilidad de dejar de comer.

“El Sol tiene alma, y si lo miramos con respeto y con intención vamos a sintonizar con él; él nos cuidará y guiará. Incluso, si es usted dado a la astrología, puesto que el Sol rige a todos los planetas del sistema solar, si usted mantiene buenas relaciones con el Sol el Sol va a indicar a todos los planetas que sean favorables con usted.

La técnica es tan sencilla que puede explicarse en muy pocas líneas: usted mira el Sol en una hora segura, el primer día diez segundos tan solo, y le añade cada día diez segundos. Al cabo de tres meses, coincidiendo con el final de la primera fase, usted estará mirando al Sol durante quince minutos; al cabo de seis meses, coincidiendo con el final de la segunda fase, usted estará mirando al Sol durante media hora; al cabo de nueve meses, coincidiendo con el final del proceso, usted estará mirando al Sol durante 45 minutos.

Se ha probado que cuando el sol es suave, cuando nos llegan menos rayos ultravioleta, constituye una poderosa medicina. Vivimos en la sociedad del cáncer. Quien evite la luz solar suave adolecerá de problemas de salud, padecerá insomnio, etcétera. “Que el sol sea peligroso o no depende de la incidencia de los rayos ultravioleta. Si el índice es inferior a 2, no puede haber ningún problema. La primera hora posterior a la salida del Sol y la hora anterior al ocaso son horas seguras, y es cuando se recomiendo realizar la práctica. El Sun Gazing es inofensivo y carece de efectos secundarios adversos, contrariamente a lo que acontece con la medicina alopática, donde algunos médicos dicen que todos y cada uno de los medicamentos dejan algún efecto secundario.

Con el Sun Gazing el ojo se nutre de vitamina A, que le es tan necesaria. Ya sabe que hay gente que se opera del ojo y se le aplica el láser para corregir su visión. Con el Sun Gazing usted se estará haciendo un tratamiento láser natural.

“El año pasado, en Atlanta, cuarenta personas miraron al Sol como un desafío al punto de vista de que hacerlo es perjudicial. Se hicieron tests oculares, y dieron a conocer los resultados en un periódico local. Como consecuencia de este tipo de experiencias muchos oculistas están cambiando su opinión respecto al Sol; los de mente más abierta empiezan a recomendarlo. El Sun Gazing es beneficioso en caso de cataratas, miopía, astigmatismo, daltonismo o visión doble (patologías que no impliquen lesión del ojo).

¿Podría ser que mi ojo se lesionase?

-No se conoce ni un sólo caso de lesión actuando bajo mi protocolo. ¡Ni uno solo!, y son grupos practicando en muchos países del mundo. ¿Cuántas horas pasamos delante del televisor, o delante del ordenador? El televisor y el ordenador son mucho, mucho más peligrosos para la vista que mirar al Sol en las horas seguras. Al principio de mirar al Sol puede pasar que el ojo lagrimee un poco, que aparezca algo de conjuntivitis… Es algo normal; usted puede ponerse un simple colirio en el ojo para solventarlo.

De cualquier modo, se nos advierte de algunas patologías para las cuales es necesario tener prudencia con la práctica:

ENFERMOS QUE DEBEN REALIZAR UNA *PRÁCTIVA PREVIA ANTES DE HACER LA MIRADA FIJA AL SOL:

Hipertensos y diabéticos con microhemorragias retinianas.
•Enfermedades de los ojos que presenten inflamación, hiperemia conjuntival como el caso de las conjuntivitis, hemorragia subconjuntival o afecciones de la retina que puedan provocar sangrados fáciles.
• Enfermedades generales que en su evolución presentan diátesis hemorrágicas (tendencia a producir fenómenos de trombosis y hemorragias al mismo tiempo), como es el caso de ciertos tipos de tumores, entre ellos las leucemias.
• Enfermedades de la sangre que por presentar alteración de algunos de los factores de la coagulación tengan tendencia al sangrado fácil, como la hemofilia.

*La práctica previa consistirá en encarar cada día al Sol diez minutos con los ojos cerrados, durante dos meses, en las horas seguras. Continuar realizando el ejercicio una vez que pasan los 2 meses cuando el Sol esté más próximo al horizonte, que es cuando no calienta y su luz es menos intensa, o sea cuando está saliendo y cuando está próxima la puesta.

SIEMPRE QUE NO ESTÉ SEGURO DE TENER SUS OJOS BIEN VAYA AL OFTALMÓLOGO Y HAGA LA PRÁCTICA PREVIA.”

Transcrito de HRM (Hira Ratan Manek)

“Mirar al Sol
Shri Manek ha investigado las antiguas Escrituras Hindúes y Jainistas y ha experimentado sobre sí mismo, bajo estricta supervisión médica, una sencilla técnica científica para aprovechar la energía del sol y de la Tierra. El ha vivido 411 días durante varios años sin comida, sólo a base de agua. Ha dedicado su vida a enseñar cómo nuestro cuerpo puede conseguir energía a través de otras fuentes distintas de la comida. Las personas que han practicado este método han podido ver que sus sentimientos negativos disminuían, que enfermedades crónicas desaparecían, y que cualquier obsesión por la comida quedaba atrás.

El método de Shri Manek debe practicarse de pie, DESCALZO y SOBRE LA TIERRA. Sin zapatos, sin pisar cemento, piedra o incluso hierba del campo o césped (la hierba absorbe la energía solar). Se debe estar de pie sobre arena o sobre gravilla/barro/ tierra: los pies descalzos deben estar en contacto con la tierra. Practícalo al aire libre, una hora después del amanecer o una hora antes del atardecer. Durante este espacio de tiempo, los rayos solares no tienen mucha fuerza, y la radiación UV es menor, así que no se causará ningún daño a los ojos. Comienza observando (o simplemente mirando) al sol durante sólo 10 segundos. No lo mires fijamente ni enfoques la vista a él: simplemente míralo. Deshazte del estrés y la tensión, y relaja los músculos faciales y los ojos. Mantén una postura relajada. No es necesario mantener la mirada sin pestañear: deja que el parpadeo se produzca normalmente. Mientras lo practicas, debes buscar una actitud de “entrega” a la energía natural y cósmica del sol, así como un “auto-convencimiento” y una creencia profunda de que esta práctica te va a ayudar/curar/ nutrir. Aumenta el tiempo que “miras al sol” 10 segundos más cada día. En el plazo de tres meses, estarás practicándolo alrededor de 15 minutos. En ese momento, toda la tensión mental, los problemas, etc. desaparecerán. Esto, en sí mismo, es algo muy importante. Si éste es tu objetivo, puedes abandonar la práctica en ese momento y comenzar con la “práctica pos-mirar al sol”.

Si deseas continuar, hazlo durante otros tres meses más, aumentando 10 segundos cada día. Cuando lleves ya seis meses practicando, estarás alrededor de los 30 minutos. En ese momento, todo tu malestar y tus dolencias físicas habrán desaparecido. Si éste es tu objetivo, puedes abandonar la práctica en ese momento y comenzar con la “práctica pos-mirar al sol”. Sin embargo, si deseas continuar, hazlo durante otros tres meses más, aumentando de nuevo 10 segundos más cada día. Cuando ya hayas llegado a los nueve meses de práctica, estarás alrededor de los 44 minutos. Este es el máximo. NO SUPERES los 44 minutos. Notarás que en este periodo la sensación de hambre va a ir disminuyendo hasta que finalmente desaparezca y ya no necesites la comida nunca más.

La práctica de mirar al sol debe abandonarse en ese momento, pues ya no será necesario continuar con ella. Según Shri Manek, durante los primeros tres meses la glándula pineal se está activando, y el hipotálamo (o el camino del ojo al cerebro) se está cargando. Tras este periodo, la energía solar comienza a almacenarse en cada una de las células del cuerpo. Cuando todas ellas están cargadas ya no es necesario continuar “mirando al sol”. Solamente es necesario realizar la práctica “pos-mirar al sol” para que el cuerpo se recargue. Shri Manek explica que nuestro cuerpo necesita grandes cantidades de energía para digerir alimentos y para que nuestro cerebro/mente se ocupe de todos los problemas mentales, depresión, sentimientos negativos, etc. que sufrimos. Sri Manek asegura que, ya que la práctica de “Mirar al sol” ha acabado con todos estos problemas mentales, él se siente calmado y tranquilo, así que no utiliza/pierde energía. Puesto que ya no come, tampoco requiere energía para la digestión. ¡Así, sus necesidades energéticas se reducen enormemente y puede hacerles frente sin necesidad de comida!

Práctica “pos-mirar al sol”: ¡Sencillamente anda descalzo sobre tierra durante 45 minutos al día!

Conclusiones: No hay necesidad de “Mirar al sol” durante nueve meses ni llegar a los 44 minutos. La práctica puede interrumpirse cuando se quiera – a los tres, seis meses, etc. Notarás los beneficios según el tiempo de práctica.

Si se sufren problemas de degeneración macular, Sri Manek sugiere que se realice el siguiente ejercicio: Mirar al sol durante un segundo o dos. Tras esto, cerrar los ojos y “visualizar” la imagen del sol en el “tercer ojo” (ajna chakra – entre las cejas). Continuar concentrándose en esta imagen mental mientras dure. Cuando la imagen haya desaparecido, abrir los ojos y sencillamente mirar al sol de nuevo. Repetir el proceso (concentrarse en la imagen con los ojos cerrados). Repetir por tercera vez, hasta que la imagen se mantenga durante 5-6 minutos. En ese momento, el problema macular se habrá curado, y se podrá realizar la práctica normal descrita arriba.”
ABRAZOS DEL CORAZON!!!JORG
Compartir

Publicado por

senderosalalma

psicologa con orientacion transpersonal, Formadora y facilitadora de Nuevas Constelaciones, Terapeuta Energética

4 comentarios en “SUN GAZING-UN LASER NATURAL..TE CURA DE TODAS LAS ENFERMEDADES..”

  1. ME PARECE PERFECTO ANDAR DESCALSO CUANDO MENOS 25 MINUTOS AL DIA PISANDO LA TIERRA O EL PASTO ESTO SIRVE PARA TIRAR EL EXESO DE ENERGIA A LA TIERRA QUE TENGAMOS DE MAS EN EL CUERPO Y MUY RAZONABLE EL TRATAMIENTO PARA EL TRECER OJ0 ES PRACTICO Y TODO SE HACE CON VOLUNTAD

    1. Gracias Rosendo pr tu comentario, la práctica solar es beneficiosa para muchas cosas, principalmente sanarnos y elevar nuestra energía
      Bendiciones
      Roxana

  2. Les saludo cordialmente.

    En realidad, más que un comentario, es una consulta. Me operé hace 2 años de mis ojos y me colocaron lentes intraoculares. ¿Es posible , por lo tanto , que pueda practicar Sun gazing?

    Desde ya muchas gracias.
    bendiciones.
    Yoly

    1. Hola Yoli, gracias por tu comentario, para la pregunta que haces te recomiendo te comuniques con elblog de sun gazing enArgentina o la pagina de Hira Ratan Manek, que figura en paginas amigas, creo que Luiggi y Andrea sabrán que responderte yo estoy practicando desde hace un mes y medio, y difundo esto porque me parece maravilloso y esperanzador,
      Un abrazo a tu Alma!
      Roxana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s